Los tratamientos de estética son vistos por la mayoría de las personas como procedimientos no invasivos, poco peligrosos y que pudiesen ser recibidos por todo tipo de personas. Pero es vital aclarar que las personas que presentan un estado de salud, condiciones o alteraciones sistémicas que pueden poner en riesgo de descompensación a la persona, o quizás sea una contraindicación absoluta para recibir ciertos tratamientos estéticos en cabina.

Todo paciente que ingresa al centro de estética debe ser evaluado físicamente y realizarse exámenes clínicos en el laboratorio con la finalidad de verificar que todos sus valores estén dentro de los parámetros normales para así contar con un patrón de seguridad tanto para el paciente como para el profesional a ejecutar los procedimientos. Existen muchos pacientes asintomáticos, es decir que no presentan síntomas en muchas ocasiones ante alteraciones de valores sanguíneos y enfermedades, lo que no los priva de presentarla y padecerla.

Todo procedimiento realizado en cabinas o consultorios estéticos provocan estímulo y activación del sistema linfático, inmunológico y sistema musculo esquelético, con mayor predominio directamente en el área donde se realiza el tratamiento pero también existe una respuesta general del cuerpo.

tratamientos estéticos

Foto Referencial

Lea también: ¡Estoy embarazada!… ¿qué tratamientos estéticos me puedo hacer?

Los tratamientos realizados a través de aparatología trabajan a través de diferentes generadores de emisión como son los ultrasonidos, radiofrecuencias, electroestimuladores musculares, láser, ondas de choque, entre otros así como: tratamientos mínimamente invasivos que provocan diferentes respuestas.

Cada máquina presenta contraindicaciones relativas y absolutas, en donde el profesional debe saber en qué pacientes se puede aplicar el tratamiento con sus cuidados pertinentes durante la aplicación así como los pacientes que NO califican para ciertas máquinas por presentar una condición de salud que sea contraindicación absoluta para recibir el tratamiento.

A través de los exámenes de laboratorio podemos verificar que cada paciente esté estable, que posee su nivel de oxígeno en sangre adecuado valor primordial ya que con escasez de oxígeno en el cuerpo la regeneración de tejido y cicatrización de heridas estará retrasado por la falta de nutrientes mientras que en el proceso de envejecimiento se acelera por la oxidación celular, los valores de triglicéridos y colesterol aumentados son una contraindicación absoluta para la realización del tratamiento de ultracavitación ya que al recibir el tratamiento los niveles grasos sanguíneos se elevan y si el paciente los tiene por encima de los valores normales se puede desprender por la onda ultrasónica un ateroma (placa o paquetito graso que puede viajar por el torrente sanguíneo y obstruir una arteria) y provocar un lipoembolismo.

Para los parámetros de tiempo de sangría, coagulación y glicemia es importantísimo que estén normales ya que si el paciente se va a realizar procedimientos mínimamente invasivos es necesaria una respuesta de coagulación adecuada para evitar hemorragias y cicatrización rápida.

tratamientos estéticos

Foto Referencial

Hoy por hoy existen muchísimos centros donde no es un hábito la solicitud de exámenes paraclínicos como son estudios de laboratorio, ecosonogramas de tejido blando para verificar la presencia de materiales de rellenos prohibidos y posible migración de la sustancia a otras zonas, radiografías panorámicas dental para determinar si el paciente posee alguna pulpitis o fracturas de piezas dentales y va a recibir tratamiento de HIFU por ejemplo en ése caso está prohibido.

Estimados pacientes antes de la belleza está su salud, ¡tomemos conciencia!

Lea también: Borrado de tatuajes con Tecnología Láser Neodimio Yag Qs

Lic. Marta Arenas Montagne

Fisioterapeuta Dermatofuncional

Instagram:  @licenciadamartaarenas

Comenta y se parte de nuestra comunidad