Foto Referencial

La mamografía  es el principal método para el despistaje de cáncer de mama. Existen hallazgos mamográficos que permiten sospechar la presencia de tejido cancerígeno, como son las microcalcificaciones pleomorficas y la distorsión del tejido, que pueden no tener correlación con la ecosonografía, es decir, puede observarse un mamario normal por ecosonografía y presentar hallazgos de sospecha en la mamografía. Por esta razón el escosonograma mamario no sustituye la mamografía.

Es importante señalar que este tipo de hallazgos de sospecha en la mamografía pueden representar los primeros cambios o signos en una paciente con un proceso cancerígeno incipiente o inicial y se presentan en la gran mayoría de las pacientes en forma asintomática; esto nos explica por qué  no es válido el argumento de algunas pacientes que omiten hacerse la mamografía al decir que no sienten ninguna molestia.

Foto Referencial

Lea también: Conoce las causas de infertilidad

¿Quienes deberían de realizarse una mamografía?

Las recomendaciones actuales sobre la Mamografía indican iniciar el primer estudio a los 35 años y luego anualmente a partir de los 40 años, e incluso en una paciente con un antecedente familiar de primera línea, como hermanas o madre, con Cáncer de mama, la edad de iniciar la Mamografía debería de ser 10 años antes de la edad a la que el familiar presentó el cáncer, aunque esto corresponda a hacer el estudio antes de los 35 años.

¿Qué es el ecosonograma mamario?

El ecosonograma mamario es un estudio que evalúa mediante ondas de ultrasonido el tejido mamario en forma bilateral. Este método es indispensable para distinguir lesiones quísticas o sólidas en el caso de nódulos palpables, evaluar  hallazgos nodulares en la Mamografía, y también se utiliza para realizar punción guiada con aguja  cuando queremos obtener muestra de tejido para estudio histológico, en el caso lesiones sospechosas de patología maligna.

Foto Referencial

¿Quienes deberían de realizarse un ecosonograma mamario?

Se indica principalmente en las siguientes condiciones: nódulos mamarios palpables, secreción o dolor mamario, como complemento ante un estudio previo como la mamografía o la resonancia magnética y también  frecuentemente se solicita en pacientes jóvenes que se van a someter a una cirugía plástica de
las mamas
también llamada mamoplastia. Es útil también para realizar la punción o biopsia de alguna lesión guiada por la la imagen de este método.

Tócate, hazte la mamografia y acude al medico

Para los médicos este trío de estrategias representan la verdadera  herramienta para prevenir y combatir a tiempo el cáncer de mama. Solo tocarse no es suficiente, ya que cuando una paciente toca un nódulo, lesion palpable, ya este tumor mide al menos 1 cm y tiene más posibilidades de estar diseminado en el resto del organismo, por lo cual el porcentaje de curación total de la enfermedad es menor. A diferencia de aquellos casos diagnosticados inicialmente por un hallazgo mamografico, en pacientes asintomáticas, conocido como lesión subclinica, donde las posibilidades de curación son muy altas. 

Finalmente, recuerda que ante cualquier hallazgo que notes en tus senos, como cambios en el tamaño, asimetrías, hundimientos o retracciones, piel de naranja, secreciones, y dolor, debes acudir inmediatamente al medico. La evaluación clínica de los senos forma parte del control ginecológico anual.

Lea también: La depresión como síntoma ginecológico

Por. Dra. Peggi Piñango

Comenta y se parte de nuestra comunidad