Ser mujer va ligado directamente a cambios emocionales frecuentes, razón por la cual el sexo masculino muchas veces dice no entendernos. Pero ¿qué factores determinan nuestro comportamiento?

Papel de las hormonas en el sistema nervioso y el comportamiento

Solo por mencionar las hormonas más conocidas tenemos el cortisol, la insulina, la serotonina, el estradiol, la progesterona, la testosterona, prolactina, oxitocina, la tiroxina u hormona tiroidea, entre otras. Y todas se reflejan en el comportamiento, como la intranquilidad e hiperactividad en el hipertiroidismo, la inapetencia en el caso del hipotiroidismo, el deseo sexual asociado a los niveles de testosterona, y la sensación de bienestar luego de practicar ejercicio debido a la liberación de serotonina

Hablemos de dos entidades femeninas que se expresan en sus emociones, debido a los cambios emocionales que se producen.

Lea también: Tips para cuidar tu piel y cabello durante el embarazo

El síndrome premenstrual

El síndrome premenstrual afecta a 40% de las mujeres. Los síntomas del síndrome premenstrual pueden consistir en depresión, ansiedad, irritabilidad, fluctuaciones en el estado de ánimo, meteorismo y mastalgia o dolor mamario. Para establecer el diagnóstico se debe demostrar que los síntomas producen alteración significativa en la mujer durante la fase lútea del ciclo menstrual, desde la ovulación, alrededor del día catorce del mes hasta la menstruación. En los casos más graves, el síndrome premenstrual puede repercutir considerablemente en la calidad de vida de una mujer, y en los casos más extremos puede originar autolesión y suicidio.

síndrome premenstrual

Foto Referencial

La menopausia

Esta etapa se define como el cese de la función ovárica y ocurre alrededor de los cincuenta años. Siendo los ovarios los principales responsables de la liberación de estrógenos en la mujer, al presentarse la menopausia estos disminuyen considerablemente, con la consiguiente aparición de síntomas debidos a sus bajos niveles: pérdida o disminución del deseo sexual, inapetencia, insomnio, calorones o sofocones, mal humor, incluso depresión y ansiedad.

La psicología de ser mujer

No solo las hormonas influyen en la psicología femenina. Algunos estudios demuestran la diferencia cognitiva entre el cerebro femenino y masculino. Un equipo de científicos en Filadelfia (EE.UU.), dirigidos por el Dr. Verma Ragini, mapeó las conexiones neurológicas en el cerebro de los hombres y las mujeres. Encontraron diferencias de género en los patrones de conexión o «vías» entre los dos hemisferios del cerebro. Las mujeres muestran vías más fuertes entre los hemisferios derecho e izquierdo de sus cerebros mientras que las vías en los hombres conectan el frente y la parte posterior del cerebro.

Todas las mujeres sabemos, vivimos y en cierta forma padecemos de nuestra propia psique, es decir nuestro bullicio de pensamientos.  Ser mujer es llevar un remolino  de ideas en tu cabeza que a veces no te dejan ni dormir… Ojalá pudiéramos lograr todas estas cosas pero no siempre tendremos ni el tiempo para hacerlas todas, ni el colchón económico y social-familiar que hace falta para esto. Pero reconozcamos que eso es parte de la vida y del crecimiento que como ser humano vamos logrando con el transcurso de los años: aprender a manejar las emociones, sin frustrarnos.

Además la salud y equilibrio mental depende de varios factores: factores genéticos, la personalidad de cada quien, factores bioquímicos como el balance de neurotransmisores y hormonas, y por supuesto el entorno social. Todos estos influyen en nuestra sensación de bienestar.

Salud ginecológica de la mujer

Foto Referencial

Ideas para mantener nuestra salud mental femenina

  • Practica ejercicio: la liberación de serotonina que se produce con el ejercicio genera sensación de bienestar.
  • Cuida tu cuerpo: mantener la salud y el aspecto corporal contribuye a mejorar la autoestima y esto a su vez nos hace proactivas y optimistas, capaces de todo.
  • Enfócate en la resolución de los problemas que puedes resolver: acepta que algunas cosas escapan de tus manos.
  • Intenta sentirte cómoda en tu hogar y lugar de trabajo: investiga las posibilidades de conseguir otro trabajo si no estás a gusto donde laboras, y así también intenta mejorar tu hogar o cambiarlo.
  • Aléjate de personas toxicas: la queja constante a nuestro alrededor no te permitirá ver soluciones ni salir adelante.
  • Deshazte de los vicios: aunque fumar, beber alcohol o incluso drogas te permitan sobrellevar mejor las situaciones y el estrés diario, en realidad no estas resolviendo el problema.
  • Si pasas por un periodo de depresión prolongado, como una duración mayor a dos semanas, que te impide salir de casa, socializar y con ideas suicidas, pide ayuda.

Finalmente recuerda que es una bendición ser mujer y aunque sientas que en ocasiones te ahogan las emociones, somos fuertes, valientes y merecedoras de una vida plena.

Lea también: ¿Cómo podemos mantener nuestra salud en tiempos de crisis?

Por. Dra. Peggi Piñango

Comenta y se parte de nuestra comunidad