Foto Referencial

La luteína es un nutriente esencial para nuestros ojos y piel, que se ve afectado cuando la luz azul que pasa desapercibida tanto de iluminación interior como de los rayos del sol provocan un desequilibrio en las células, los antioxidantes disminuyen y se produce un aumento en los radicales libres, generando lo que se conoce como estrés oxidativo, la causa del envejecimiento humano.

Si esto se mantiene en el tiempo los tejidos se dañan, lo curioso es que la luteína es un antioxidante que se encarga de filtrar hasta en un 80% las longitudes de las ondas azules y sus efectos perniciosos.

Foto Referencial

Vegetales y tubérculos tienen luteína

El cuerpo humano no produce luteína pero se puede encontrar en determinados alimentos, como la espinaca, col, brócoli, rábanos, maíz, lechuga, habichuelas verdes, huevos y naranjas, lo ideal es incorporar los mismos en nuestra dieta diaria.

Pero, ¿sabes qué son las ondas azules? Forman parte de la luz solar y están compuestas por rayos ultravioletas que no son visibles al ojo humano, in embargo son causantes del bronceado y quemaduras en la piel es bueno saber que los humanos solo captamos las luces rojas, naranjas y amarillas, según la energía y longitud de onda de la radiación.

Señales de envejecimiento de la piel por daño solar

  • Manchas de la edad: Las características manchas en la piel relacionadas con la edad no son otra cosa que la reacción de la piel a tantos años de exposición solar. Generalmente salen en las manos, la cara y el escote, los sitios en los que el sol irradia sus rayos nocivos durante el día, sea verano o no. La mejor manera de prevenir las manchas, también llamadas lentigos o manchas hepáticas, es usando protección solar todos los días.
  • Elastosis solar: Es el nombre que se le da a la acumulación anormal de elastina en la dermis, provocada por pasar más horas de las permitidas al sol. Generalmente, la padecen quienes trabajan bajo los rayos solares durante años o las personas que toman sol sin protección solar. La elastosis provoca el fotoenvejecimiento, y sus signos son las arrugas y la flacidez. Simplemente, quien tiene elastosis parece más viejo de lo que es.
  • Querastosis actínicas: Son las manchas rojas y escamosas que inician el cáncer de piel. Este tipo de cáncer se relaciona directamente con la exposición al sol y la falta de protección ante el.
Foto Referencial
  • Arañas vasculares en la cara: Las “arañitas” en las piernas, según la Academia Americana de Dermatología, es una de las señales de envejecimiento que provoca el sol aparezcan arañas vasculares en el rostro.

Con información de www.vix.com

Comenta y se parte de nuestra comunidad