Agradecer
Foto Referencial

Un año más y prácticamente los clásicos propósitos que nos prometemos en la lista de deseos: dejar de fumar, ir al gimnasio o aprender idiomas. 

Los objetivos que nos trazamos deben ser sencillos de cumplir para no fracasar en el intento, bien sea en los ámbitos personal, laboral y hasta en el deportivo.

Es por ello que tienen que ser “alcanzables, que nos hagan sentir satisfacción, que los veamos como un reto personal motivador, que dependan de nosotros y que los hagamos porque nos gustan”, así lo asegura Yolanda Rivera, coach y profesora de taichí en Arsenal Femenino Madrid.

Foto Referencial

Lea también: Tendencias masculinas para 2020

Objetivos deben ser alcanzables 

A corto plazo, así lo afirma la especialista quien destaca que para establecer nuestras metas debemos pensar en lograrlas en un corto periodo de tiempo porque así “las vemos como acciones que nos llevan a otro nuevo reto, mientras que los propósitos a largo plazo pueden ser un sueño”, indica Rivera. 

Aunado a esto, explica la profesora de taichí que deben ser independientes, porque el objetivo o propósito debe depender de nosotros y no de terceras personas porque “solo nosotros conocemos nuestras limitaciones y habilidades. Debemos creer en nosotros, así no hay excusas que impidan desarrollar el plan de acción que hemos deseado”, explica la coach Rivera.

Si los objetivos son de ámbitos que nos interesan, según la coach, “podemos actuar desde el conocimiento, la responsabilidad y la ilusión”, agrega Rivera.

Otras recomendaciones que propone la especialista son “tener interés por lo que se desea lograr o alcanzar, no tener miedo a afrontar los cambios porque siempre son positivos y enfocarse en el objetivo, no en las excusas”.

actitud de gratitud
Foto Referencial

Administra tu tiempo 

Por su parte, Manuel Armayones, director de Desarrollo del Centro de Salud  y profesor de la Facultad de Psicología y Ciencias de la Educación en la Universidad Abierta de Cataluña (UOC), también va en esta dirección e indica que los objetivos  deben ser “asumibles, concretos, fáciles de hacer y que, de alguna manera, necesiten el ‘músculo’ de nuestra voluntad, que vayamos viendo que los podemos hacer”. 

Para Armayones, tres son los hábitos que hay que tener en cuenta en el planteamiento de objetivos, el deporte, la alimentación y especialmente, el tiempo. 

Los objetivos pueden servirnos para “sistematizar algo que muchas personas hacen de manera natural”, dice Armayones.

Aprovechar y rendir el tiempo
Foto Referencial

El catedrático hace énfasis en que “no hay que intentar hacer un hábito detrás de otro y si se tratan de objetivos diferentes es mejor que sean de dominio distinto. Hay que intentar no cambiarlo todo a la vez”.

Recuerda anotar tus objetivos 

Otro aspecto muy importante a tomar en cuenta para el profesor de la UOC, es hacer un registro de nuestros objetivos, tarea que podemos realizar con alguna aplicación del celular. 

Al momento de hacer los propósitos “es muy importante acordarlos con la familia, porque si se hacen en grupo funcionan aún mejor y así nos controlamos unos a otros. Expliquemos a la gente lo que estamos haciendo para que el apoyo social también funcione”, asegura Armayones

También afirma el profesor de la UOC, hay que tener un plan de acción” por si nos encontramos ante alguna dificultad durante el desarrollo del objetivo”, agrega Armayones.

Foto Referencial

Divide tus metas laborales 

Algunos de los objetivos que nos proponemos conseguir en el nuevo año están relacionados con nuestro puesto de trabajo o con el ámbito laboral. 

Armayones, dice que para establecer los objetivos laborales hay que fijar grandes metas y dividirlas en otras más pequeñas. 

Por ejemplo, decir “quiero cambiar de empresa” y, en este caso, el primer paso sería mirar qué otras compañías hay y analizar bien tus competencias”, recomienda del catedrático de la UOC.

Para llevar adelante esta tarea es imprescindible tener tiempo para estudiarlo, “el objetivo que debería establecerse sería dedicar una hora diaria, media hora o 15 minutos, en función de cómo sea la vida de cada persona, a hacer un análisis del mercado, en qué tipo de empresas hay más puestos de trabajo o dónde podría colocarse una persona con mi currículum”, detalla el profesor de la UOC.

trabajo
Foto Referencial

Objetivos deben ser medibles 

Afirma el especialista que el logro de un objetivo nos puede motivar a realizar otros, “se trata de pequeñas decisiones, evaluables, medibles y que, además, si las hago bien me dan autorización moral a mí mismo para, por ejemplo, preparar una carta de presentación, otro pequeño hábito”, agrega Armayones.

En el ámbito deportivo, aconseja el profesor de la UOC, realizar un análisis objetivo de uno mismo, siendo mejor que lo efectúe un médico o un especialista. 

“Un especialista en medicina deportiva puede ser lo idóneo, muchos gimnasios ya lo ofrecen, están en muchos centros médicos. Es el que en función de la edad, del peso o de la constitución indicará qué tipo de ejercicio se puede hacer”, explica el catedrático. 

Ejercicios
Foto Referencial

También es importante tomar en cuenta que nuestros deseos para rutina diaria, “es importante que el ejercicio nos guste y empezar fijando los objetivos poco a poco. Si me planteo, por ejemplo, ir al gimnasio cinco días a la semana, el cambio va a ser brutal en la vida y en la rutina, por lo que va a ser difícil cumplirlo”, puntualiza Armayones.

Lea también: Consejos útiles para alcanzar tus propósitos del 2020

Con información de cuidateplus.marca.com

Comenta y se parte de nuestra comunidad