La risa es una habilidad única en los seres humanos. Reír es uno de los actos más placenteros que podamos experimentar y tiene una gran influencia en nuestro estado de ánimo. Pero, además de hacernos muy felices, son muchos otros los beneficios que nos puede aportar, tanto para nuestra mente, como para nuestro bienestar físico. Por esta razón, hoy hablaremos de los efectos de la risa en la salud, desde una óptica científica y respaldándonos en la investigación hecha por Sarah Romero y María Moya para el portal Muy Interesante.

El acto de reír

La risa es una reacción de nuestro cuerpo a ciertos estímulos. En apenas unos segundos, La risa activa el córtex del cerebro y libera impulsos eléctricos en todo el cuerpo, expulsando una gran cantidad de energía negativa. Este proceso ayuda a  liberar endorfinas y una hormona llamada dopamina, la cual está relacionada con las funciones motoras y la expresión de nuestras emociones. Al mismo tiempo, el acto de reír hace que los niveles de cortisol, la hormona producida por el estrés, disminuyan.

Estos efectos se han descubierto gracias a distintos estudios sobre el impacto de  la risa en la salud, como el de Sigmund Freud, uno de las primeras aproximaciones a este tema. El famoso neurólogo buscó observar el efecto de la carcajada en el cerebro. Dentro de los demás estudios, destacan las investigaciones de Charles R. Gruner, del filósofo estadounidense, John Morreall, y el neurobiólogo Robert Provine en las que hablan del origen de esta reacción, su significado y su carácter lúdico y social, respectivamente.

Foto Referencial

El valor terapéutico de la risa

El carácter terapéutico de la risa ha sido estudiado desde los años 70. Gracias a los resultados arrojados por estos trabajos, se desarrolló una técnica enfocada en mejorar el estado físico y psicológico de las personas, la risoterapia. Esta actividad se basa en provocar la risa, engañando a nuestro cerebro hasta el punto de no poder distinguirla de la risa espontánea. Tanto la provocada, como la no provocada aportan los mismos beneficios, la liberación de endorfinas, dopamina y la disminución de cortisol.

Ahora, la cultura china ha investigado la risa desde el Siglo VI a.C. Su objetivo ha sido estudiar cómo la risa afecta nuestro organismo según el sonido vocálico con el que se emita. Esto se debe a que la pronunciación de una vocal u otra provoca diversas vibraciones internas. Lejos de ser algo aleatorio, es nuestro propio cuerpo el que decide cómo nos vamos a reír según la zona dónde necesite que se produzcan esas ondas. Para la cultura china, cada sonido tiene un valor simbólico, movilizando emociones y potenciando deferentes aspectos de nuestro cuerpo.

Además de su efecto terapéutico en nuestro ánimo y bienestar físico, la risa no solo nos afecta personalmente, sino que tiene un componente social. De hecho, según el estudio del profesor Provine la risa es algo que “… raramente se produce en soledad”. Los seres humanos desarrollamos la habilidad de reírnos a los pocos meses de nacer y, a medida que crecemos, la risa se va convirtiendo en un recurso para relacionarnos con los demás, para desarrollar confianza y afianzar los vínculos familiares y de amistad.

Por estas razones, reír es una herramienta fundamental para nuestro bienestar y para poder desarrollarnos plenamente como personas. Pero ahora te mostraremos otros beneficios de reír con frecuencia.

La risa adelgaza

Un equipo de científicos estadounidenses de la Universidad Vanderbilt en Nashville, Tennessee, concluyó que reírse durante 15 minutos al día puede ayudar a perder peso, ya que la risa hace que el corazón lata más rápido, trabajando a la vez una serie de músculos, lo que promueve el gasto de energía. Además, la vibración del diafragma provoca un masaje interno tanto en el estómago como en el hígado, generando jugos gástricos que reducen los ácidos grasos y nos ayudan a eliminar toxinas del organismo. Solo con reírnos diariamente podemos llegar a perder hasta 2 kgs al año.

La risa provoca sensación de felicidad

Erasmo de Rotterdam decía que reírse de todo es propio de tontos, pero no reírse de nada lo es de estúpidos”. Y es que la risa nos aporta felicidad. Nuestro córtex cerebral libera impulsos eléctricos que obstruyen el paso de pensamientos negativos justo un segundo después de que empecemos a reír.

La risa combate el insomnio 

Reír ayuda a combatir los temores y las preocupaciones. La disminución de los niveles de estrés y cortisol permite relajarnos y dormir plácidamente.

Reír alivia los dolores

Una carcajada puede activar los casi 400 músculos que hay en el rostro, los cuales se mantienen en reposo cuando mantenemos un semblante serio. Las vibraciones que  puede producir en distintos grupos musculares ayudan a distender el cuerpo, aliviando las molestias que podamos tener y previniendo contracturas. Además, aumenta la producción de analgésicos naturales del cuerpo, como la endorfina y la serotonina y sirve como una técnica para distraerse de las dolencias.

La risa nos ayuda contra los problemas cardiovasculares

A nivel psicosomático, una gran cantidad de dolencias cardíacas tienen su centro neurálgico en la tristeza, la que provoca que el corazón se contraiga. Cuando nos reímos, el corazón se relaja y se ensancha. Además, muchas sustancian beneficiosas se liberan cuando nos reímos, como las endorfinas, la adrenalina, la dopamina y la serotonina.

Lea también: Llénate de salud y bienestar con la risoterapia

Foto Referencial

La risa reduce el estrés

La risa puede salvar vidas. Ya hemos mencionado que al reír se segregan endorfinas, esas hormonas que potencian nuestro sistema inmunitario, causan un aumento de la sensación de bienestar y nos ayudan a combatir el estrés. La disminución de los niveles de estrés es una clave para que podamos realizar con éxito todas las actividades que vos propongamos.

La risa mejora la piel

Según un estudio del Hospital Sisol de Surquillo, en Perú, el buen humor ayuda a cuidar nuestra piel. La tristeza hace que las defensas del cuerpo bajen y seamos más propensos a enfermar, mientras que la risa hace que nuestro cuerpo se enfrente mejor al entorno, esté más protegido, y nuestra piel se vea con mejor color y más sana. Además, una carcajada ayuda al corazón bombear sangre a mayor velocidad, lo que puede causar que sudemos o incluso lloremos. Todo esto mejora el aspecto de la piel gracias a las toxinas que eliminamos de esta manera.

La risa despeja la nariz y los oídos

Las vibraciones de la risa provocan que, si estas congestionado y tienes dificultades para respirar, se libere la mucosa que se encuentra en la nariz. También despeja los oídos.

La risa limpia los ojos

Algunas personas tienen facilidad para llorar cuando la risa es prolongada y duradera. Esas lágrimas ayudan a limpiar nuestros ojos y eliminar impurezas.

La risa refuerza el sistema inmunológico

La liberación de endorfinas protege al organismo de infecciones y lo hacen más resistente a enfermedades como la diabetes, la hipertensión o el cáncer.

La risa combate la timidez

Tal como dijimos anteriormente, reír tiene una gran importancia a nivel social. Para las personas con problemas de timidez, la risa es una buena forma de perder el miedo a relacionarse con otras personas. La expresión de emociones ayuda a combatir los miedos y favorece el desarrollo de lazos afectivos. Además, fortalece nuestra autoestima.

La risa tiene el mismo efecto que la meditación

Un estudio, llevado a cabo por la escuela de medicina de la Universidad de Loma Linda en California, EEUU, incluyó una pequeña muestra de 31 voluntarios cuyas ondas cerebrales fueron monitoreadas mientras veían vídeos sobre estas tres temáticas: humor, espiritualidad y terror. Según los investigadores, la prueba determinó que los vídeos humorísticos producían un alto nivel de ondas gamma, que son las mismas provocadas por el ejercicio de la meditación.

La risa potencia la creatividad y la imaginación

Al localizarse en la misma zona donde reside nuestra creatividad, la risa ayuda a potenciar, en gran medida, esta habilidad, así como la imaginación.

La risa mejora la memoria

Según algunos estudios, nos cuesta mucho menos recordar información que nos parece graciosa y los recuerdos relacionados con la risa se consolidan mejor en el cerebro a lo largo del tiempo. Esto refuerza la idea de que para aprender tenemos que divertirnos.

Foto Referencial

Reír alarga la vida

Según un informe presentado por la Sociedad Española de Neurología (SEN), en 2015, los problemas vasculares se reducen en un 40% en las personas que ríen de forma regular. En promedio, esto representa unos 4 años y medio más de vida, gracias a la risa.

Reír con las vocales para la cultura china

Según la medicina tradicional china, reírse con el sonido de la «a» produce una vibración en la zona genital y abdominal, riñón, ovarios, matriz, vientre e intestino grueso. Mejora la energía del riñón y de la vejiga. Actúa sobre el tejido óseo, previene la osteoporosis. Mejora el sentido del oído. En la cultura china, la “A” está relacionada con el gemido.

El sonido de la “e” produce una vibración debajo de las costillas y el plexo solar. Esto libera la energía del hígado, de la vesícula biliar, actúa sobre el tejido muscular y mejora el sentido de la vista. La expresión con que se relaciona es el grito.

Reírse con la “i” hace vibrar la zona del cuello. Libera la energía del corazón y del intestino delgado, estimula el sistema circulatorio, previene las varices y mejora el sistema nervioso. Además, estimula la glándula tiroides. Este sonido se relaciona con la alegría.

La “o” produce una vibración en el cerebro. Libera la energía del estómago, el páncreas y el bazo. Actúa sobre el tejido conjuntivo, previene la celulitis, estimula la glándula pineal, la hipófisis, la pituitaria y el hipotálamo. Actúa sobre el endoplasma celular, el núcleo celular y por tanto el ácido ribonucleico. Además, mejora el sentido del gusto. Este sonido se relaciona con la sorpresa. Sin embargo, no es recomendable reír con la “o” por más de un minuto porque, para la cultura china, puede inducir un estado de trance.

El sonido de la “u” produce una vibración en la zona de los pulmones, libera la energía del intestino grueso, actúa sobre nuestros recuerdos y mejora el sentido del olfato. La emoción con la que se relaciona este sonido es el llanto.

Con información de:

muyinteresante.es

Lea también: La risa, medicina para la memoria

Comenta y se parte de nuestra comunidad