Sin duda alguna, las propiedades de las frutas aportan innumerables beneficios para nuestra salud. Y mientras más incorporemos estos alimentos a nuestras comidas y bebidas diarias, más rápido empezaremos a notar sus efectos positivos. En los últimos tiempos, una de las prácticas que más se recomiendan es tomarse un vaso de agua con limón todas las mañanas. Pero, ¿qué tan bueno es este ritual para nuestro organismo?, ¿de verdad aporta tantos beneficios como nos han dicho?

Algunos expertos argumentan que este sencillo hábito es muy positivo para muchas de los procesos de nuestro cuerpo, como la función digestiva, la limpieza de impurezas o el control del peso, entre otras más. Otros cuestionan que esta bebida tenga efecto alguno sobre nuestra salud. Y hay quienes advierten sobre los potenciales riesgos de tomar agua tibia con limón en ayunas. Debido a este debate, te presentaremos algunos de los  argumentos a favor y en contra de tomar agua con limón todos los días.

Foto Referencial

Ayuda a la digestión

Según expertos como la doctora Roxanne B. Sukol, de la Clínica de Cleveland, las propiedades del limón, combinadas con el agua, facilitan un buen tránsito intestinal. El limón estimula la producción de los ácidos del sistema digestivo, así como la bilis, lo que suaviza la digestión y permite al organismo extraer mejor los nutrientes de los alimentos que ingerimos.

Sin embargo, los trabajos investigativos de periodistas como Aurora Segura o Jordi Sabaté, explican que el agua sola, en especial cuando está tibia, produce exactamente el mismo efecto proceso digestivo, por lo que no es necesaria la participación del limón. Además, en la mayoría de los casos, el limón activa la pepsina, una enzima del estómago que descompone las proteínas, causando un reflujo de los fluidos digestivos. Esto puede agravar los ardores y las úlceras de estómago.

Limpieza natural

En el momento en el que dormimos es cuando el hígado trabaja más, tratando de restaurar y regenerar nuestro organismo. Beber agua por la mañana contribuye a que el organismo realice esas funciones con mayor efectividad. El jugo de limón, por su parte, ayuda a la producción de la bilis, cuya función es que los alimentos transiten de forma más fluida por los intestinos. Por esta razón, los expertos a favor de esta bebida la recomiendan cuando tenemos indigestión o malestar estomacal.

Sin embargo, si bien es cierto que el agua en ayunas contribuye a limpiar el organismo de deshechos naturales y toxinas, Sabaté, de El Diario en España, nos recuerda que no hay ninguna prueba científica que demuestre que el limón “depure el organismo”.

Lea también: Conoce los usos de la cáscara de limón

Foto Referencial

El limón aporta vitamina C

Segura, del diario La Vanguardia, explica que “un limón aporta entre 30 y 50 miligramos de vitamina C, lo que incide en el buen funcionamiento del sistema inmunológico, además de potasio, magnesio, folato, B6 y vitamina E. Y aunque no es la única fruta que la contiene en abundancia, tiene la ventaja de aportar menos calorías y azúcares…”. Además, “otra ventaja de la vitamina C es que controla la adrenalina, por lo que sustituir el té o el café matinales por un zumo ayuda a destensar los nervios”.

Ahora, ingerimos demasiado jugo de limón, el cuerpo trata de deshacerse del exceso de vitamina C, causando náuseas y vómitos. Por otro lado, la vitamina C también estimula la absorción de hierro, lo cual es un riesgo para los órganos internos si sobrepasamos los niveles normales.

Ayuda a adelgazar

El limón contiene pectina, una fibra que contribuye a sentirnos satisfechos y menos hambrientos. Esta cualidad ha hecho que el agua con limón se relacione al control del peso y al adelgazamiento. Sin embargo, cuando exprimimos el líquido del limón en el agua no estamos consumiendo la pectina, ya que esta se encuentra en la pulpa de la fruta. Y hay muchas otras frutas más amables para nuestro paladar, como la guayaba, la pera, el plátano o el durazno, de las que podemos obtener esta fibra natural.

En este caso, es solo el agua la que contribuye con el control de nuestro peso. Algunas investigaciones han concluido que beber agua antes de comer contribuye con el adelgazamiento, pero en ninguna de estas se ha demostrado que la participación del limón tenga un efecto parecido o potencie los beneficios de tomar agua.

Foto Referencial

Limpia la piel

La vitamina C obtenida del limón estimula el colágeno, lo que contribuye a mantener la epidermis tersa y libre de impurezas. Aunque esta información si es comprobable a nivel científico, algunos especialistas de la piel advierten que no es bueno tomar el sol cuando se ingiere mucho limón o algún otro cítrico. Según un estudio realizado en la Universidad Brown de Rhode Island, en Estados Unidos, algunos componentes químicos de los cítricos, como los psolarenos, aumentan la sensibilidad de la piel a la luz solar. En casos en los que se ingiere bebidas cítricas en exceso existe el peligro de desarrollar melanomas malignos, una forma de cáncer cutáneo.

Por último, existen otros aspectos en los que las investigaciones apuntan hacia efectos negativos o simplemente, nulos. Tomar agua tibia con limón puede contribuir con la deshidratación, la baja de los niveles de potasio, las migrañas y con el deterioro de los esmaltes dentales, siempre y cuando haya exceso en el consumo de esta bebida. Tampoco se ha demostrado que equilibre los niveles de ph en la sangre.

Aun así, para tener una idea más clara sobre estos temas, recomendamos leer con detenimiento los artículos de Aurora Segura y Jordi Sabaté, así como consultar otras fuentes fiables antes de incorporar el agua con limón a tu rutina diaria:

Por qué beber agua con limón en ayunas no es tan sano como crees

Estos son los motivos por los que no debes tomar un vaso de agua con limón en ayunas

Con información de:

lavanguardia.com

eldiario.es

health.clevelandclinic.org

Lea también: Agua de pepino y menta para adelgazar

Comenta y se parte de nuestra comunidad