Foto Referencial

Las enfermedades cerebrovasculares mejor conocida por sus siglas ECV o ictus es una patología que se presenta de forma súbita y aguda a pesar de que las causas sean acumulativas, crónicas o con incidencia en la presión arterial, influyendo edad de la persona y hábitos como el tabaquismo.

Así lo asegura el médico Radiólogo, Jordi Velásquez,quien explica queante el ictus la persona se desvanece o se le duermen ciertas parte del cuerpo, siendo sus primeros síntomas : enredo de la lengua al hablar, falta de concentración, desvío de la mirada así como de los rasgos faciales y otros síntomas dependiendo de la extensión en la lesión. 

“Las enfermedades cerebrovasculares son un conjunto del trastorno de la vasculatura cerebral, lo que conlleva a una posible disminución del flujo sanguíneo en el cerebro que pudiese afectar de manera transitoria o permanente la función de una región generalizada del cerebro o una más pequeña”, precisa el doctor Jordi Velásquez.

Foto Referencial

Lea también:

Aún se desconoce origen de ECV 

La persona deja de percibir sangre en un momento determinado, por eso se desvanece, así lo detalla el médico Radiólogo, quien agrega que una de las arterias que lleva sangre al cerebro se puede tapar con trombos o placas de ateroma y al disminuir la irrigación sanguínea al cerebro este deja de funcionar.

“Como sabemos el cerebro es el centro de comando principal, el motor del organismo, por ese motivo las personas tienen esas manifestaciones clínicas”, puntualiza el doctor Jordi Velásquez.

Sin que exista otra causa aparente que el origen vascular de esta enfermedad trae por consecuencia problemas isquémicos o hemorrágicos que pudieran causar o no subsecuente aparición de sintomatología o secuelas neurológicas.

Foto Referencial

¿Cómo prevenir enfermedades cerebrovasculares?

La prevención primaria para minimizar el riesgo de sufrir enfermedades cerebrovasculares a futuro, pasa por los siguientes consejos:

  • Llevar una dieta rica y saludable, baja en sal y grasas.
  • Realizar actividad física de forma regular.
  • Controlar el peso, la presión arterial y los niveles de colesterol y azúcar en sangre.
  • Abandonar el tabaco y restringir el consumo de alcohol a niveles moderados.
  • Controlarse el pulso de forma regular y, caso de apreciarlo rápido o con palpitaciones en una situación de reposo, consultar al médico.

Con información de www.infosalus.com

Comenta y se parte de nuestra comunidad