Foto Referencial

Un cuello jorobado puede desarrollarse tanto en hombres como en mujeres de distintas edades, pero en las personas en las que más se presenta es en adultos mayores. Esta condición se conoce como cifosis y generalmente se produce por tener una mala postura. Otros también se refieren a ella como “joroba de Viuda”, o “joroba de Dowager” por el término en inglés, debido a la inclinación que se puede observar en la base del cuello de las mujeres mayores. Hoy hablaremos de algunos consejos para evitar este padecimiento y sobre los tratamientos para mejorar el estado de la columna vertebral.

¿Qué es la joroba de Viuda y cuáles son sus causas?

La cifosis es el resultado de una inclinación constante de nuestra columna hacia delante. Esto resulta en una curvatura anormal de las vértebras superiores y es causada por mantener una postura incorrecta por mucho tiempo, bien sea realizando ciertas actividades o por posicionar mal nuestros cuerpos para reposar. Con el tiempo, alrededor de esa curva se forma una masa de tejido en la parte inferior del cuello, creando una joroba.

Fredrick Wilson, director del Centro Solon para la Salud de la Espina Dorsal de la Clínica de Cleveland, afirma que «la mala postura es la causa más común de la joroba de Viuda”, una condición cada vez más frecuente a medida que nos pasamos la vida contorsionando el cuello para ver las pantallas de nuestras computadoras y dispositivos móviles. Sin embargo, también pueden existir otras causas como:

  • La osteoporosis. Una fractura por compresión en la columna puede provocar el aumento de su curvatura. Esto hace que la persona tenga que proyectar su cabeza hacia adelante más de lo normal y luego echarla hacia atrás y hacia arriba para poder ver hacia adelante. Estos movimientos constantes resultan en la cifosis.
  • Problema congénito. En ciertos casos, la columna vertebral no se forma adecuadamente antes del nacimiento. Esta es una de las causas menos comunes.
  • La cifosis de Scheuermann. Esto aparece en los adolescentes, cuando la columna vertebral se desarrolla en forma de “cuña” en lugar de una manera rectangular, dando paso, primero a una curvatura anormal de la espalda, y luego en un cuello jorobado.

La cifosis es problema que usualmente se hace visible a partir de la mediana edad. En palabras del doctor Wilson, “… toma un tiempo en desarrollarse porque es un debilitamiento a largo plazo de los músculos extensores torácicos«.

Foto Referencial

¿Cómo evitar tener un cuello jorobado?

Lo primero que debemos evitar es mantener una postura que incline nuestro cuello hacia adelante. Pasar mucho tiempo en ese tipo de posiciones pone un peso extra sobre las vértebras superiores de la columna, derivando en una cifosis.

Curvar la columna hacia adelante es malo para los discos y aumenta el riesgo de problemas de disco y fatiga en el cuello. Nuestros músculos no están hechos para soportar esa posición. Esta puede causar dolor en la parte superior e inferior de la espalda e incluso cierta la tensión en las piernas«, dice Wilson.

Entonces, mantener una buena postura es la clave para prevenir este problema. Debemos controlar la posición en la que descansamos y dormimos, controlar nuestro peso y hacer ejercicio regularmente. En casos en los que exista osteoporosis, hay que evitar que esta enfermedad progrese para evitar que la columna vertebral sufra fracturas por compresión, las cuales puedan aumentar la curvatura en la base de cuello.

Tener un cuello jorobado puede traer graves consecuencias, como la hipercifosis, en donde la curvatura del resto de la columna se acentúa, o fracturas en las vértebras. Sin embargo, si nos damos cuenta de una pequeña joroba en su etapa más temprana, podemos tratarla con ejercicios para corregir nuestra postura y cambiando algunos hábitos en nuestra vida.

Lea también: Los pro y contra de hacer crujir tu espalda

Foto Referencial

¿Cómo tratar la joroba de Viuda?

Dependiendo de la edad a la que se desarrolle la protuberancia, y la gravedad del caso, a menudo se puede mejorar el estado de la columna. En los casos leves, incluso se puede revertir totalmente el cuello jorobado. La primera recomendación para tratarlo, según el doctor, es fortaleciendo los músculos de la espalda superior. Los ejercicios de estiramiento son fundamentales para mejorar la flexibilidad espinal y aliviar el dolor de espalda. Además el aumento del tono muscular ayuda a levantar los hombros y la cabeza, lo cual permitirá el enderezamiento progresivo de la columna.

Por otro lado, los efectos de la cifosis también se pueden tratar analgésicos y con medicamentos para el fortalecimiento de los huesos, en especial si el paciente tiene osteoporosis. En los casos severos, como con la enfermedad Scheuermann, los médicos pueden recomendar una inmovilización con aparatos de soporte corporal e incluso cirugías para tratar de corregir la curvatura de la columna.

Finalmente, el doctor Wilson advierte que un cuello jorobado no desaparece de la noche a la mañana. En muchas oportunidades, esta condición puede tardar mucho tiempo en corregirse. Si se espera demasiado para empezar el tratamiento, es casi imposible hacer que la cifosis desaparezca por completo, por lo que es indispensable prestarle atención al estado de tu columna.

Con información de:

health.clevelandclinic.org

mayoclinic.org

elheraldo.com.ar

Lea también: Cómo aliviar el dolor de espalda sin medicamentos

Comenta y se parte de nuestra comunidad