Las propiedades medicinales de la planta de eucalipto se han vuelto muy populares en tiempos recientes. Cada día es más estudiada su composición en el campo científico, las cuales ya han demostrado diversos beneficios en la práctica de la fitoterapia.

La introducción de esta planta en los tratamientos medicinales no se dio sino hasta el siglo XVIII. El árbol es natural de Australia, en algunas zonas como la isla de Tasmania, pueden encontrarse más de 300 especies, o incluso 700 especies del género Eucalyptus. Por su rapidez de crecimiento fue extraído y resembrado en distintas partes del mundo para desarrollar la producción de madera, fabricación de pulpa de papel y la obtención de aceite esencial.

Por otra parte, se descubrió que sus esencias ayudaban al saneamiento de lugares pantanosos alejando a los mosquitos, por lo que se empezaron a agregar en productos químicos para controlar el paludismo en muchas zonas de Asia, América del Sur y el sur de Europa. Y por su capacidad de adaptación y su forma tan estética, también se popularizó como un árbol de jardín.

Foto Referencial

Sirve para tratamientos antimicrobianos y antifúngicos

En la actualidad, el eucalipto se considera una de las mejores especies vegetales para el tratamiento de enfermedades del aparato respiratorio, pues se le atribuyen propiedades antisépticas, expectorantes y antiinflamatorias que contribuyen a combatir infecciones como la congestión, la bronquitis y la tos.

En algunos países se ha incrementado el uso del eucalipto para desinfectar el aire, ya que su aceite esencial impide el crecimiento de gérmenes como estafilococos, cándidas, mycobacterium tuberculosis y hasta el virus de la rabia.

La efectividad del eucalipto también ha sido probada en el tratamiento de afecciones en la piel, como heridas, cortes, arañazos y pinchazos; aftas bucales (llagas de la boca), gingivitis, caries, herpes, acné y hasta el mal aliento. También se aplica en el tratamiento de la artritis reumatoide (afección e hinchazón de las articulaciones), artrosis (el desgaste del cartílago de las articulaciones, especialmente en columna, cadera, manos y pies) y dolores musculares (distensiones y/o desgarres).

Para añadir aromas, fragancias y controlar excesos

En el campo de la cosmética se ha introducido en productos como champús anticaspa, dentífricos, jabones, cremas, pomadas, lociones y ambientadores, entre muchos otros productos.

Incluso algunas publicaciones recomiendan ingerir infusiones, ya que las hojas del eucalipto contienen sustancias químicas que pueden ayudar al control del azúcar en la sangre en pacientes con diabetes. Sin embargo, y de acuerdo con la información del portal MedlinePlus, no hay suficiente evidencia para hacer una determinación en favor de esta y algunas otras aplicaciones.

Lea también: Eucalipto, planta medicinal para respira mejor (+ video)

Foto Referencial

Preocupación por la seguridad de su uso y contraindicaciones

El eucalyptol, también conocido como cineol, es el principio activo presente en la planta del eucalipto y en su aceite esencial. Además del uso tópico, hay personas que también consumen el aceite con fines medicinales. Con respecto a esto, las investigaciones publicadas por MedlinePlus explican que su ingesta es probablemente segura cuando se trata de pequeñas cantidades contenidas en algunos alimentos, pero no hay suficiente información para asegurar que los suplementos con grandes cantidades sean buenos para nuestra salud.

Por otro lado, el aceite también debe ser diluido en agua primero para ser seguro y la ingesta debe limitarse a un máximo de 12 semanas. Tomar 3,5 ml de aceite de eucalipto sin diluir puede ser fatal. Los signos de envenenamiento pueden incluir dolor de estómago y ardor, mareos, vómitos, debilidad muscular, pupilas pequeñas, sensación de asfixia y diarrea, entre otros.

En cuanto al uso tópico, no hay estudios suficientes que comprueben que la aplicación directa del aceite de eucalipto, sin haber sido diluido antes, sea segura para la piel. Pero las mayores contraindicaciones son para los períodos de embarazo y lactancia, para los niños menores de tres años, las personas alérgicas, pacientes con diabetes y en procesos pre y postoperatorios. En estos casos se recomienda mantener estricta supervisión médica sobre el uso del eucalipto en cualquiera de sus formas.

Con información de:

medlineplus.gov

botanical-online.com

webconsultas.com

Lea también: Cura la tos seca con estos remedio caseros

Comenta y se parte de nuestra comunidad