Foto Referencial

La sequedad vaginal es la mayor molestia de las mujeres durante la menopausia. Sin embargo muchas féminas no llegan a consultarlo por considerarlo por un trastorno normal, pero esto no es exclusivo de esta etapa.

Se calcula que más de la mitad de las mujeres que padecen esta alteración tienen menos de 50 años de edad.

Afortunadamente tiene solución y es importante buscarla para evitar complicaciones como mayores riesgos de sufrir infecciones.

Foto Referencial

Lea también: Control anual del glaucoma debe realizarse desde que nacemos

Tratamiento láser no daña la piel de la vulva

La Ginecóloga, Peggi Piñango, explica que el láser no produce lesiones a nivel superficial sino en las células que realmente lo necesitan, en la capa intermedia y profunda de la dermis y epidermis de la piel sin dañar la superficial para tratar la falta de lubricación vaginal.

Asegura que el láser produce colágeno y elastina a nivel del tejido subcutáneo para que en esta mucosa haya mayor lubricación y humedad, mejorando los síntomas permitiendo a la paciente estar como antes de la menopausia.

“El láser ha demostrado ser efectivo en la materia y sus estudios lo avalan en sus diferentes tipos como el CO2 o el Erbium, funciona muy bien a nivel de vagina, mucosa y área vulvar para mejorar los síntomas de la sequedad”, afirma Piñango.

Foto Referencial

Sesiones son cada 21 días

Dice la doctora que se realizan dos sesiones cada 21 días para que la piel y el tejido  cicatricen de manera adecuada y no exceder la energía que se coloca en el equipo para que la piel tenga tiempo de recuperarse.

La especialista destaca además que la paciente debe ser evaluada por un especialista, debido que este procedimiento no puede realizarse en mujeres que no tengan control ginecológico reciente para descartar patologías adicionales.

“No deben haber infecciones urinarias, la paciente debe tener una citología normal, y en el caso de pacientes con sangrado irregular o infecciones o trastornos de la coagulación está contraindicado si no se han tratado previamente”, puntualiza Piñango.

Causas de la sequedad vaginal

  • Tomar anticonceptivos hormonales.
  • La medicación hormonal, como la indicada para tratar el cáncer de mama, la endometriosis, los miomas uterinos o la infertilidad.
  • Los episodios fuertes de estrés
  • Una infección vaginal
  • Otra de las causas más comunes es la caída de estrógenos, como por ejemplo, durante la menopausia, etapa en la que un 40% de las mujeres padecen esta patología.

Algunos hábitos también pueden provocar o empeorar los síntomas: el uso de jabones agresivos, muchos perfumes o lociones, ropa que no transpira, compresas y tampones perfumados o tabaquismo.

Foto Referencial

Lea también: Infecciones mortales también son adquiridas durante el embarazo

Con información de www.kernpharma.com

Comenta y se parte de nuestra comunidad