Foto Referencial

Cameron Boyce falleció el pasado sábado 6 de julio en Los Ángeles, California, debido a una convulsión mientras dormía. Al principio, sus padres declararon que su muerte estaba relacionada con una “condición médica permanente” que se estaba tratando, sin dar más detalles sobre la afección en particular. Poco tiempo después emitieron un comunicado revelando que el joven padecía epilepsia.

El actor estadounidense tuvo una carrera destacada a lo largo de sus 20 años, debutando con solo 9 en la película de horror Mirrors (2008). Luego interpretó el papel de uno de los hijos de Adam Sandler en las películas de Grown Ups 1 y 2 (2010-2013). Pero fue mucho más reconocido por su participación en series de Disney como Los descendientes y Jessie, ambas estrenadas en el 2015.

Si bien las causas no han sido determinadas aun, la vinculación entre el fallecimiento de Boyce y las posibles complicaciones de su enfermedad han hecho que resurja la preocupación por la muerte súbita inesperada en la epilepsia, o SUDEP por sus siglas en inglés. De acuerdo con los datos de la Organización Mundial de la Salud, las personas epilépticas corren un riesgo tres veces mayor de morir prematuramente que la población general.

Foto Referencial

La epilepsia y sus riesgos

La epilepsia es un trastorno neurológico que puede afectar a cualquier persona sin importar su sexo, raza o edad. Aunque esta última puede ser un factor de riesgo. Se puede heredar genéticamente o desarrollarse en cualquier momento a causa de traumatismos craneales, enfermedades del cerebro u alguna infección que afecte el sistema nervioso.

La interrupción de la actividad de las células nerviosas en el cerebro provoca distintos tipos de convulsiones en el cuerpo. Cada una está acompañada de síntomas diferentes. Las convulsiones se clasifican dependiendo de la forma en la que se altera la actividad cerebral. Por un lado están las convulsiones focales, aquellas que se producen en una sola parte del cerebro, y por el otro las generalizadas, aquellas que se producen en todo el cerebro.

Las primeras se dividen en focales sin pérdida del conocimiento y  focales con alteración de la conciencia. La segunda categoría comprende seis tipos de convulsiones: las crisis de ausencia, que pueden causar una breve pérdida de la conciencia; las crisis tónicas, que causan rigidez muscular; las atónicas, que provocan la pérdida del control muscular y caídas repentinas; las clónicas, que producen movimientos espasmódicos en el cuello, la cara y los brazos; las mioclónicas, que son movimientos breves y repentinos de brazos y piernas; y las crisis tonicoclónicas, las más intensas que pueden llegar a causar pérdida de la memoria, rigidez, sacudidas del cuerpo y hasta pérdida del control de la vejiga y mordedura de la lengua.

Estas convulsiones se pueden presentar en momentos muy inoportunos, lo que aumenta el riesgo de complicaciones como caídasahogamiento, accidentes automovilísticos, problemas en el embarazo o de salud emocional, un estado epiléptico continuado y la muerte súbita inesperada en la epilepsia (SUDEP).

Lea también: Epilepsia. Recomendaciones para la convivencia

Foto Referencial

La muerte súbita inesperada en la epilepsia (SUDEP) probablemente causó el fallecimiento de Boyce

En su último reportaje sobre el fallecimiento de Cameron Boyce, la redacción de la BBC Mundo compartió la opinión del Orrin Devinsky, director del Langone’s Comprehensive Epilepsy Center de Manhattan, en la que asoma que la muerte súbita inesperada en la epilepsia pudo haber causado la muerte del joven actor. Sin embargo, aun se esperan los resultados de su autopsia, realizada en la oficina forense del condado de Los Ángeles, para confirmar la causa oficial.

De acuerdo con la información de Epilepsy Action, una ONG del Reino Unido, cuando una persona epiléptica muere de manera inesperada y no se puede determinar una causa obvia, esta se le atribuye a SUDEP. Si bien no se pueden descubrir las causas exactas, la muerte súbita inesperada se suele relacionar con las crisis tonicoclónicas, las convulsiones que comprometen el cuerpo entero. La afectación del cerebro puede alterar tanto la respiración como el ritmo cardíaco, evitando que la persona reciba suficiente oxígeno.

Por otra parte, la muerte súbita inesperada en la epilepsia se considera una complicación rara porque generalmente provoca muy pocas muertes dentro de la población epiléptica. Según las estimaciones de Mayo Clinic es causante de solo el 1% de las personas que padecen este trastorno. Sin embargo, la BBC menciona en su artículo que afecta a 1 de cada 1000 adultos con epilepsia.

Foto Referencial

Recomendaciones para prevenir la muerte súbita inesperada en la epilepsia

Independientemente de las estadísticas, la manera más efectiva de reducir el riesgo de SUDEP en personas con epilepsia es tratar de sufrir la menor cantidad de convulsiones posibles. Para ello, Epilepsy Action recomienda:

  • Tomar la medicación tal y como lo indicó el médico.
  • No hacer cambios en la medicación sin consultar previamente con el clínico.
  • No dormir boca abajo, ya que investigaciones recientes indican que esta posición aumenta el riesgo.
  • Evitar las situaciones que puedan propiciar una convulsión, como la falta de sueño, el estrés o la ingesta excesiva de alcohol.

Con información de:

bbc.com/mundo:

mayoclinic.org

epilepsy.org.uk

Lea también: Medicamentos para epilepsia no deben suspenderse sin consultar

Comenta y se parte de nuestra comunidad