Como fisioterapeuta de una onda biomecánica y deportiva, me gusta educar y  aclarar (o derrumbar mejor dicho) algunos mitos. En mi más reciente entrevista con María Laura García, surgió el típico momento donde me preguntan: “¿y qué les recomiendas a las mujeres que usan tacones frecuentemente?”, mi respuesta, como siempre ha sido en todas las entrevistas de radio o televisión es “que los sigan usando, se ven hermosas con ellos”. Lo cual seguramente dejó, como siempre, perplejo a más de una, que siempre escuchó o sacó la conclusión que usar tacones altos o medios es malo o sugiere un riesgo para la salud y la comodidad de las mujeres.

Por eso, paso a explicar mis razones para ir en contra de ese pensamiento:

Usar tacones no debe ser un mal necesario

Muchas dirán que usar tacones, es algo así como sacrificar comodidad por ganar en belleza. Y así será si no estás preparada para ello.

En mi trabajo como fisioterapeuta en un equipo de baloncesto, hay veces que los mejores jugadores no están al  cien por ciento físicamente y aun así, el entrenador los incluye en el juego porque son jugadores muy importantes. Preferimos poner en riesgo de lesión al jugador, que pasar por el riesgo de perder el partido. Sin embargo, es responsabilidad mía, del preparador físico y del jugador, pasar por un proceso de adaptación de esas condiciones físicas y administrar al jugador ejercicios indicados para la prevención de lesiones y así reducir el riesgo de perder al basquetbolista.

Lo mismo pasa con las chicas y los tacones. Yo les preguntaría: ¿Qué tanto ejercicio físico haces? ¿Corres, caminas para entretenerte, subes la montaña? ¿Cuántas veces al día o a la semana, te acuerdas de estirar? Si hay un nivel bajo de condiciones físicas, un nivel alto de sedentarísmo, y el hacer ejercicios de estiramiento es algo que no se hace desde el colegio, no es de extrañar que duela subirse a los tacones, a eso súmenle que para muchas el usar tacones va relacionado con actividades sociales o de protocolo donde se está parado por mucho tiempo o se baila y la demanda de condición física será mayor.

El problema no es el tacón sino que no hay condiciones físicas mínimas para eso.

tacones

Foto Referencial

Lea también: Tacones ¿Usarlos provoca cáncer?

Algunas veces el problema ya estará en la usuaria

Saliendo de las condiciones físicas, ya el dolor de miembros inferiores, planta del pie, tendón de Aquiles, gemelos, muslos, cadera o espalda que asocian a el uso de tacones o a una temporada usándolos, corresponde a adaptaciones de los sistemas muscular y esquelético y la fascia que se dan como respuesta a la cantidad de carga que soporta alguna zona.

Al ser una respuesta normal de estos tejidos, no se deben considerar un problema. El origen del dolor, está o puede estar dentro de la persona. La alineación del esqueleto, la postura, la forma de andar, o incluso el factor estrés puede desencadenar el dolor.

Otras alteraciones como aparición de espolón calcáneo o juanetes, igual responden a factores internos de la persona y no al uso de tacones. Tanto sufren de estos males los atletas especialistas en maratón como las mujeres usuarias de tacón alto, siempre y cuando tengan la tendencia a desarrollar esos cuadros. Otras veces alguna lesión del pasado no tratada puede provocar las molestias.

Mi recomendación con los dolores que no desaparecen al dejar de usar el tacón es consultar con el fisioterapeuta (profesional de libre ejercicio), médico traumatólogo o fisiatra. Quienes se encargarán de evaluar y aconsejar o referir a un especialista cuando sea necesario.

tacones

Foto Referencial

Recomendaciones antes y después de usar tacones

  • Estirar es importante, muchos pacientes que me dicen no tener tiempo, les respondo que cuando están esperando a bañarse o en la ducha recuerden estirar las piernas un poco apoyándose de la pared, o hacer lo mismo antes de dormir.
  • Inicia el día consintiendo tus pies con un masaje incluyendo la movilidad de todos los dedos del
  • Puedes usar una pelota de tenis o un rodillo de madera (por favor no uses nada que se pueda partir, como el vidrio) para apoyar la planta del pie y darle un buen masaje a esa zona.
  • Has ejercicio e incluye los estiramientos, actividades como Yoga y Pilates son excelentes para prevenir aparición de dolor o lesiones en miembros inferiores y espalda e incluso algunos lugares imparten estas clases de forma gratuita. (Intenta que sea un fisioterapeuta o preparador físico el responsable de dirigir la clase, el fisioterapeuta es el profesional especialista para prescribir ejercicio físico)
  • Busca un fisioterapeuta de confianza para realizar una o dos sesiones por mes de ser posible, donde aprendas a cómo realizar ejercicios de prevención. Sigue las redes sociales para entrar en contacto conmigo y ponerte en contacto con algún colega si estás muy lejos o para encontrar recomendaciones sobre estos temas.
tacones

Foto Referencial

Lea también: Consecuencias del uso continuo de tacones en tus pies

Licenciado Sergio Hernández H.  

Fisioterapeuta  y Locutor UCV

Fisioterapeuta Deportivo en Panteras de Miranda de la LPB

Investigador Biomecánica UPEL
Comenta y se parte de nuestra comunidad