Foto Referencial

moderada, severa o profunda, esto tras estudios que comprueban los niveles de audición que en condiciones normales se mide de cero a 20 decibeles y esa pérdida puede ser por problemas conductivos o neurosensoriales.

Detalla que la afección conductiva es donde está alterado el conducto auditivo externo y la caja timpánica pero el nervio está normal.

Mientras que la neurosensorial es cuando se tiene problema del oído interno, “y por supuesto la parte neural no va a haber una buena conducción del sonido”, indica la doctora Medina.

Foto Referencial

Lea también: Aprende de Medicina con Realidad Virtual (+ video)

Atención en niños con dificultad para hablar

Resalta que hay que prestar especial atención en los niños que se retardan en la inquisición del lenguaje para el descarte de que tengan algún problema de audición por hipoacusia.

En el caso de los adultos, señala la Otorrinolaringóloga, la  hipoacusia  se presenta cuando empiezan a tener problemas para escuchar por el teléfono

Señala que la hipoacusia es tratada medicamente y quirúrgicamente.

Evitar sonidos muy altos

Recomienda evitar sonidos muy altos de más de 80 decibeles por largos periodos de tiempo o tratar de evitarlos.

Además de tener, buenas condiciones de respiración nasal y ventilación del oído, así como evitar sustancias que tengan quininas porque son ototóxicas.

Algunos antibióticos de este tipo contienen sustancia ototóxicas. También es necesario tratar enfermedades de base que disminuyan la irrigación es decir, el flujo sanguíneo que llega al oído interno para tener una buena audición hasta la máxima edad del ser humano”, puntualiza Alvarado Medina.

¿Cómo se diagnostica la hipoacusia?

Para diagnosticar la hipoacusia el médico puede apoyarse en varias pruebas, entre ellas la evaluación física, las pruebas generales de detección, por diapasón o la audiometría.

  • Examen físico de audición: idealmente estos deben ser parte de los exámenes médicos de rutina. Aquí, el médico de atención primaria juega un rol clave en la identificación temprana de la pérdida auditiva.
  • Pruebas de diapasón: además de ser pruebas sencillas, son muy útiles para descubrir otitis media y ayudan a diferenciar entre tipos de hipoacusia conductiva y neurosensoriales.
  • Audiometría: este examen es realizado por un audiólogo; el objetivo inmediato de la audiometría tonal es determinar los umbrales auditivos. Esto se refiere a la mínima intensidad capaz de evocar una sensación auditiva con tono puro.
Foto Referencial

Lea también: Hidrocele afecta al 5% de los varones recién nacidos (+ video)

Con información de www.escucharahoraysiempre.com

Comenta y se parte de nuestra comunidad