¿Tienes como costumbre cada mañana al levantarte tomar un taza de café negro? Y es que antes de colocarle leche o azúcar, prefieres tomarlo al natural y saborear en cada sorbo su inigualable sabor amargo. Pero ¿te has puesto a pensar por qué de esto? Es simple… podrías ser una persona psicópata y no saberlo.

Un estudio publicado en la revista Appetite, encontró la relación entre el amor por el café negro y las tendencias sádicas o psicopáticas.

Para llegar a dicha conclusión, los investigadores realizaron más de 1000 encuentras a adultos, donde se les pidió hablaran de sus preferencias en cuanto a comidas y sabores. Los participantes fueron evaluador y sometidos a distintas pruebas para conocer sus rasgos de personalidad antisociales, como: el sadismo, el narcisismo y la psicopatía.

Científicos de la Universidad de Innsbruck, en Austria, fueron los que encontraron la preferencia entre los sabores amargos y el comportamiento psicópata del bebedor de café.

«Sadismo cotidiano», fue la asociación más cercana fue entre los alimentos amargos, es decir, el placer por infligir niveles moderados de dolor a otras personas.

café amargo

Foto Referencial

Lea también: Café rosa, una bebida tan versátil como saludable

El café amargo vs hostilidad y psicopatía

En este estudio, el café oscuro no fue el único que sobresalió. La investigación también encontró que las personas les gustan el sabor del rábano, el apio y el agua tónica, tenían grandes probabilidades de presentar rasgos antisociales.

No es la primera vez que la investigación ha encontrado un vínculo entre el gusto y la personalidad.

Otros estudios han afirmado que el sabor el dulce aumenta la «amabilidad» y el entusiasmo por ayudar, mientras que el sabor amargo aumenta la hostilidad y provocan juicios morales más severos.

Christina Sagioglou y Tobias Greitemeyer, parte del equipo que participó en el estudio, creen que dicha asociación puede volverse crónica, sobre todo en las personas que prefieren los gustos fuertes, es decir, los sabores amargos, ya que podrían ser personas más hostiles, hipócritas, narcisistas, egoístas, insensibles y maquiavélicas.

café amargo

Foto Referencial

Ya lo sabes, si conoces a alguien que ame y disfrute del café muy amargo ¡cuidado!, podría tratarse de una persona psicópata, así que procura observar un poco más su comportamiento… Ahora, si eres tú quien ama los sabores amargos prepara a tu entorno, ya que podrías ser como una montaña rusa,  llena de emociones.

Lea también: Propiedades del té verde matcha

Con Información de: www.actitudfem.com

Comenta y se parte de nuestra comunidad