Foto Referencial

Si aún no sabes qué comer luego de los estragos de las comidas navideñas para buscar nuevamente una dieta balanceada, no te preocupes, a continuación te presentamos varios platos que se adaptarán a tu paladar.

Las cremas siempre han formado parte de los menús tradicionales de Navidad y luego de esta fecha, por ser abre bocas como un plato caliente y reconfortante.

Estos platillos suelen gustar a todo el mundo y no son muy pesadas, por lo que son ideales al día siguiente de celebrar la Nochebuena y Nochevieja.

Las cremas elaboradas a base de productos del mar son exquisitas, muy aromáticas, ligeras y además nos permiten ajustar el presupuesto con ingredientes más asequibles sin que desmerezca el resultado final.

Foto Referencial

Lea también: Batido de berenjena y pepino para bajar niveles de triglicéridos

Crema de guisantes con quenelle de brandada de bacalao

Ingredientes:

  • 200 gramos de bacalao desmigado y desalado
  • 500 gramos de guisantes congelados
  •  480 gramos de caldo de pollo
  • 150 gramos de cebolla picada
  • 150 mililitros de nata líquida
  • 1/2 cebolla
  • 1 puerro (ajoporro)
  • 2 patatas
  • aceite de oliva
  • 1 hoja de gelatina
  • 1 ajo laminado
  •  Sal al gusto
Foto Referencial

Elaboración: Troceamos la cebolla y el puerro (ajoporro) y sofreímos en una olla con aceite de oliva. Incorporamos las patatas y los guisantes y los rehogamos.

Añadimos el caldo, lo dejamos hervir todo junto, rectificamos de sal y trituramos con la batidora de mano. Lo reservamos y mientras preparamos la brandada de bacalao.

Escaldamos el bacalao. En una cazuela calentamos el aceite de oliva y hacemos el ajo laminado. Añadimos después la cebolleta picada y la rehogamos a fuego lento sin que coja color.

Subimos el fuego, añadimos el bacalao y cocemos durante 3 minutos, para que suelte el agua. Vertemos la nata líquida y lo dejamos hervir unos 5 minutos.

Retiramos del fuego, dejamos enfriar unos minutos y añadimos la gelatina previamente hidratada en agua fría. Pasamos la mezcla por una licuadora a velocidad máxima. Con ayuda de dos cucharas realizar las quenelles (forma redondeada).

Bisque de langostinos

Ingredientes:

  • 12 langostinos
  • 200 gramos de cáscaras y cabezas de langostinos
  • 750 mililitros de caldo blanco
  • 50 mililitros de coñac o brandy
  • 40 mililitros de nata líquida
  • 4 rebanadas de pan duro
  • 2 zanahorias
  • 2 dientes de ajo
  • 2 ramitas de perejil
  • 1/2 ají
  • 1 puerro (ajoporro)
  • 1 cebolla
  • 1 cucharada de pimentón
  • sal
  • aceite de oliva extra virgen
Foto Referencial

Elaboración: Comenzamos cocinando las hortalizas para hacer la base de nuestra crema. Para ello cortamos en brunoise (en cuadraditos chicos) la zanahoria, el puerro (ajoporro) y la cebolla y los dejamos que se vayan haciendo en una cacerola (olla) grande con un chorrito de aceite de oliva extra virgen.

Añadimos los dientes de ajo, el perejil picado, las cáscaras y las cabezas de los langostinos así como el ají muy picado. Tostamos el pan duro y los echamos también.

Dejamos que se vaya cocinando todo a fuego lento durante unos 15 a 20 minutos removiendo de vez en cuando. Añadimos entonces el pimentón, lo mezclamos bien y a continuación añadimos el brandy y lo flambeamos para eliminar el alcohol.

Añadimos el fumet de pescado, dejando que el conjunto cueza durante otros 15 o 20 minutos. Rectificamos de sal y apagamos el fuego. Trituramos todo. Pasamos la bisque por un colador fino apretando con un cucharón de servir. Añadimos la nata líquida y removemos hasta que se integre.

Crema anisada de calabaza asada, zanahoria y patata

Ingredientes:

  • pechuga de pollo cocida
  • 500 gramos de calabaza
  • 400 mililitros de caldo de verduras
  • 20 mililitros de nata líquida
  • 4 zanahorias
  • 2 papas
  • 1 trozo de hinojo
  • anís estrellado
  • cebolla frita crujiente
Foto Referencial

Elaboración: Asamos la calabaza con la piel en paquetes de papel de aluminio con 1 estrella de anís durante 30 minutos a 190ºC. Pelamos la calabaza una vez asada y la picamos en trocitos. Hacemos lo mismo con el hinojo, las zanahorias y las papas, cosa que podemos hacer con ayuda de un procesador de alimentos.

Añadimos el caldo y dejamos que se cocine a fuego lento durante unos 25 minutos. Una vez haya cocido, trituramos la crema con una batidora y la pasamos por un colador para dejarla con una textura perfecta.

Si utilizas un procesador de alimentos puedes preparar la crema en velocidad 3 o 4 durante 30 minutos a temperatura 90º y después triturarla con la función turbo o velocidad 10. Añadimos la nata líquida, damos un hervor final y servimos bien caliente con unos croutons de pechuga de pollo.

Lea también: Pernil de cerdo o pavo en salsa de piña

Con información de www.directoalpaladar.com

Comenta y se parte de nuestra comunidad