Ciertamente para nosotras las mujeres es algo común desear unas piernas torneadas, por aquello de que usamos faldas y a veces, muy cortas, pero en los hombres el interés se centra en el torso, la espalda, los hombros, los brazos y los abdominales. Ahora bien, lo cierto es que, en ambos sexos, unas piernas definidas y fuertes harán el cuerpo no sólo más armónico o proporcionado, sino que además y lo más importante, nos garantizará un mejor rendimiento al momento de desarrollar muchas actividades como, caminar, subir escaleras, correr, andar bici y muchas más.

Lea también: BRAZOS Y HOMBROS FUERTES

EXTENSIÓN Y FLEXIÓN DE PIERNA CON CADERA ELEVADA

1.- Acuéstate sobre una colchoneta con los brazos extendidos hacia la cadera, con una pierna flexionada y la otra extendida.

2.- Luego eleva la cadera y la pierna extendida al mismo tiempo, una vez arriba, flexiona y extiende la pierna en forma repetida. Haz el movimiento con la otra pierna. Según Glen González, fisioterapeuta y asesor de A Tu Salud, “este ejercicio ayuda a desarrollar balance, resistencia y fuerza en los glúteos, femorales, espalda baja y abdominales”. Realiza de 3 a 4 series de 12 a 15 repeticiones por cada lado.

ABDOMINALES CON CADERAS ELEVADAS

1.- Acuéstate sobre una colchoneta con los brazos extendidos hacia la cadera, con una pierna flexionada y la otra extendida.

2.- Luego eleva la cadera y la pierna extendida al mismo tiempo y una vez arriba, lleva el brazo contrario a la pierna extendida detrás de tu cabeza, para después acercarla a dicha pierna mientras la elevas. Haz coincidir ambas extremidades en el centro del torso. Seguidamente estira totalmente el torso, la pierna y el brazo. Realiza este movimiento repetidamente para luego cambiar de pierna y brazo. “Este ejercicio otorga fuerza abdominal, más resistencia a glúteos, piernas y hombros”, acota González. Realiza de 3 a 4 series de 15 a 20 repeticiones por cada lado.

Lea también: TONIFICANDO BRAZOS Y HOMBROS

María Laura Garcia

Comenta y se parte de nuestra comunidad