El Centro para el Control de Enfermedades de Estados Unidos (CDC, por sus siglas en inglés), alertó en una de sus publicaciones en la red social Twitter que el pollo no se debe lavar cuando está crudo.

Según la agencia gubernamental de protección de la salud, lavar esta ave puede propagar microbios a otros alimentos y utensilios de cocina.

Dicha recomendación encendió un debate en las redes sociales. Usuarios manifestaron su desacuerdo en cuál es la manera más segura de tratar el pollo antes de cocinarlo.

Algunos reaccionaron con asco, señalando los días que pueden pasar las presas de pollo en sus empaques flotando en «porquería» e insistiendo en que continuarían lavando el ave. Otros optaron por burlarse de la propuesta.

La CDC indicó que su intención no fue alarmar a la población, sin embargo, su postura se mantuvo, asegurado que la mejor manera de matar a las bacterias que contienen el pollo es cocinándolo bien.

«No se deben lavar ni el pollo, ni otras carnes ni huevos antes de cocinar. Puede propagar microbios por toda la cocina«, explicaron.

el pollo

Foto Referencial

Lea también: 10 tips para lavar, desinfectar y conservar tus frutas y vegetales

¿Peligro de intoxicación?

Años atrás, la Agencia de Normas Alimentarias del Reino Unido (FSA por sus siglas en inglés), advirtió que lavar el pollo antes de cocinarlo puede aumentar el riesgo de propagar la bacteria campylobacter en: manos, superficies de trabajo, ropa y utensilios de cocina a través de la salpicadura de gotas de agua.

La FSA realizó esta advertencia en junio de 2014, después de descubrir que en ese país el 44% de las personas lavan el pollo antes de cocinarlo. Las razones más citadas por las que las personas lavan esta ave de corral fueron para eliminar el sucio o los gérmenes, o porque siempre lo habían hecho.

Una de las causas más comunes de intoxicación alimentaria es la enteritis por campylobacter. Normalmente la infección se debe al consumo de aves crudas, vegetales frescos o leche sin pasteurizar.

La campylobacter es una bacteria que se contagia al comer o tomar alimentos infectados, y puede causar: diarrea, dolor abdominal, fiebre, náuseas y vómito.

Secuelas

Aunque la mayoría de las personas sólo están enfermas durante unos días, esta bacteria puede ocasionar problemas de salud a largo plazo como: el síndrome de intestino irritado y el síndrome de Guillain-Barré, que atacan el sistema nervioso periférico, y pueden surgir como consecuencia de una infección con esta bacteria.

También puede ocasionar la muerte. Las personas con más riesgos son niños y de edad avanzada.

el pollo

Foto Referencial

«A pesar de que las personas tienden a seguir las recomendaciones para manipular aves de corral, como lavarse las manos después de tocar un pollo crudo y asegurarse de cocinarlo completamente, nuestra investigación indica que lavar el pollo crudo es una práctica extendida», comentó en ese entonces la presidenta de FSA, Catherine Brown.

«Es por esto que hacemos un llamado para que la gente deje de lavar el pollo crudo. También queremos crear conciencia de los riesgos de contraer campylobacter como resultado de una contaminación cruzada».

El tratamiento común para enfrentar una infección como está es:

  • Tomar abundante agua,
  • Comer pequeñas porciones de alimentos durante el día, en vez de grandes cantidades en el desayuno, almuerzo y cena,
  • Llevar una dieta alta en potasio,
  • Ingerir comidas saladas.

Tratamiento con cloro…

En Estados Unidos, las regulaciones alimentarias exigen a las plantas producción avícola tratar el pollo con procesos antimicrobianos conocidos como tratamientos de reducción de patógenos.

En los mataderos, después de sacrificar el animal, desplumarlo y eviscerarlo, se le administra un «procedimiento de lavado final» en el que se le aplica químicos, generalmente una solución de dióxido de cloro, para reducir la prevalencia de salmonella o campylobacter.

Este procedimiento se ha convertido en un obstáculo para la importación del pollo a la comunidad europea.

Uno de los argumentos de la UE contra el pollo clorado es que fomenta descuido entre los consumidores en el momento de manipular esa carne cruda en sus casas.

El pollo

Foto Referencial

Lea también: Antibióticos en jaque por bacterias resistentes según la OMS

Con Información: www.bbc.com

Comenta y se parte de nuestra comunidad