Foto Referencial

Cada vez es más normal ver parejas donde uno de los dos es, por muchos años, más joven. Por lo general, este modelo de pareja era más común entre mujeres más jóvenes atraídas por hombres maduros, pero en la actualidad este patrón ha cambiado y vemos también mujeres maduras atraídas por hombres más jóvenes.

Este tipo de relación por mucho tiempo fue muy criticada. Sin embargo, estudios confirmar que el 27% de los hombres prefieren establecer una relación con mujeres mayores que ellos, ¿la razón? Madurez y experiencia, pero también existen otros factores que intervienen en esta estadística.

Foto Referencial

Lea también: ¿Poliamor? Claves mantener una relación poliamorosa

Una mujer madura, inteligente, atractiva e independiente puede despertar la atracción en los hombres, sobre todo en los más jóvenes, pero hay otras características claras y específicas las hace verse sexys e irresistibles, condiciones en las que cualquiera repararía si busca una pareja.

Las cosas bien claras

Estabilidad y orden es una de las cosas que puede aportar, por lo que tener una relación con una mujer madura significa saber desde el principio hacia dónde va esa relación y no perder el tiempo. Y es que las mujeres con experiencia tienen los pies en la tierra, saben lo que es el amor y la atracción y no se distraen con amores absurdos. Saben lo que quieren y no están dispuestas a perder el tiempo con quien no lo merece.

Saben lidiar con los problemas, buscan soluciones y son muy, muy prácticas. Por eso, buscarán a alguien que se adapte a su estilo de vida.

Foto Referencial

Sencillez, honestidad e independencia

Las mujeres maduras son claras, honestas y son más de mente abierta. Por eso es fácil que congenien con hombres jóvenes y dinámicos que tienen ganas de aprender y experimentar.

Por ser personas maduras y autosuficientes, son mujeres independientes. Saben respetar los tiempos y son pacientes, por lo que en una relación con una mujer madura no se darán los problemas típicos de las relaciones adolescentes y jóvenes: en primer lugar, porque ella tiene muy claro lo que busca; en segundo lugar, porque no permitirá que nadie le haga perder el tiempo.

Edad = Experiencia

La edad es experiencia, por lo que existen más conocimientos. Al llegar a cierta edad, las mujeres tienen muy claro lo que quieren, lo que buscan, lo que necesitan y los esfuerzos que están dispuestas a hacer en el amor.

A partir de los 40 y 50 años, las mujeres sabemos las dificultades a las que una se tiene que enfrentar en su vida profesional y sentimental, por lo que se puede aprender mucho de ellas. Esto siempre les resulta fascinante a los hombres más jóvenes. Por otro lado, las mujeres maduras tienen más experiencia en cuanto a relaciones íntimas. ¿Quién no considera esto como una gran ventaja?

Foto Referencial

Inspira, espira…

Las mujeres maduras afrontan las dificultades con calma y madurez. Saben que no tienen que gastar su tiempo ni sus esfuerzos con problemas banales o que no tienen solución, por lo que con ellas todo es mucho más sencillo. Todo ello hace que la ente de su alrededor se sienta seguro, calmado y relajado con ellas.

Y ellas… ¿Por qué los prefieren jóvenes?

Esto tiene una explicación, y es que a partir de cierta edad, las mujeres se sienten más seguras de sí mismas, están más cómodas con su cuerpo y comienzan su etapa de plenitud sexual. Están en la cúspide de la madurez y esto las convierte en seres infinitamente atractivas. Así las cosas, empezar una relación con una pareja más joven les permite explotar su lado más dinámico y enérgico.

Salir con una mujer mayor tiene numerosos puntos a favor, el primero de ellos todo lo que se puede aprender. ¿Quién no querría disfrutar de todas estas ventajas?

Lea también: Síndrome de Simón, el hombre que no quiere comprometerse

Con información de: Enfemenino

Comenta y se parte de nuestra comunidad