El sarro, también conocido como cálculo dental, es la masa de color blanco o amarillenta que se forma alrededor de los diente como consecuencia de la calcificación de la placa dental. El sarro, está conformado por bacterias, restos de comida y saliva. Para que dicha placa se mineralice y se trasforme en cálculo dental solo es necesario que pasen 24 horas.

Si bien es cierto, el sarro por sí mimo no tiene ningún efecto perjudicial, sin embargo, su formación puede causar múltiples problemas para la salud bucal.

Jaime Alfonso, miembro de la Junta del Colegio Oficial de Odontólogos y Estomatólogos de Aragón, en España, indicó que “el sarro actúa como una especie de barrera de coral, la cual aísla ciertas zonas o recovecos que, al estar protegidos por la capa de sarro, son un lugar idóneo para la proliferación de bacterias”.

el sarro

Foto Referencial

Lea también: ¡Bruxismo! El hábito que puede acabar con tus dientes (+ video)

Los daños que puede generar el sarro son diversos

La especialista en Estomatología Blanca Cabezas, aseguró que “los problemas que ocasiona vienen derivados de su gran capacidad para que sobre él se adhiera la placa bacteriana, la cual es la responsable de la mayoría de las patologías orales”. Para la experta, “el sarro puede conllevar la aparición de caries, problemas como la gingivitis, la periodontitis y las recesiones de encía, halitosis y mal aliento, además de un aspecto fuertemente antiestético”.

El cálculo dental puede originar complicaciones más fuertes que pueden comprometer la salud bucal. Según cabeza, las “afecciones como la caries y la periodontitis son las causas más frecuentes de pérdida de dientes, lo cual no es una cuestión menor, ya que además de una alteración estética, la ausencia de un diente produce un trastorno en la capacidad de masticar, lo que a su vez puede acarrear trastornos digestivos”.

Existe una falsa creencia que el sarro puede ser eliminado desde casa, sin embargo esto es imposible, “la única forma de hacerlo es acudir a un especialista y someterse a técnicas como el raspado o los ultrasonidos”, expresó Cabezas.

Para evitar el sarro es fundamental prevenir o al menos prevenir su formación. ¿Cómo hacerlo?, aquí te dejamos algunas recomendaciones:

  • Cepillado profundo: Es fundamental cepillarse los dientes al menos tres veces al día, y realizar un cepillado profundo para eliminar cualquier resto de placa.
  • Usar hilo dental: Es una herramienta muy útil para limpiar aquellos ángulos donde quizás no llega el cepillo y para hacer más completa la higiene bucal.
  • Acudir al dentista: Además de una correcta higiene oral en casa, es fundamental acudir periódicamente al dentista, al menos una vez al año.
el sarro

Foto Referencial

Alimentos que favorecen la aparición de sarro

La saliva es uno de los principales factores para la formación del sarro. Sin embargo, existen ciertos alimentos y productos que ayudan a su aparición.

Los alimentos que se pegan a los dientes con más facilidad que otros, como el pan, los dulces y las bebidas carbonatadas aumentan la retención de la placa. Cabezas aseguró que “también hay otros productos que, por el contrario, favorecen la autolimpieza de la boca debido a su consistencia dura, como las manzanas o las zanahorias crudas”.

Lea también:Trucos caseros para blanquear los dientes

Con Información de: cuidateplus.marca.com

Comenta y se parte de nuestra comunidad