rostro humano
Foto Referencial

El rosto humano ha sufrido a lo largo de los años muchos cambios en comparación a de nuestros antepasados. Investigaciones confirman que actualmente nuestra cabeza es más pequeña, nuestras cejas son más pobladas y pronunciadas, y distinta a la que tenían los ya extinguidos neandertales (una especie humana extinta del género Homo que habitó en Europa).

Pero, ¿cómo y por qué el rostro humano ha evolucionó tanto y de esta manera?

Un nuevo estudio publicado en la revista Nature Ecology & Evolution, indicó que nuestro rostro es como lo que conocemos actualmente por razones biomecánicas y fisiológicas, pero también las emociones y las  relaciones sociales influyeron en su evolución.

Foto Referencial

Lea también: Cómo se realiza el diagnóstico digital del rostro (+ video)

La importancia de la comunicación

El rostro humano está conformado por 14 huesos que involucran al sistema digestivo, el respiratorio, el visual y el olfativo, por lo que nos permite realizar las funciones básicas para sobrevivir: comer, respirar, ver y escuchar.

A lo largo de los años y la evaluación nuestros rostros se fueron reduciendo a medida que fue aumentando la  capacidad de cocinar y procesar más los alimentos, masticando menos.

Paul O’Higgins, investigador de la Universidad de York, en Reino Unido, explicó, «sabemos que factores como la dieta, la fisiología respiratoria y el clima han contribuido a la forma del rostro humano moderno, pero interpretar su evolución únicamente en estos términos sería una simplificación excesiva».

O’Higgins, quien es uno de los autores del novedoso estudio, dirigió la investigación con otros científicos de la Facultad de Odontología de la Universidad de Nueva York, en Estado Unidos, la Universidad Estatal de Arizona, también en Estados Unidos, y la Universidad Complutense de Madrid, España.

El grupo de científicos analizaron los cambios  evolutivos del rostro humano desde los homínidos africanos hasta la aparición de la anatomía humana moderna. Y llegaron  a la conclusión que el rostro actual, pudo darse en gran parte por la necesidad  que tiene el humano a desarrollar y mantener habilidades sociales.

El grupo de científicos analizaron los cambios  evolutivos del rostro humano desde los homínidos africanos hasta la aparición de la anatomía humana moderna. Y llegaron  a la conclusión que el rostro actual, pudo darse en gran parte por la necesidad  que tiene el humano a desarrollar y mantener habilidades sociales.

Foto Referencial

Tenemos más de  20 categorías diferentes de emoción

Para los investigadores, uno de los factores que hicieron que nuestra cara evolucionara fue la necesidad de crear o tener más  opciones gesticulares, así como de entablar comunicación no verbal.

Por su parte, la Universidad de York aseveró que dichas habilidades vitales ayudaron al Homo sapiens a sobrevivir.

En lugar de la pronunciada la frente de otros homínidos, los humanos desarrollamos una frente más plana y unas cejas más visibles y pobladas capaces de realizar una mayor variedad de movimientos, lo que nos permite expresar una amplia nuestras emociones.

Según el investigador de Reino Unido, “con la cara podemos señalar más de 20 categorías diferentes de emoción mediante la contracción o relajación de los músculos«. Y agregó que «es poco probable que nuestros primeros ancestros humanos tuvieran la misma destreza facial que nosotros».

¿Y en futuro? ¿Cómo seremos?

Para el futuro O’Higgins, afirmó, que gracias a las dietas modernas y la industrialización de las sociedades, el patrón a seguir, es que nuestro rostro siga disminuyendo de tamaño. Sin embargo, indicó que “hay límites sobre cuánto puede cambiar el rostro humano. Por ejemplo, la respiración requiere una cavidad nasal lo suficientemente grande».

Foto Referencial

Para finalizar, los científicos del estudio consideran necesario e importante seguir evolucionado, aunque desconoce cómo será dicha evolución, mientras tanto, habrá que esperar…

Lea también: Cómo lidiar con la crisis y las emociones

Con Información de: www.bbc.com

Comenta y se parte de nuestra comunidad