Foto Referencial

Con la llegada de diciembre no todo es comida típica, fiestas y música, también lo es las películas navideñas que nunca pasan de moda y que son clásicos que vale la pena volver a ver.

Así que prepara tu mejor sillón o cama, con una cómoda manta y almohada que a continuación te presentamos un abreboca de los mejores filmes que podrás disfrutar en la compañía de tu familia sobre todo los días posteriores a la Nochebuena y Nochevieja.

Lea también: Recetas nutritivas para antes y después de Navidad

Solo en casa y Solo en casa 2 (Mi pobre angelito)

Kevin es un niño de 8 años que se siente marginado e incómodo dentro de su familia ante los maltratos de su hermano mayor y los descuidos de sus padres. Una noche tiene una fuerte discusión con su madre y al instante pide un deseo bastante poco convencional: no tener familia. En la víspera de Navidad, este deseo se ha hecho de pronto realidad: los McCallister se han marchado de vacaciones y, no demasiado sorprendentemente, se han dejado olvidado a Kevin solo en casa.

Foto Referencial

Lejos de asustarse por esta situación, para el niño esta nueva vida es perfecta: ahora va a empezar a divertirse de verdad, sin tener que soportar burlas ni desplantes. Sin embargo esta nueva libertad tiene un precio, pues rápidamente ha de aprender algunas lecciones básicas sobre responsabilidad, madurez e independencia.

En el transcurso de éstas descubrirá que pese a todo echa bastante de menos a su familia, sobre todo cuando descubre que dos ladrones tratan de entrar en su casa para robarla. Kevin trazará un plan de acción rápidamente para defender el hogar de los McCallister: no será nada fácil, pero cuenta con todo su ingenio para ello.

El bazar de las sorpresas

Alfred Kralik es el encargado de una tienda de regalos. La tienda es propiedad de Hugo Matuschek, el jefe de todos los empleados. Alfred es soltero y está deseando encontrar una mujer que le quiera. Después de responder a un anuncio del periódico, mantiene un idilio por carta. Sin conocer a la mujer con la que se escribe todos los días, Alfred está muy ilusionado con su nuevo amor.

En la tienda, entra una nueva empleada: Klara Novak. A primera vista, Alfred está en contra de contratar a más personas y la relación con Klara no empezará con muy buen pie. Las discusiones entre ambos son constantes. Tanto Alfred como Klara se odian, mutuamente. Curiosamente, Alfred sigue escribiéndose con su amada, ignorando que la odiosa Klara Novak es su amada por correspondencia.

Foto Referencial

La jungla de cristal

Película no recomendada a menores de 13 años

Holly Gennero (Bonnie Bedelia, A cualquier otro lugar) es una ejecutiva que trabaja en Los Ángeles para Nakatomi Corporation, una importante multinacional japonesa. Coincidiendo que son las fiestas navideñas, el señor Takagi (James Shigeta), dueño de la empresa, decide dar una fiesta para los empleados en su prestigioso rascacielos Nakatomi Plaza.

Holly recibe la visita de su marido John (Bruce Willis, Armageddon), un policía de Nueva York al que hace meses no ve por motivos de trabajo. Cuando llega la noche ambos acuden a la fabulosa fiesta. La velada transcurre con normalidad hasta que de pronto un grupo de doce hombres toma el edificio con el objetivo de robar 600 millones de dólares. Durante la maniobra retienen a los asistentes de la fiesta entre los que se encuentra la propia Holly.

Foto Referencial

¡Qué bello es vivir!

Clarence (Henry Travers), un ángel de segunda clase, es enviado a la Tierra con la misión de convencer a George Bailey (James Stewart, ‘Historias de Filadelfia’), un honrado ciudadano de la pequeña localidad de Bedford Falls, de que no se suicide. El ángel debe mostrar a George cuál habría sido la vida de aquellos que le rodean si él no hubiera existido.

Con un acusado sentido del deber, a lo largo de su existencia, Bailey siempre ha sacrificado sus sueños por el bien común. Desde pequeño su intervención resulta decisiva para salvar de la muerte a su hermano menor, en un accidente en un lago helado. También evita un error fatal del boticario para el que trabaja.

Estas y otras muchas buenas acciones de Bailey han hecho de Bedford Falls un sitio mejor. El objetivo de Clarence es que así lo vea George, insuflándole fuerzas para que pueda seguir adelante con su vida. Si lo consigue, Clarence obtendrá unas alas que todavía no le han sido concedidas.

Foto Referencial

Gremlins

El joven Billy Peltzer (Zach Galligan) recibe un regalo bastante inusual por Navidad. Su padre, un despistado inventor, le compra una extraña mascota cuyo nombre es Mogwai. A pesar de su aspecto bondadoso y achuchable, hay que tener un especial cuidado con la mascota. Es importante que no entre en contacto con el agua y, sobre todo, que no coma después de las doce de la noche. Pero por un descuido, Mogwai se moja y de él salen varios compañeros iguales que él, claro que esta vez son un poco perversos. Esta pandilla de gamberras criaturas hará todo lo posible por comer pasada la media noche.

Foto Referencial

Joe Dante (Aullidos, Piraña) dirige este clásico juvenil de ciencia ficción, producido por Steven Spielberg (E.T. El extraterrestre, En los límites de la realidad) y con guión de Chris Columbus (El secreto de la pirámide, Los Goonies). Sus actores protagonistas son Zach Galligan, Phoebe Cates, Hoyt Axton y Corey Feldman.

El Grinch

Películas para niños a partir de 6 años

El Grinch es un espantajo de pelaje verde que luce una elástica sonrisa de oreja a oreja. Misántropo exiliado, lleva 53 años viviendo en una cueva en el Monte Crumpit con su perro Max. Se alimenta de zumo de lechuga, aceite de ricino y leche agria, y posee un corazón tres veces demasiado pequeño para querer a nadie.

Recogido por dos encantadoras ancianas, el Grinch habría deseado tener una infancia y una educación normales, hacer amigos y tontear con la adorable Martha, que le ponía ojitos tiernos. Pero los pequeños Quién se portaron tan mal con él que lo empujó al exilio. Fue así como el Grinch se convirtió en un ermitaño gruñón y un cruel bromista que odia la Navidad y todo lo que tenga que ver con ella. Pero una niñita, Cindy Lou, desea saber más sobre esa criatura que todos consideran un monstruo. Para ello, escala valientemente el Monte Crumpit y llama a la puerta del Grinch. Después de intentar asustarla, el ermitaño, conmovido muy a su pesar por la amabilidad de la niña, se arriesga a bajar a Villa Quién y mezclarse con sus habitantes.

Foto Referencial

Lea también: Regalos para deportistas en Navidad

Con Información de: www.sensacine.com y www.trendencias.com

Comenta y se parte de nuestra comunidad