La cura completa del cáncer hasta la fecha, ha sido una de las grandes luchas de la comunidad científica, sobre todo para comprender cómo se produce la metástasis, que es la primera causa por la que fallecen tantos afectados por la enfermedad.

Un grupo de científicos de la Universidad de Yale descubrió que el esparcimiento de las células cancerosas a otros órganos se desencadena a nivel molecular, por lo que han desarrollado una herramienta capaz de detectar tales cambios en pacientes que algunos tipos de cáncer.

En algunos casos, la metástasis se produce por un proceso denominado como: Transición Epitelio-Mesénquima (EMT), que provoca que las células sanas que están alrededor de tumor se rompan y se pongan en movimiento.

En un principio se pensó que dicho proceso se debía a algunas señales químicas o cambios genéticos en las células, sin embargo, los investigadores encontraron que podría deberse a la modificación de la textura gelatinosa de la matriz extracelular (liquido que envuelve las células) que controla a través de redes las moléculas complejas.

la metástasis

Foto Referencial

Lea también: La unión de dos fármacos puede frenar la metástasis convirtiéndola en grasa

La metástasis está en la conexión de dos moléculas

Para llevar a cabo el estudio, los investigadores desarrollaron un método que imitaba el entorno celular. Asimismo, analizaron los cambios moleculares que se producían con la EMT.

También encontraron dos mecanismos de respuestas diferentes. Es decir, por un lado, una molécula conectó la proteína YAP con el regulador genético WT1, lo que causó que las células se rompieran entre sí. La segunda respuesta, tuvo que ver con la conexión entre la YAP con la proteína TRIO, lo que activa las células en movimiento e incrementan su velocidad.

la metástasis

Foto Referencial

Los científicos combinaron estos resultados con los datos clínicos, y descubrieron que este proceso ocurre con la metástasis del cáncer de riñón, aunque afirmaron que tienen evidencias sobre los mecanismos identificados, que  también intervienen en la propagación de otros cánceres, como el glioblastoma.

Para finalizar, los investigadores confían en que estos hallazgos sirvan para hallar nuevas pruebas diagnósticas de la metástasis y fármacos que actúen contra las moléculas y eviten que las células inicien el proceso EMT.

Lea también: Mitos sobre el cáncer de próstata

Con Información de: www.webconsultas.com

Comenta y se parte de nuestra comunidad