El café es una de las bebidas favoritas por las personas en todo el mundo. Algunos lo necesitan como estimulo matutino, otros para mantenerse activos durante la jornada laboral y otros simplemente para disfrutar de su peculiar sabor entre amargo y tostado.

Son muchos los estilos en que se puede beber café; se puede con leche, con azúcar o de forma tradicional, por lo que está bebida suma cada vez más adeptos. Pero, realmente ¿el café es beneficioso para la salud? Román de Cangas, dietista-nutricionista miembro de la Academia Española de Nutrición y Dietética y doctor en Biología molecular y funcional, confesó algunas de las realidades de esta bebida oscura.

El café, se obtiene a partir de las semillas tostadas y molidas de una planta que recibe el mismo nombre, «es rico polifenoles —que son antioxidantes— y pequeñas cantidades de algunos minerales como potasio, fósforo, selenio y magnesio, algunas vitaminas del grupo B (ácido pantoténico y ácido fólico) y algo de vitamina K», expresó el especialista y aseguró que la cafeína es su principal componente, y responsable del estimulo de alerta que brinda, pero también se le atribuye la capacidad que tiene ayudar a perder peso.

café amargo

Foto Referencial

Lea también: ¿Te gusta el café amargo? ¡Cuidado! Puedes ser una psicópata

Café como acelerador del metabolismo

«Algunos estudios científicos lo sugieren, pero no hay suficiente evidencia como para poder concluir que es así. En el mejor de los casos son pérdidas significativas desde el punto de vista estadístico, pero obviamente clínicamente no relevantes», es decir, no se puede afirmar que el café tenga la cualidad de acelerar el metabolismo, lo que ayuda a perder peso, precisó el experto.

En algunos casos la manera en que solemos tomar café puede provocar un efecto contrario. Es decir, no es igual tomarse un café sin azúcar o con leche que con dichas sustancias. «Hay estudios que sugieren que algunos componentes de la leche pueden disminuir las eficacia de los del café«, comentó De Cangas.

Con respecto al azúcar, el experto indicó: «Su presencia incrementa las kilocalorías ingeridas a partir de azúcares libres, algo que no interesa». Recordemos que la Organización Mundial de la Salud (OMS) recomienda mantener su ingesta en un máximo de 25 gramos al día (seis cucharillas).

Es importante tomar en cuenta la cantidad de café que debemos ingerir durante el día, ya que beberlo en exceso puede resultar altamente nocivo para la salud. El dietista-nutricionista recomienda beber café “entre los 100 y 300 miligramos de cafeína al día. Debemos procurar no superar esa dosis«, indicó.

café

Foto Referencial

Por su parte, un estudio realizado por fisiológicos británicos de la Universidad de Nottingham, aseveraron que tomar una taza de café puede ayudar a quemar calorías activando la grasa parda – un tejido adiposo con la función contraria a la grasa blanca-. Por lo que este proceso podría ser clave para abordar obesidad y la diabetes.

Lea también: Café rosa, una bebida tan versátil como saludable

Con información de: elpais.com

Comenta y se parte de nuestra comunidad