El Síndrome de Ovario Poliquístico  o SOP, es el trastorno endocrino más frecuente de la edad reproductiva de la mujer, con una frecuencia aproximada de 5 – 10 %; se caracteriza por presentar manifestaciones clínicas generales, endocrinológicas y metabólicas como lo son: obesidad o sobrepeso, hirsutismo o aparición de vellos o pelos -en zonas donde habitualmente no hay pelo-, acné,  irregularidades menstruales como el retraso o ausencia de menstruación e infertilidad.

¿Cuáles son las causas del Síndrome de Ovarios Poliquísticos?

Esta patología es más frecuente en familiares que la presentan que en la población general. Sin embargo en su desarrollo además de los factores genéticos también están involucrados los factores ambientales que contribuyen a la expresión clínica del síndrome, entre ellos los hábitos alimenticios y el sedentarismo.

Síndrome de Ovarios Poliquísticos

Foto Referencial

Lea también: Conoce las causas de infertilidad

¿Cómo se realiza el diagnóstico?

Aunque el diagnostico de este síndrome se basa principalmente en la historia clínica, existen criterios establecidos a nivel internacional que incluyen: anovulación crónica, hiperandrogenismo, y el hallazgo de ovarios poliquísticos por ecosonografía, y deben estar presentes al menos dos de estos criterios.

Por otro lado, se recomienda complementar con pruebas de laboratorio que permiten realizar el diagnóstico diferencial con otras patologías como el hipotiroidismo y la hiperprolactinemia, tumores adrenales, hiperplasia adrenal, Síndrome de Cushing, hipogonadismo hipogonadotropico e insuficiencia ovárica prematura.

¿Qué consecuencias puede tener esta patología?

La evidencia sugiere que el SOP tiene un incremento del riesgo cardiovascular y enfermedad cerebrovascular, y entre sus causas se encuentran los cambios producidos a nivel de los niveles de lipoproteínas originadas por el hiperandrogenismo, con el consiguiente aumento del colesterol.

Además también es frecuente encontrar hipertensión arterial en estas pacientes, trastornos en el metabolismo de la glucosa como la Diabetes tipo 2, y se ha observado mayor frecuencia de casos de síndrome de apnea del sueño,  hígado graso, e incluso depresión.

Desde el punto de vista ginecológico y obstétrico, encontramos que estas pacientes  consultan por infertilidad debido a la anovulación y abortos tempranos en el primer trimestre, debido a las alteraciones en el desarrollo endometrial, a la  hiperinsulinemia y a los cambios hormonales que se presentan como los niveles de testosterona elevada además de bajas concentraciones de progesterona.

hipertensión en el embarazo

Foto Referencial

De igual forma en el embarazo estas pacientes pueden tener mayores riesgos de diabetes gestacional, y en algunos estudios se señala el mayor riesgo de hipertensión en el embarazo, fetos voluminosos y prematuridad.  Y no menos importante el riesgo aumentado de patología endometrial como la hiperplasia y el cáncer de endometrio.

¿Cómo es el tratamiento?

Una de las herramientas principales en el manejo de esta entidad son las modificaciones en el estilo de vida, incluyendo: dieta, ejercicio y pérdida de peso. La farmacoterapia está indicada en aquellas pacientes con anovulación, hirsutismo e irregularidades menstruales, y dependerá de su deseo de fertilidad. Una de las primeras opciones de tratamiento son los anticonceptivos orales, que deben ser siempre prescritos por el médico.

 ¿Cuáles son las recomendaciones  nutricionales?

  • Las frutas y verduras frescas ricas fuente de vitaminas, minerales y antioxidantes que tu cuerpo necesita.
  • Prefiere los alimentos de bajo índice glicémico, es decir aquellos que no producen una gran elevación de la glicemia en sangre después de consumirlos y evitan los picos de insulina. Come cereales, pasta, arroz integral y harina de avena,evita al máximo todos los que sean procesados. Los carbohidratos refinados como el arroz blanco, pastas y otros alimentos hechos con harina enriquecida deben evitarse.
  • Las proteínas están permitidasy además proporcionan sensación de saciedad.
  • 4. Los vegetales de hoja verde están llenos de nutrientes. Contienen hierro, potasio, calcio, magnesio y vitaminas, como las vitaminas B, K, C y E.
Síndrome de Ovario Poliquístico

Foto Referencial

  • Consume grasas saludables como aguacate, aceite de oliva, salmón y frutos secos sin sal.
  • Los azúcares refinados, como jugos azucarados, dulces y refrescos pueden causar un aumento de los niveles de insulina. Evita las bebidas que tienen un alto contenido de azúcar.
  • Se recomiendan suplementos nutricionalescomo él omega 3, vitamina D, vitamina B.

¿Qué  beneficios otorga la nutrición al ovario poliquístico?

En las mujeres con sobrepeso, tan sólo como una pequeña pérdida de peso del 5% puede restaurar periodos irregulares y aumentar la ovulación. Además, una dieta de bajo índice glicémico puede mejorar la sensibilidad a la insulina.

En las mujeres con sobrepeso y obesidad con Síndrome de Ovarios Poliquísticos, el índice de masa corporal mejoró cuando se combinó el ejercicio con una dieta para bajar de peso.

Realizar  tres horas de ejercicio por semana  ha demostrado ser suficiente  para mejorar la sensibilidad a la insulina y reducir la grasa del abdomen en las mujeres con Síndrome de Ovarios Poliquísticos, mejorar la regularidad de las menstruaciones y la infertilidad.

Recuerda que el Síndrome de Ovario Poliquístico es un trastorno endocrino, cuyo diagnóstico no implica solo la presencia de quistes en los ovarios sino una serie de manifestaciones clínicas y parámetros de laboratorio que deben ser correctamente evaluados antes de decidir el inicio de cualquier  tipo de tratamiento farmacológico, y que en todos los casos debe ir acompañado de alimentación saludable, actividad física y optimizar el peso corporal.

Lea también: La depresión como síntoma ginecológico

Por. Dra. Peggi Piñango

Comenta y se parte de nuestra comunidad