Foto Referencial

La inflamación de los nervios periféricos puede afectar cualquier parte del cuerpo y aunque no se hable mucho sobre esto, es muy frecuente que suceda, porque a pesar de no tener condiciones médicas, es potencialmente letal, desmejorando la calidad de vida de las personas, sobre todo en secretarias.

Así lo afirma el Neurólogo, Claudio Cárdenas, quien indica que las neuropatías es la afectación de un nervio periférico, todo lo que conecta el sistema nervioso central la médula espinal, cerebro y encéfalo, con el exterior, son todos los nervios que entran y salen de ese sistema nervioso central.

“Una neuropatía puede involucrar solo un nervio, lo que llamamos mononeuropatía como es el síndrome del túnel del carpo, una neuropatía del nervio mediano que está en la mano que le pasa mucho a las secretarias que hacen movimientos repetitivos con las manos”, dice Cárdenas.

Foto Referencial

Daños irreversibles

Explica el especialista que las neuropatías pueden tener varios grados de afección, siendo transitorias y generando daños reversibles o irreversibles, como la que causa más temor por ser evidentemente notoria: parálisis facial, una lesión del nivel periférico del séptimo nervio craneal.

“La mayoría de las veces se inflama por razones endémicas de acuerdo a alguna reacción viral, a la persona se le tuerce la cara coloquialmente hablando. Muchos pacientes pueden recuperarse en 100% pero un grupo de ellos queda con una neuropatía, ¿qué significa esto?, que  la recuperación del nervio pero se quedó todavía afectado y la cara no se mueve completamente igual del lado afectado”, detalla Cárdenas.

Lea también: Las tiroiditis subagudas, ¿qué son y cómo tratarlas?

Inflamación de nervios intercostal simulan infartos

Otra neuropatía transitoria pero muy frecuente y dolorosa, es la neuritis intercostal, también conocida como el síndrome de Tietze, se da cuando ocurre la inflamación en el esternón ubicado en el pecho.

“En la unión entre la costilla y el esternón se inflama esa unión de los huesos, generando inflamación en esos músculos, que pisan unos nervios intercostal, como su nombre lo indica está entre las costillas, es un dolor urente, punzante, quemante en el tórax, que a veces engaña o simula un infarto”, precisa el doctor Cárdenas.

Foto Referencial

Parálisis facial son poco prevenibles

Asegura el Neurólogo que hay neuropatías que no se pueden prevenir, como cuando da parálisis facial, por ser de componente endémico, explicando que hay una temporada entre abril y julio donde aparentemente hay infecciones virales y da la neuropatía, dice que lo ideal es tener un sistema inmunológico adecuado, aunque la verdad es que no se puede advertir.

También existen las polineuropatías, afecciones de muchos nervios que son prevenibles como la polineuropatía diabética, por lo que el doctor hace énfasis en el control de la diabetes, para que los nervios periféricos no se dañen.

Neuropatía por ausencia de vitamina B12

“Hay pequeños grupos diabéticos que se portan muy bien que hacen neuropatías que son la minoría y también hay neuropatías por alcohol, las que se presentan mucho en la actualidad por una alimentación inadecuada por déficit vitamínico del complejo B12, lo que se llama cianocobalamina, la cual genera debilidad generalizada y la persona se anestesia, sobre todo las piernas y las manos, luego de que le sucedan hechos como golpes involuntarios, se levantó la uña y no se enteró, eso ocurre muchas veces por déficit de la vitamina”, indica Cárdenas.

Destaca el Neurólogo, que el abordaje principal para determinar si existe una inflamación de los nervios periféricos, es considerar si hay un dolor importante, esto sucede con frecuencia con las neuralgias y el trigémino, un nervio que está en la cara.

Dolores de muela suelen ser neuralgias

“Muchas veces da un dolor de muela y la persona va al odontólogo, el especialista lo ve y no le encuentra mayor afección, le manda un tratamiento, le acomoda una caries, y la persona regresa nuevamente al consultorio médico, van dos veces que visita al odontólogo, sin que éste encuentre la lesión, para finalmente remitirlo al neurólogo porque posiblemente sea una neuralgia trigémina”, detalla Cárdenas.

¿Cómo prevenir la inflamación de los nervios periféricos?, el Neurólogo, dice que la neuropatía diabética, las patologías nutriciales y en la del nervio mediano -que es la que ocurre por el síndrome del túnel del carpo-  se pueden advertir empleando medidas de ergonomía que se deben tomar en las oficinas y en los lugares de trabajo, para evitar malas posturas de las muñecas de las manos, comprometiendo los nervios medianos.

Foto Referencial

Medidas ergonómicas previenen túnel del carpo

“Es importante que el teclado sea anatómico, que el `mouse` tenga un apoyador de muñeca y que además la persona esté adecuadamente sentada con los codos bien posicionados y tenga el tiempo suficiente de descanso en su jornada laboral”, insiste Cárdenas.

Igualmente sucede con las personas que trabajan en las líneas de empacado, que hacen muchos movimientos repetitivos con las manos todo el tiempo, “hay que respetar los lapsos de reposo y considerar que las personas en el momento que comiencen a sentir hormigueo en las manos o que de repente están dormidos y se despiertan con una sensación de manos dormidas desagradable, pensar que pueden tener una neuropatía del nervio mediano que en ocasiones cuando es muy avanzado hay que operarla y trabajar con el traumatólogo y cirujano de mano”, puntualiza el especialista.

El Traumatólogo, Claudio Cárdenas, coloca a la disposición su cuenta @neurocardenas en Instagram y Twitter, para conocer detalles de este y otros temas de la neurología, sueño y respiración también en @clinica_sonares.

Lea también: Botox corrige afecciones neurológicas y tono muscular

Comenta y se parte de nuestra comunidad