Foto Referencial

«Las lesiones en el cuello uterino derivadas por VPH es una infección viral que se mantiene en una fase latente, preinvasora donde es necesario hacer un estudio denominado colposcopia, con la ventaja de ser la única enfermedad ginecologica-oncologa maligna capaz de prevenirse», así lo asegura el Ginecólogo y Oncólogo de cuello uterino, Jorge Hoelg. 

Explica que el especialista que en esta etapa preinvasora las características de la colposcopia consisten en tomar una biopsia, para descartar neoplasia intraepitelial cervical, que de resultar positivo debe ser tratado de acuerdo a la edad del paciente y al genotipo viral.

«No toda infección termina en cáncer del cuello uterino, el VPH puede ser de bajo o alto riesgo, todas las alternativas pueden ser ablativas o emocionales», indica Hoelg.

Foto Referencial

Lea también: Miedo a exámenes médicos puede arriesgar la vida por cáncer de mama

Colposcopia ayuda a diagnosticar enfermedad

Detalla que la colposcopia es un procedimiento netamente ginecológico de carácter especializado, que debe ser debidamente practicado y estudiado por los profesionales del área para el diagnóstico presuntivo de una posible lesión de cáncer de cuello uterino.

«Racimo de uvas» no quiere decir que sea cáncer

El Ginecólogo aclara que lo que se conoce como racimo de uvas o coliflor, «es raro que esté en el cuello uterino, parece ilógico pero esto no está asociado con el cáncer. Nos preocupa más a quienes hacemos colposcopia las lesiones acetoblancas en el cuello uterino«.

El doctor Hoelg resalta que no todas las mujeres deben realizarse obligatoriamente la colposcopia, al indicar que si una paciente de 23 años no se le detecta ninguna lesión y la citología se reporta normal, negativo por VPH, no necesariamente debe ir a una colposcopia.

«Después de los 30 años el porcentaje de que una citología reporte negativa y que tenga el virus es solo del 10 al 15%, esto debido a que las pacientes menores de ese rango de edad tienen un sistema inmunológico más favorable al recambio hormonal del cuello uterino, y esto beneficia que este tipo de lesiones en un 70% regresen automáticamente», afirma el Ginecólogo.

Foto Referencial

Vacuna del VPH llega paulatinamente a Venezuela

En cuanto a Venezuela, destaca el Ginecólogo que la colposcopia es necesaria  hacerla porque no se tiene un sistema estandarizado de pesquisa para cáncer de cuello uterino

«No se tiene la vacuna contra el VPH, pocos la colocamos en consultorio, que debe hacerse, porque nuestra población inicia su etapa sexual temprana ya a los 15 o 16 años de edad y eso no es secreto para nadie», asegura el doctor Hoelg.

Dice que ciertos laboratorios colocan esta vacuna en Caracas y Valencia, y afirma que el procedimiento no es costoso ni complicado.

Niños los mejores candidatos para vacuna contra VPH

Asevera que la edad indicada para la vacuna contra el VPH está indicada en pacientes con antecedentes de este virus y siendo ideal para niños entre los 9 a 13 años de edad.

«Hay tres tipos de vacuna tetravalente, nonavalente y una que aún no disponible en Latinoamérica, que se puede colocar hasta los 45 años de edad, y hará mayor efecto si ha tenido la persona una infección viral previa por VPH«, confirma Hoelg.

Foto Referencial

Cáncer de cuello uterino es hereditario 

Destaca el Ginecólogo que esta patología no es hereditaria pero sí asintomática, cuyo causante el virus de VPH y su persistencia en el cuello uterino sin tratamiento adecuado en la etapa preinvasora va a terminar siendo la enfermedad.

Agrega que son los cambios celulares que ocurren en el cuello uterino los que finalmente terminan invadiendo lo que se conoce médicamente como membrana basal.

Visita ginecológica dos veces al año 

Por lo que recomienda Hoelg, acudir dos veces al año al ginecólogo para tener un diagnóstico precoz que beneficiará a las pacientes con cirugía radical desde el punto de vista oncológico. 

«Un diagnóstico a tiempo evitará un adyuvante de tratamiento como quimioterapia o radioterapia, por lo que el cáncer de cuello uterino es totalmente prevenible», indica el Ginecólogo.

Destaca que la prevención primaria por parte de la vacuna contra el VPH protege en un 98% las causas de padecimiento de cáncer de cuello uterino.

Foto Referencial

El Ginecólogo y Oncólogo de cuello uterino, Jorge Hoelg, coloca a la disposición su cuenta @oncohoelg en Instagram para ampliar detalles de este y otros temas de interés.

Lea también: Mito: prótesis mamarias no causan cáncer

Comenta y se parte de nuestra comunidad