El presente artículo está basado en información extraída del libro del Lic. M. Eduardo Delgado Alcalá:

EL PODER INTERNO QUE ACTIVA TUS DECISIONES

(HERRAMIENTAS DE VIDA PARA EL BIENESTAR)

“¿Me expliqué?” o “¿entendiste?”, son las preguntas típicas en una conversación que inclusive se realizan como muletillas o en “piloto automático”, durante el intercambio; el cual puede ser en interacciones formales tipo clases, conferencias o reuniones de trabajo, así como en encuentros casuales e informales. ¿Qué pretende quién formula estas interrogantes? Busca determinar la interpretación que le está adjudicando su interlocutor. Es decir, el sentido y significado que para este interlocutor tiene lo escuchado u observado; representa la percepción en la comunicación.

El propósito de la percepción es la formación del mapa que da la experiencia en curso. La percepción es individual y, a la vez, está influida por el sistema interno, el entorno y las experiencias vividas por cada persona: emociones, intereses, cansancio, salud, entre otras. La importancia de este conocimiento permite evitar las confusiones y tener en cuenta la precisión en la transmisión de los mensajes, tanto en los momentos familiares o sociales, como laborales, con la finalidad de tomar decisiones y actuar en consecuencia. “¿Cuál es tu percepción de esto?”. “Ahh, ya entiendo por qué las diferencias, mi percepción es otra”.

Durante una entrevista realizada por Eduard Punset (Redes-El cerebro construye la realidad, 30-10-2011), a la Dra. Kia Nobre, profesora de Neurociencias en la Universidad de Oxford; ella presentó un Modelo Circular de Influencia y el papel de la Percepción, para ejecutar las decisiones tomadas. Considero pertinente tomarlo como referencia y rediseñarlo acá, para reflejar la influencia de las emociones y así emplear la siguiente secuencia:

Percepción Visual

Se refiere esta forma de percepción, al procesamiento de datos e información tomados a través del sentido de la vista. Este canal de recolección permite asignar sentido y significado a la interpretación que adjudica el observador. Una cosa es ver y otra diferente es observar. En el segundo caso el mapa de la persona tiende a ser más preciso.

Percepción Auditiva

En este aparte se procesan datos e información que son tomados a través del sentido del oído. Una cosa es oír y otra es escuchar.

Las limitaciones en esta forma de representarse la realidad se detectan también con ejercicios, los cuales solamente podrán realizarse de manera presencial. La experiencia logra dejar en evidencia el hecho de que “…cada uno escucha lo que quiere…”.

Percepción

Foto Referencial

Lea también: Escuchar, escuchar, escuchar…

Percepción Kinestésica

Este nivel de percepción engloba la detección de información a través del tacto, olfato, gusto y las emociones. Experiencias o ejemplos que permitan identificar este proceso, como cotidianamente empleamos en el hogar, por ejemplo, al surgir una conversación parecida a: creo que se está quemando la torta que está en el horno, quien cocina preguntaría: ¿qué te hace pensar eso?, y la respuesta quizá sería: “pues ese olor característico a quemado”; la persona que alerta está guiándose por su percepción kinestésica (sentido del olfato), y sus experiencias anteriores. ¡¡¡Quizá podría estarse equivocando!!!

De acuerdo con la experiencia de cada individuo, puede haber desaciertos al momento de interpretar olores, gustos, contactos o sensaciones. Es la forma limitada para determinar, en lo individual, el proceso de dar sentido y significado a la información dentro de estas modalidades, y consecuentemente representarse la realidad.

Impactos de la percepción en la salud emocional y física

Un ejemplo significativo sobre las influencias de la percepción y cómo puede engañarnos, está el siguiente relato: Una pareja de enamorados que compartirían una cena en casa de ella. Él llega tarde, corriendo y preocupado al edificio de ella, pues no pudo contactarla por teléfono móvil para avisarle de su retraso. Logró detener el elevador a tiempo y entró aprisa, la dama que estaba adentro le mantuvo abierta la puerta.

Hay eventos de la vida que suceden sin aviso. Por eso fue por lo que luego de cerrarse la puerta del elevador e iniciar su movimiento, hubo un fallo de electricidad y el elevador se detuvo de pronto. Afortunadamente solo fue salto de corriente y tuvieron luz casi de inmediato. Pero el elevador se quedó parado y las puertas cerradas. Estaba entre dos pisos.

La enamorada entretanto conjeturaba para sí sobre lo incumplido y poco serio de su pareja, debido al retardo en llegar y la falta de consideración al no contactarla. Entre las representaciones que se le ocurrieron a ella, apareció el fantasma de los celos y llegó a imaginarse a su enamorado en brazos de otra dama. Esa representación la llenó de ira y dudas. El continúo retardo y sin aviso, llenó de mayores dudas y malestar a la enamorada. Cuando por fin llegó el enamorado, despeinado y sudoroso, nervioso y preocupado, era obvio que algo le alteraba y lo ponía en evidencia, según la enamorada.

Al final, esa fue una noche llena de reproches y debate sobre fidelidad, comunicación oportuna, confianza, tragedias e incidentes que retrasan cumplimientos. Así como sobre la interpretación humana y los prejuicios. Además, de las trampas de juicios emocionales que nos atribuimos las personas en el proceso personal de querer interpretar lo desconocido o eventos que escapan de nuestro control.

Percepción

Foto Referencial

 Conclusión

En la vida personal y en el trabajo, cuando desconocemos qué sucede con alguien con quien queremos tener una relación en armonía y basada en la confianza, y se presenta una diferencia de opinión, la solución surge de darle al otro su mejor oportunidad para expresarse y preguntarle: “¿cuál es tu percepción del hecho o de lo que te está pasando?…”. Para luego plantear al otro algo como: “…muy bien ya te escuché, ahora yo voy a expresarte mi percepción, para que nos apoyemos en encontrar una explicación que nos lleve a un entendimiento o a una verdad compartida…”.

Por lo tanto, como la percepción es la cualidad que posee el ser humano para procesar e interpretar la información que viene de su entorno, y así darle sentido y significado de manera subjetiva y muy personal a ese mundo, se entiende que la percepción no es una película estática y, por lo tanto, puede llevarnos a engaños.

¿Por qué la percepción es el único modo que tiene el ser humano de interpretar al universo que le rodea? Las personas nos conectamos con el universo que nos rodea a través de los cinco sentidos y de las emociones, esa información es trasladada al procesador de datos del cerebro, donde se le da sentido y significado. Ese es el importante proceso de la percepción.

¿Qué quiere aportarnos este tema de la percepción?

Quiere concientizarnos y que lleguemos a comprender que el procesamiento es individual y tiene muchos aspectos internos y externos a la persona que, afectada por ello, requiere conciliar acuerdos y entendimientos. Una pobre percepción de algún evento es un mapa empobrecido de nuestro mundo, lo cual nos conduce a decisiones inadecuadas y conflictivas, en muchas más oportunidades de las que deseamos.

Lea también: La percepción de la salud emocional y física

Lic. Miguel. Eduardo Delgado Alcalá

Marter Trainer PNL / Master Coach PNL

Twitter: @medelgadoa

Instagram  coachingsistemico

Comenta y se parte de nuestra comunidad