La Organización Mundial de la Salud (OMS), recientemente emitió nuevas recomendaciones sobre el acceso a las pantallas tecnológicas (televisión, Tablets, computadoras, teléfonos y demás artefactos tecnológicos), que en la actualidad es “normal” que tengan los niños.

En una guía elaborada, luego de la revisión de varios estudios, se llegó a la conclusión que los niños menores de dos años no deberían tener ningún acceso a las pantallas, y a partir de esa edad regular su horario a una hora máximo frente a ellas.

En el informe, la OMS destacó la importancia de fomentar en los niños pequeños el ejercicio físico y el respeto a las horas del sueño. También recomiendan evitar el sedentarismo tecnológico.

Fiona Bull, una de las responsables de la elaboración de la guía indicó que “Incrementar la actividad física, reducir el tiempo de sedentarismo y asegurar al niño un sueño de calidad mejoran su salud física y mental, así como su bienestar en general, previenen la obesidad y otras enfermedades más adelante en la vida”.

No obstante, estas recomendaciones generaron cierta polémica la comunidad científica. Expertos denunciaron que dichas recomendaciones están basadas en pruebas débiles y reprocharon a la agencia de la Organización de Naciones Unidas (ONU), por adoptar definiciones  simplistas de expresiones clave, como tiempo de pantalla sedentario”.

Sin embargo, la OMS estima que estas instrucciones “llenan un vacío” en el esfuerzo mundial por promover una vida sana, ya que esta franja de edad no se encontraba en sus recomendaciones establecidas en 2010.

Para la OMS es importante difundir una lista de buenos hábitos para menores de 5 años, un periodo crucial para el desarrollo de un estilo de vida. Reconociendo que estos consejos se basan en “pruebas de débil calidad”, la agencia sanitaria afirmó que sus recomendaciones pueden aplicarse a todos los pequeños, sea cual sea su sexo, entorno cultural o estatus socioeconómico.

pantallas tecnológicas

Foto Referencial

Lea también: Trastorno bipolar en niños: ¿cómo diagnosticarlo y prevenirlo? (+ video)

Recomendaciones: edad por edad

Bebés hasta un año

Para los bebés se propone estimular su actividad física varias veces al día y privilegiar el juego interactivo mientras están acostados, y para aquellos que todavía no tengan movilidad colocarlos al menos 30 minutos a lo largo del día boca abajo mientras están despiertos.

Los momentos de pasividad -incluidos los que pasan en un carrito o silla de bebé, o sujetos a la espalda o contra el pecho de quien se ocupa de ellos- no deben superar una hora seguida, mientras que las pantallas de cualquier tipo están totalmente desaconsejadas.

Las horas de sueño deben totalizar entre 14 y 17 en los primeros tres meses de vida, y 12 y 16 horas hasta los 11 meses, incluyendo las siestas.

Entre uno y dos años

La actividad física debe ocupar al menos 180 minutos del día y adoptar distintas formas, y para los bebés de un año se establece que las pantallas deben evitarse, para los de dos se menciona que el máximo debe ser una hora, aunque menos sería mejor.

Las horas de sueño se sitúan entre 11 y 14, lo que incluye el sueño regular y el tiempo que toma el despertarse.

pantallas tecnológicas

Foto Referencial

De 3 a 4 años

La guía de la OMS, sigue recomendando para estas edades realizar al menos 180 minutos de actividad física diaria, variada y con cierto grado de intensidad. Un tiempo mayor en actividad física es más saludable, mientras que el tiempo consagrado a las pantallas no debe ir más allá de una hora, en tanto que el tiempo de sueño se rebaja ligeramente a entre 10 y 13 horas diarias.

Para finalizar, los expertos recomiendan a los padres utilizar los momentos de tranquilidad de actividades interactivas o lúdicas como: leer, armar rompecabezas, o realizar cualquier juego de mesa.

Lea también: ¡Se acabaron los mitos! Usar celular durante el embarazo no es dañino

Con Información de: www.clarin.com

Comenta y se parte de nuestra comunidad