Una reciente investigación reveló que beber en exceso durante la adolescencia y la Juventud, además de generar los daños que ya conocemos, puede ayudar a reducir de manera relevante el nivel de crecimiento del cerebro.

Así lo dio a conocer una investigación realizada con primates no humanos, y cuyos resultados fueron publicados por la revista eNeuro.

En el estudio se expuso que el consumo excesivo de reduce la tasa de crecimiento cerebrarl en 0.25 mililitros por año por cada gramo de alcohol consumido por kiligramo de peso corporal. Es decir, dicha cantidad es equivalente a rimar cuatro cervezas diariamente.

Christopher Kroenke y Tatiana Shnitko, del Centro Nacional de Investigación de Primates de Oregón, en Estados Unidos, fueron los encargados de llevar a cabo la investigación con ejemplares jóvenes de macacos rhesus. Según escriben en el estudio sus autores, “la intoxicación crónica de alcohol frenó el índice de crecimiento del cerebro, la materia blanca cerebral y el tálamo subcortical”.

alcohol

Foto Referencial

Lea también: Tomar cerveza puede aumentar el tamaño de tus senos

El estudio…

Para evidenciar, midieron el crecimiento del órgano observando imágenes de resonancia magnética de 71 macacos rhesus que habían consumido etanol o bebidas alcohólicas. Los científicos evaluaron con precisión la dosis ingerida, la dieta que seguían, los horarios diarios y la atención médica, para descartar otros factores que podrían llevar a confundir los resultados en estudios con seres humanos. Los hallazgos de la investigación contribuyen a respaldar trabajos anteriores sobre los efectos del consumo de alcohol en el desarrollo del cerebro en las personas.

«Los estudios con seres humanos se basan en informes personales de bebedores menores de edad», afirmó Christopher Kroenke, profesor asociado de la División de Neurociencia en el centro de primates. «Nuestras mediciones vinculan el consumo de alcohol con el deterioro del crecimiento cerebral», agregó.

El novedoso estudio estipuló que el crecimiento cerebral normal es de un mililitro por 1,87 años en macacos rhesus en la adolescencia tardía y los primeros años de la edad adulta. Y además reveló una disminución en el volumen de distintas áreas del cerebro debido al consumo voluntario de etanol.

Por su parte, Tatiana Shnitko, profesora asistente de investigación en la División de Neurociencias en el centro de primates, explicó que las investigaciones anteriores han demostrado que el cerebro tiene capacidad para recuperarse, al menos en parte, después del cese de la ingesta de alcohol, pero no está claro si habrá efectos a largo plazo en las funciones mentales cuando el cerebro adolescente y adulto finalice su fase de crecimiento.

Para la segunda etapa de la investigación exploraran “el rango de edad en el que el cerebro está siendo refinado y sofisticado para adaptarse a las responsabilidades de los adultos –señaló Shnitko–. Lo que hay que preguntarse es si la exposición al alcohol durante este rango de edad altera la capacidad de aprendizaje de la vida de las personas».

alcohol

Foto Referencial

Lea también: ¿Será cierto que tenemos dos mentes? El curioso experimento del “cerebro divido” demostró que sí

Con Información de: www.muyinteresante.es

Comenta y se parte de nuestra comunidad