Foto Referencial

En muchos países, a finales de año las temperaturas bajan por lo que es “normal” o “común” pescar un resfriado o que nuestra piel se reseque, especialmente la del rostro, el cual es muchas veces difícil de proteger tanto de los rayos UV como de las bajas temperaturas. Es por eso que es fundamental hidratar y cuidar la dermis todo el tiempo, pero aprovechando el mes navideño, te diremos cómo puedes consentir a tu piel y qué tratamientos te puedes obsequiar en esta época decembrina.

Foto Referencial

Lea también: ¿Ondas? La permanente puede ser tu gran aliada

Visita un spa para un facial

Uno de los mejores regalos que nos podemos autoregalar es un día de spa destinado a relajarnos y a consentir el cuerpo. Pide un facial que se ajuste a las necesidades de tu cutis. Existen hidratantes y purificantes que utilizan radiofrecuencia y ácido hialurónico para obtener mejores resultados en pocos minutos.

Las mascarillas nunca fallan

En supermercados y farmacias es común conseguir paquetes con mascarillas variadas. Estas mascarillas son ideales para darle un cuidado al rostro desde el hogar. Y es que el cuidado y la belleza inician en la casa, así que consciente tu rostro cada vez que puedas y no olvides cuidar la alimentación, ya que también ayudará a mantener la piel sana.

Foto Referencial

Comprarte esa crema cara que siempre has querido

Toda mujer alguna vez ha soñado con tener esa milagrosa crema para el rostro que puede significar un poco de sacrificio para la cartera. Quizá en un día de cada día no puedes darte este tipo de lujos, pero al tratarse de una época como Navidad ¿por qué no hacer un esfuerzo? Tu rostro lo agradecerá, además de que generalmente ese tipo de fórmulas son concentradas y de alta calidad, por lo que duran mucho más que las opciones económicas.

Prueba la mesoterapia

Este es un tratamiento antiaging que consiste en microinyecciones que combaten las arrugas y la flacidez mientras revitalizan el rostro, manos, escote o cuello. Dicho procedimiento, permite una mayor penetración de los productos que se utilizan, todo a través de una pequeña pistola que recorre fácilmente el área a tratar.

Foto Referencial

Una tarde de bañera, caerá bien

¿Qué mejor remedio para una tarde de frío que un baño caliente en casa? Regálate una escapada de fin de semana a algún hotel a pocas horas de la ciudad y asegúrate de que tu habitación tenga bañera, ya que esto te permitirá desconectarte de todas tus preocupaciones. Recuerda comprar un frasco con sales minerales, ya que estas, junto con el agua caliente, ayudan a eliminar toxinas a través de la piel. Si tienes una bañera en casa, entonces aprovecha todo el tiempo y realiza esta rutina cada vez que puedas. ¡Tu cuerpo y belleza te lo agradecerán!

Lea también: Maquillaje para navidad. Descubre cuál es la tendencia en esta temporada

Con Información de: Vogue.mx

Comenta y se parte de nuestra comunidad