Gracias a su imagen exótica y a su facilidad para para integrarse con distintos platos y ensaladas, el kiwi se ha convertido en una de las frutas más populares en los últimos tiempos. Y aunque muchas personas solo la consumen por sus llamativos colores o por su peculiar sabor, este alimento cuenta con una gran cantidad de propiedades que benefician nuestra salud.

Apoyándose en una recopilación de estudios del Departamento de Nutrición y Bromatología de la Facultad de Farmacia de la Universidad Complutense de Madrid, Joanna Guillén Valera hace un repaso de las propiedades y los efectos positivos que  supone el consumo del kiwi para el cuerpo humano. Desde efectos antioxidantes y pocas calorías, hasta la habilidad de hacernos respirar mejor, estos son los beneficios que puede brindarnos esta fruta:

Foto Referencial

El kiwi es un antioxidante natural

La primera propiedad que destaca es el poder antioxidante del kiwi. De acuerdo con los estudios consultados, la ingesta regular de esta fruta aumenta la concentración plasmática de vitaminas antioxidantes, como la C, la E, la luteína y la zeaxantina.

Al inicio de su artículo para el portal CuídatePlus, Guillén Valera explica que «consumir esta fruta con las comidas aumenta la capacidad antioxidante del plasma posprandial, lo que podría prevenir el estrés oxidativo justo después de las comidas«. Además, asegura que el consumo de 1 a 3 kiwis diarios por 3 o 4 semanas mejora la resistencia de ADN de los linfocitos frente al daño oxidativo.

Es poco calórico y alto en vitamina C

Otra característica que hace de esta fruta una opción muy atractiva es su bajo contenido calórico, aportando apenas con 50 calorías por cada 100 gramos. Por otro lado, la farmacéutica y nutricionista Amil López Viétez, creadora de la plataforma Dieta Coherente, también dice que el kiwi «tiene un contenido más elevado de vitamina C que la naranja«, porque cuenta con 92,7 mg por cada 100 gramos, mientras que la naranja solo contiene 53,2 mg.

Lea también: Para tu corazón, mejor kiwi que manzana

Foto Referencial

Combate el estreñimiento

Cuando algunas personas tienen problemas de estreñimiento o necesitan ir al baño con mayor frecuencia, se les suele recomendar esta fruta. Según la doctora López Viétez, esto sucede porque el kiwi tiene «cantidades notables de fibra soluble, que regula los niveles de colesterol, triglicéridos y azúcar en sangre, y que previene el estreñimiento«.

Algunos estudios realizados en personas mayores ayudaron a demostrar los efectos positivos del kiwi en el tratamiento del estreñimiento. «Estos beneficios se deben al contenido en fibra tanto soluble como insoluble, que retiene gran cantidad de agua, aumenta la masa fecal y suaviza el tránsito intestinal«, expone Ana María López-Sobaler, autora de uno de los documentos de la Facultad de Farmacia consultados.

Según esta especialista, el consumo de kiwi también puede tener un efecto prebiótico al promover el crecimiento de lactobacilos y bifidobacterias en el intestino, además de ayudar al tránsito intestinal cuando se consume con otras comidas, porque:

«Aumenta la hidrólisis proteica y facilita la digestión gástrica, lo que puede ser especialmente beneficioso cuando la secreción de ácido clorhídrico no sea óptima o en trastornos gastrointestinales funcionales«, según López-Sobaler.

Por esta misma razón, la nutricionista López Viétez recuerda que «se debería evitar su ingesta en episodios de gastroenteritis o de inflamación intestinal«.

El kiwi ayuda a respirar mejor

Uno de los beneficios más desconocidos del kiwi es su capacidad para mejorar nuestra respiración. De acuerdo con los documentos de la Facultad de Farmacia de la Universidad Complutense, «esta fruta contiene nutrientes y fitoquímicos asociados (…) con el bienestar del sistema inmune, como son la vitamina C, E y K, folatos, carotenoides, potasio y polifenoles».

Guillen Valera continua diciendo que el consumo del kiwi «aumenta la fagocitosis y los niveles de inmunoglobulinas, la actividad de las células NK, la activación de células T y la producción de citoquinas, y por su actividad antioxidante protege a las células del sistema inmunitario del daño oxidativo, y la consecuente pérdida de integridad y fluidez de la membrana«.

Además de esto, también ayuda a prevenir infecciones del tracto respiratorio. Estos efectos «pueden deberse no sólo al elevado contenido en vitamina C, sino también a otras vitaminas y compuestos con actividad antioxidante del kiwi«, aseguran los documentos de la Facultad de Farmacia.

Foto Referencial

La mejor forma de comer kiwi

Bien sea el kiwi amarillo o el verde, cuyas propiedades son exactamente iguales, Amil López Viétez recomienda que «es mejor tomarlo en crudo, porque así se consume toda la fibra y porque tiene un índice glucémico más favorable para el organismo«. Al consumirlo entero podemos sacarle el mayor provecho a sus propiedades.

Sin embargo, también existen otras opciones con las que podemos complementar sus efectos, como incluirlo en jugos combinados, batidos, ensaladas y hasta en la guarnición de carnes o pescados.

Con información de:

cuidateplus.marca.com

Lea también: Pollo al kiwi

Comenta y se parte de nuestra comunidad