Hay ciertos alimentos que incluimos en nuestra dieta sin darnos cuenta de las consecuencias negativas que pueden tener en nuestra salud. Los productos azucarados y los altos en grasas se hacen apetecibles, bien por su sabor o por la energía que sentimos que nos aportan. Sin embargo, estos son alimentos dañinos para el funcionamiento del cuerpo a largo plazo. Y lo peor, es que no solo nos afecta a nosotros, sino también a nuestra familia, en especial, a los más pequeños, quienes empiezan a consumir estos productos por no tener otras opciones disponibles.

Por esta razón, hoy te sugerimos que te deshagas de 3 alimentos dañinos para tu salud y la de tus seres queridos. Además, te recomendaremos los mejores alimentos para sustituirlos, de acuerdo con la opinión de los expertos de la Clínica de Cleveland.

Evita las cremas saborizadas para el café

Kristin Kirkpatrick, directora de los Servicios de Nutrición del Instituto del Bienestar de la Clínica de Cleveland, alerta que demasiadas personas en el mundo consumen cremas ultra procesadas para el café, las cuales tienen grandes cantidades de azúcar dependiendo del sabor que buscan emular. Tomarlas en la mañana es especialmente peligroso porque estimulan las ganas de seguir consumiendo cosas dulces. Esto hace que nos sintamos más hambrientos y más ansiosos por el resto del día.

Las cremas con sabor también pueden contener muchas calorías y grasas trans, identificadas como “aceites parcialmente hidrogenados” en las etiquetas de los productos. Estos elementos las hacen poco recomendables para el consumo regular, pero si no puedes eliminar las cremas para el café de tu dieta, “al menos resérvalas para ocasiones muy especiales«, aconseja Anna Taylor, una nutricionista que colabora con la misma clínica.

Foto Referencial

Mejor, prueba estas alternativas

  • La leche en polvo, las leches alternativas o las cremas hecha con leche de nueces son muy buenas opciones para sustituir las cremas saborizadas para el café.
  • Agregar vainilla, cacao, canela o cayena al café es ideal darle un sabor, si el problema es su sabor puro, sugiere Julia Zumpano, dietista nutricionista de la Clínica de Cleveland, especializada en Cardiología Preven
  • Otra alternativa es empezar a tomar té sin azúcar que “puede resultar más apetecible que el café sin azúcar. Y con aproximadamente la mitad de la cafeína, el té aún puede ayudarte a empezar el día«, dice la doctora

Sí, por otro lado, es necesario agregar dulzura a cualquiera de estas bebidas calientes, Zumpano sugiere que tenemos que limitarnos a 1 cucharadita o menos de jarabe de maple, miel orgánica o agave.

Deshazte de la margarina toda costa

La grasa trans es el elemento que mantiene en estado sólido a las margarinas en barra, aun cuando se encuentran a temperatura ambiente. La nutricionista Zumpano explica que «es mejor reemplazar las grasas sólidas con aceites líquidos, como el aceite de oliva virgen extra«.

Muchas personas optan por la mantequilla en lugar de la margarina, con la idea de que la primera es menos dañina. Y, de cierta manera, tienen razón porque la mantequilla es un producto “más natural”. Sin embargo, una cucharada de mantequilla contiene aproximadamente 7 gramos de grasa saturada, casi la mitad del límite diario para la mayoría de las personas. Entonces, comer margarina o mantequilla regularmente es un terrible hábito para de nuestra cintura, siendo, además alimentos dañinos para la salud del corazón.

Lea también: 5 alimentos que debes evitar para tener una mejor figura

No te conformes con la mantequilla, prueba estas opciones mucho más saludables

  • El puré de aguacate “es la mayonesa de la naturaleza y es excelente para tostadas y sándwiches», dice Zumpano. Además recomienda probar el aceite de aguacate o el aceite de sésamo.
  • La mantequilla natural de maní o de almendras. Pero «busca una que no contenga grasas trans«, enfatiza la nutricionista

Para cocinar, lo mejor es cambiar la margarina o la mantequilla por aceite de oliva o aceite de canola, los cuales contienen aproximadamente la misma cantidad de calorías, pero son mucho mejores para nuestro corazón.

Elimina las carnes procesadas de tu dieta

Las carnes procesadas son una fuente de proteína fácil y conveniente. Pero, desgraciadamente, también contienen cantidades excesiva de sodio, grasas saturadas y aditivos, los cuales debemos evitar. Además, muchas carnes procesadas pierden parte de su valor alimenticio por la cantidad de alteraciones por las que pasan.

Anna Taylor explica que, además de la tradicional bologna, salami o el pastrami, los cortes magros como el pavo y el jamón también son alimentos dañinos para nuestra salud y la de nuestra familia. «Comerlos regularmente conduce a un alto nivel de colesterol LDL, presión arterial y aumento de peso«, completa la doctora Zumpano.

Por otro lado, la doctora Hillary Sullivan, colaboradora de la Clínica de Cleveland, agrega que «las carnes curadas contienen nitratos de sodio, nitritos de sodio y otros químicos conservantes, que pueden ser potencialmente cancerígenos, además de hormonas que aumentan igualmente el riesgo de padecer cáncer, especialmente, de colon.

Foto Referencial

Una opción más saludable

La mejor opción para sustituir las carnes procesadas por completo es probar con proteínas de origen vegetal, como el hummus, “fajitas” o “roles” vegetarianos, sopa de lentejas cargada de otros vegetales.

Estos simples cambios en nuestra alimenticios pueden traer incontables beneficios para nuestra salud y la de las personas que queremos. 

Con información de:

health.clevelandclinic.org

Lea también: Los vegetales congelados son ideales para llenar tu nevera

Comenta y se parte de nuestra comunidad