Foto Referencial

En Ho’oponopono, se considera que las memorias se almacenan en una parte de nosotros llamada “Unihipili”, que significa niño en hawaiano.

Ciertamente todos tenemos dentro de nosotros un niño que está atrapado en el sufrimiento del pasado; con todo lo que eso implica.

Quizá te hayas dado cuenta de que el sufrimiento no es más que la repetición de los recuerdos o memorias del pasado.

Lea también: Probablemente te has preguntado alguna vez: ¿cómo funciona Ho´oponopono?

¿Qué es el niño interior?

El Niño Interior es nuestro subconsciente o, dicho de otra manera, el subconsciente se representa con el Niño Interior. Es donde se almacenan todas las memorias del pasado; en consecuencia, desde donde proyectamos nuestra realidad.

Foto Referencial

En Ho’oponopono el Niño Interior es una parte muy importante y cuando te conectas con él y lo cuidas también estás limpiando y borrando; en este sentido, es una herramienta más.

Como hemos visto el Niño Interior almacena las memorias y se encarga de todas las funciones físicas del cuerpo; pero recuerda que también es esa parte de ti que conecta con la mente supraconsciente y que proyecta todo lo que llevas a tu experiencia.

El Niño Interior simboliza la infancia y en él confluyen 2 partes muy importantes de ti mismo: TU ESENCIA y TU YO HERIDO

¿Qué significa “Tu esencia y tu yo herido”?

La esencia es lo que verdaderamente eres, con lo que naces y desde donde inicialmente vives tu vida sin importar nada ni nadie.

El YO herido es la parte del Niño donde se almacenan las emociones reprimidas de la infancia y que se han quedado grabadas. En un primer momento pareciera que han desaparecido, que no queda rastro de esas vivencias, pero nada más lejos de la realidad.

De niños observamos absolutamente todo y, al mismo tiempo, lo grabamos y ese conjunto de memorias son las que van a determinar la etapa de adultos.

No es necesario haber tenido una infancia difícil para, al llegar a adulto, tener la necesidad de recuperar a tu Niño Interior. No se trata de los difícil o no que haya sido, sino de cómo la has vivido.

Foto Referencial

Aunque seas adulto, dentro de ti, hay un niño que está dolido y asustado, que necesita de tu ayuda, protección y, sobre todo AMOR.

¿Cómo amar a mi niño interior?

  • Cuando te amas a ti mismo le estás dando amor a tu Niño Interior
  • Expresar lo que sientes en cada momento, sacarlo fuera, también es amar a tu Niño.
  • Ser auténtico también refleja el amor hacia tu Niño Interior, pero ten en cuentas que ser auténtico no significa conectar con otras personas.

Sanar a tu Niño es sanar tu vida porque él es quien crea tu realidad, lo que vas a vivir, por esta razón es imperativo recuperarlo, reconectar con él y sanarlo. Da igual la edad que tengas, ya seas una mujer súper independiente o un hombre rudo, siempre hay dentro de ti una parte vulnerable que necesita afecto, protección y ayuda, esa parte es tu Niño Interior.

Los niños cuando hay conflictos en casa, en el cole, con los amigos, etc., lo que piensan y lo que sienten es que algo no están haciendo bien, que ese conflicto es porque no han hecho lo que debían, ya que, de haber hecho bien las cosas no recibirían castigos, no se les pegaría, no se les gritaría… Es más, de hacerlo bien recibirían cariño y aceptación de sus papás y de los adultos que intervienen en su educación y que forman parte de su vida.

¿Qué vas a hacer?

Coge a tu Niño de la mano y ámalo, diseña una vida maravillosa para él y para ti, necesitas curar a tu Niño porque así también te vas a curar tú de todo lo que no está bien para ti en tu vida. Da igual como haya sido tu primera infancia, buena o menos buena, ahora en este preciso momento solo tú estás al cargo de tu vida y tienen libre albedrío para decidir qué hacer:

  • Estar toda tu vida culpando a tus padres y a tu entorno de todo lo malo que te pasa, de esta forma vas a permanecer en tu posición de víctima y estancado, así nunca conseguirás nada bueno para ti ni para tu Niño.
  • O bien, puede elegir el camino del amor, el amor elimina hasta los recuerdos más dolorosos y profundos.
Foto Referencial

Qué eliges ¿una vida de dolor y sufrimiento o una vida de felicidad y alegría?, solo tú puedes decidir cómo quieres vivir tu vida. Mírate a los ojos, ámate y ama a tu Niño Interior.

Lea también: Cinco claves para sintonizar con el éxito

Maite García

Terapeuta, especialista en terapia Ayurveda, naturales, Reiki, PNL, Ho’oponopono, sanadora personal y coach.

Twitter:  @maitegh1

Instagram:  @maitegh1

Facebook:  @maiteghAmorYo

YouTube: Maite García Hidalgo

Web: www.maitegarciahidalgo

Comenta y se parte de nuestra comunidad