Foto referencial

Una de las consecuencias más comunes de una alimentación alta en grasas es el exceso de triglicéridos en el organismo, aunque estos son utilizados por el cuerpo como fuente de energía si se acumula en grandes cantidades puede generar padecimientos cardíacos, accidentes cerebrovasculares, diabetes, entre otras afecciones.

Por lo que te recomendamos consumir berenjena, debido a su contenido en vitaminas A, B, C y E, minerales como calcio, hierro y fósforo, rica en fibras, además por ser conocida por sus propiedades diuréticas y depurativas, haciéndola excelente para estimular la digestión de las grasas y favorecer la eliminación de exceso de triglicéridos en el organismo.

Otra hortaliza para eliminar los niveles de triglicéridos es el pepino, este un alimento que prácticamente no aporta calorías al organismo, pero si contiene mucha fibra por eso es ideal para reducir la absorción de grasas.

Para esta bebida que te ayudará a bajar los niveles de triglicéridos en el organismo necesitarás una berenjena y 20 mililitros de agua.

Foto Referencial

Lea también: Aprende de Medicina con Realidad Virtual (+ video)

Pasos para preparar el batido de berenjena y pepino

Lava y corta en trozos pequeños el pepino y la berenjena.

Coloca los ingredientes en una licuadora con el agua.

Una vez lista la mezcla, debes colar la preparación y beberla 15 minutos antes de desayunar.

¿Qué es el colesterol?

El colesterol es una sustancia similar a la grasa e indispensable para la vida. Se encuentra en las membranas celulares de nuestro organismo, desde el sistema nervioso al hígado y al corazón.

El cuerpo necesita colesterol para fabricar hormonas, ácidos biliares, vitamina D, y otras sustancias. Sin embargo, el aumento del colesterol en la sangre y su depósito en las arterias puede ser peligroso, produciendo ateroesclerosis (estrechamiento o endurecimiento de las arterias por depósito de colesterol en sus paredes).

Foto Referencial

¿Dónde se produce el colesterol?

Una parte importante del colesterol de nuestro organismo se produce en el hígado. El resto es aportado a través de la dieta y del colesterol presente en la bilis, parte del cual se vuelve a absorber en el intestino.

Colesterol, ¿bueno o malo?

El colesterol es insoluble en los medios acuosos, por lo que se transporta en las lipoproteínas, constituidas por una parte lipídica o acuosa y otra proteica. Existen dos tipos diferentes de lipoproteínas que trasportan el colesterol en la sangre:

  • Lipoproteínas de baja densidad o LDL, que también se conocen como colesterol “malo”. Son las lipoproteínas encargadas de transportar el colesterol a los tejidos para su utilización, incluyendo las arterias. La mayor parte del colesterol en sangre es colesterol LDL (c-LDL). Cuanto mayor sea el nivel de colesterol LDL en sangre, mayor es el riesgo de enfermedad cardiovascular.
  • Lipoproteínas de alta densidad, o HDL, también conocidas como colesterol “bueno”, porque son las encargadas de recoger el colesterol de los tejidos y transportarlo al hígado para su eliminación a través de la bilis. Un nivel bajo de colesterol HDL (c-HDL) aumenta el riesgo de enfermedad cardiovascular.

Con información de www.colesterolfamiliar.org

Comenta y se parte de nuestra comunidad