El crecimiento personal depende de que nos conozcamos a nosotros mismos. Por esto, es fundamental que practiquemos ciertas actividades que nos ayuden mejorar la autoconciencia y a descubrir nuestra propia identidad. El dominio de estas capacidades es lo que nos permite, a la larga, desarrollar al máximo nuestros potenciales y habilidades personales.

En esta oportunidad, el portal especializado en psicología, neurociencias y relaciones personales, Psicología y Mente, nos presenta una guía práctica para potenciar nuestras habilidades y relaciones en la vida. El objetivo del crecimiento personal es mejorar la calidad de vida y contribuir con la realización de nuestros objetivos. Pero antes de emprender este camino, hay que tener en cuenta un par de aspectos.

El crecimiento es un proceso individual

Nosotros pasamos toda nuestra vida aprendiendo y creciendo como personas. Por esta razón, siempre estaremos expuestos a cometer algunos errores. Puede que no siempre tomemos las decisiones más adecuadas y que, en algunos momentos, nos sintamos alejados de nuestra propia esencia, de nuestras aspiraciones y de poder lograr nuestros proyectos. Es en estos momentos cuando debemos hacer una pausa y examinar nuestro mundo interior, para así volver a conectarnos con nosotros mismos. Solo de esta forma podremos tomar las mejores decisiones para nuestro bienestar mental y físico, así como para avanzar en nuestra vida.

Esta transformación, sin embargo, solo se puede dar en nuestro interior, si partimos de una iniciativa personal y no desde una imposición por parte de los demás. El crecimiento personal requiere, por un lado, de mucha reflexión, de ser conscientes de nuestras aspiraciones, metas y, al mismo tiempo, de nuestras propias capacidades para conseguirlas. Por el otro, también necesita que nos comprometamos para trazar estrategias claras y realistas que nos lleven a cumplir con nuestros objetivos.

¿Te sientes rodeado de las personas correctas?

Además del autoconocimiento y el compromiso, para crecer personalmente tenemos que valernos de la intuición. Si en algún momento consideramos que no nos encontramos en un ambiente propicio para poder desarrollar plenamente nuestras habilidades, lo mejor es evaluar la situación y tomar la decisión de cambiar de aires. Si bien el crecimiento es un proceso individual, las relaciones personales también pueden afectar, en gran medida, nuestro desarrollo. Por este motivo, es fundamental que siempre intentemos estar rodeados de gente positiva que aporte a nuestro crecimiento.

Lea también: Libro: El Yoga del éxito. Consejos para la satisfacción personal

Foto Referencial

Pasos para transformar tu vida

Entonces, la manera más efectiva de emprender el camino del crecimiento es a través de la reflexión y trazando un plan, planteándote objetivos personales y pasos concretos para cumplirlos. Aquí te presentamos, íntegramente, las 6 recomendaciones de Psicología y Mente para que potencies tus habilidades y cambies positivamente tu vida:

1. Autoconocimiento y autoconciencia

Puesto que el crecimiento de una persona es un proceso individual y personal, el primer paso para transformar tu vida es conocerte a ti mismo. El autoconocimiento significa evaluar el propio sistema de valores y creencias, detectar los puntos fuertes y débiles, y ser consciente de las propias motivaciones y deseos.

Tomarte un tiempo para averiguar qué es lo más importante para ti, qué es lo que quieres lograr en tu vida, qué te hace feliz, cuáles son tus sueños o en qué momento de tu vida te encuentras, es el inicio de tu transformación y tu desarrollo personal. Esto te ayudará a tener una perspectiva más realista de quién eres y a dónde quieres ir.

2. Desafía tus creencias limitantes y sal de tu zona de confort

La zona de confort es un estado mental que no permite el crecimiento personal y es un hábito que puede ser perjudicial para lograr un alto grado de satisfacción en el modo de vivir la vida. Cuando decides dar un paso al frente y cambiar tu vida, pero algo te impide avanzar y la ansiedad te mantiene anclado a esa situación que te resulta cómoda, estás poniendo en riesgo tu crecimiento personal. Esto supone un gran coste emocional y un impedimento para seguir con tu transformación hacia un mayor bienestar.

Salir de la zona de confort es no temer a la incertidumbre y confiar en las posibilidades de uno mismo. Pero esto no siempre es fácil. Cuando somos jóvenes, somos más propensos a arriesgarnos, pero a medida que nos hacemos mayores aprendemos a temer al fracaso, pudiendo llegar a la indefensión e incluso a la paralización. Para seguir creciendo, es necesario superar el miedo al fracaso y las creencias limitantes que nos impiden desarrollarnos.

Foto Referencial

3. Estate abierto al cambio

Salir de la zona de confort requiere cambiar las creencias limitantes por creencias potenciadoras, porque, en muchas ocasiones, estas limitaciones las pone la mente.

Si las limitaciones las pone la mente, eso quiere decir que la propia mente también puede ayudarnos a llegar más lejos, a superar las barreras o los obstáculos que pueden ir apareciendo en nuestro día a día. Estar abierto al cambio y tener voluntad para llevarlo a cabo es un requisito indispensable para poner en marcha cualquier transformación.

4. Ten un plan de acción

El autoconocimiento ayuda definir los objetivos de manera realista y permite establecer prioridades. Pero para lograr los objetivos, es necesario planificar los movimientos y definir la manera de alcanzar las metas que consideramos que son importantes para nosotros.

Cuando sepas qué es importante para tu felicidad y tu bienestar, debes establecer metas a corto, medio y largo plazo para poder pasar a la acción. De nada sirve querer transformarse si no hacemos nada para cambiar. Ahora bien, recuerda que las metas pueden ir cambiando, así que debes ser flexible. Lo importante es ir paso a paso para lograr la transformación.

5. Responsabilízate y abandona el victimismo

Es frecuente que muchas personas no se responsabilicen de los problemas que les afectan y busquen la causa fuera o culpen a otros de sus errores. ¿Por qué a mí me pasa eso? ¿Por qué no reconocen lo que hago? o ¿por qué no cambia la otra persona?…es más fácil hacerse la víctima y esperar a que las cosas sean de otra manera.

Sin embargo, la responsabilidad (o como dicen los expertos en crecimiento personal: la “respons-habilidad”), entendida como la habilidad para responder, es esencial en cualquier proceso de cambio. Tiene que ver con el empoderamiento, el autoliderazgo, en cómo respondemos a los sucesos que ocurren a nuestro alrededor, y es vital para la transformación de nuestra vida. “Respons-habilizarte” frente al cambio es una de las claves del crecimiento personal.

Foto Referencial

6. Asiste a un taller de Life Coaching

Transformar o cambiar tu vida no es fácil. Hace falta aprender una serie de habilidades y recursos de gestión de las emociones, las relaciones interpersonales, el autodescubrimiento y el empoderamiento, lo que permite lograr el equilibrio emocional y el bienestar tanto físico como mental.

Para poder adquirir estas competencias para el cambio, una de las mejores opciones es asistir a un taller de life coaching (también coaching de vida o coaching personal). Asistir a uno de estos talleres puede proporcionarte numerosos beneficios. Por ejemplo:

  • Mejorar la comunicación con uno mismo y con los demás
  • Mayor autoaceptación
  • Aprender a establecer objetivos y metas realistas
  • Detectar creencias limitantes
  • Descubrir las propias necesidades y deseos
  • Aprender a gestionar las emociones
  • Mayor bienestar y calidad de vida
  • Reducción del estrés 

Con información de:

psicologiaymente.com

Lea también: ¡Invierte en TI! 

Comenta y se parte de nuestra comunidad