Cuando escuchamos hablar sobre extensiones de pelo, inmediatamente pensamos en un recurso que usan las mujeres para mejorar el aspecto de su cabellera, para hacerlas más largas, agregarle volumen, jugar con el color y hasta para cubrir ciertas carencias y afecciones como la alopecia. Lo que muchos no saben, es que todos estos usos pueden ser perfectamente aplicables para los hombres.

Más allá de ser amantes del rock pesado o surfistas, muchos hombres disfrutan dejarse la cabello largo. Sin embargo, no todos tienen la capacidad de tener la melena de sus sueños, bien porque no les crece hasta donde ellos quieren, porque su tipo de cabello es muy fino o lacio o porque sencillamente no tienen la paciencia para esperar a que les crezca. Entonces, es en esos momentos cuando las extensiones de cabello pueden ser muy útiles.

Elko Tilla, redactor de la revista GQ España, conversó con algunos barberos y estilistas sobre el aumento que ha habido en la búsqueda de estos mechones por parte de los hombres, cuyo principal objetivo es aportar longitud y densidad a sus cabelleras– Además le explicaron cuáles son sus distintos usos.

La popularidad de las extensiones para hombres y sus usos

El famoso peluquero español, Alberto Cerdán, cuenta que la demanda de extensiones de pelo masculinas varía según la época del año. Generalmente, es durante el verano que los hombres se atreven más a pedirlas. Para Cerdán, esto se debe a que las extensiones suelen ofrecer los mejores resultados gracias al efecto del sol.

En cuanto a los usos de estos mechones, los hombres principalmente buscan extender la longitud, agregar volumen y resaltar el color de su pelo:

Están los que tienen el cabello un poco largo pero quieren darle volumen y profundidad a su melena, y también los que quieren aportarle color. Gracias a las propiedades que tienen las extensiones y a la pigmentación de color se producen reflejos veraniegos cuando se entremezclan con el cabello propio”, dice el peluquero.

Entonces, si lo que deseamos es proporcionar más cuerpo a nuestro cabello y hacerlo muchos más llamativo, las extensiones de pelo pueden ser una excelente opción. Aun así, hay que tener en cuenta que estas tienen una duración específica, por lo que no son una solución permanente a nuestros problemas. Se pueden encontrar extensiones naturales y sintéticas, que no son tan recomendables, y son colocadas cuidadosamente en peluquerías. En las barberías es bastante inusual encontrar este servicio.

Lea también: Los hombres y las cejas, ¿cómo arreglarlas sin ir demasiado lejos?

Foto Referencial

¿Cómo colocarlas?

Tilla explica que para poder fijarlas es necesario tener un pelo fuerte y de un nivel medio de textura, que no sea muy fino, para no arrastrar el cabello propio y provocar su caída. También conviene contar con un mínimo de longitud que pueda cubrir el lugar donde el mechón se acopla a nuestra cabellera. Las extensiones de pelo se cosen o trenzan desde la raíz, en las llamadas extensiones de cortina, con pinzas, con queratina, mediante sellado con calor, o una fusión en frío con ultrasonidos.

Si lo que queremos es ser discretos, es posible utilizar mechones individuales con una textura, longitud y color parecidos a los de nuestro cabello natural. Estas pueden durar hasta 5 meses, siempre y cuando se cuiden al máximo.

Cerdán  advierte que las extensionesson finas, extremadamente sensibles, y requieren mucha nutrición. Después de cada lavado es imprescindible poner crema o mascarilla de maíz o natural en la raíz, para que el cabello esté suave a la hora de secar y peinar”.

Por su parte, Cristina Cali, peluquera de Studio C en Madrid, recomienda no dejar pasar más de 3 meses para visitar la peluquería. El crecimiento natural de nuestro cabello hace que tengamos que remplazarlas constantemente. Además, aconseja que evitemos dormirnos con el cabello húmedo, dejar que se nos enrede demasiado el cabello y no exponerlo demasiado al calor, la sal o el cloro en verano.

El uso de las extensiones de pelo también tiene que ser moderado. Abusar de ellas puede terminar en daños severos en las fibras capilares y hasta en el cuero cabelludo, comenta Tilla. Y para muchos hombres, lo último que querrían es dañar su pelo de forma permanente.

Foto Referencial

Otras opciones para mejorar la apariencia del cabello

Tal como comentamos arriba, es muy inusual encontrar una barbería en donde se vendan estos productos y todavía menos probable es encontrar una que preste el servicio de colocarlas. Sin embargo, estos locales ofrecen muchas otras opciones para mejorar el aspecto de nuestro cabello, en especial para los hombres que aun no se han atrevido a probar con las extensiones. El reconocido peluquero y barbero Fernando Navarro, explica que en el local donde trabaja recurren a otros medios para combatir los problemas del cabello:

Nosotros nunca lo hemos hecho [colocado extensiones], y no son comunes en este tipo de establecimientos (…). Para disimular la falta de cabello empleamos productos con los que se puede conseguir un efecto óptico de mayor longitud, como sprays en fibra para la parte superior de la cabeza. Pero hoy se piden larguras de pelo más cortas, degradados. Sería interesante que hubiera extensiones para barbas, porque enseguida uno quiere que le crezca” finaliza el barbero.

Con información de:

revistagq.com

Lea también: ¿Quieres mejorar tu imagen? Prueba estos cortes bajos para caballeros

Comenta y se parte de nuestra comunidad