Foto Referencial

La errónea etiqueta que un niño en edad escolar padezca trastorno del desarrollo como Asperger realmente podría tratarse de pérdida auditiva, esto se debe a que el infante que aún no ha sido diagnosticado tiene problemas de conducta en el aula de clases, no se integra en el colegio o no hace caso es porque efectivamente no escucha. 

La especialista en audiología clínica y directora del Centro de Integración Auditiva «Audikids», Perla Moros, señala que «cuando nos llega el niño con ese problema de escolaridad se le aplican baterías de pruebas que diagnostican si realmente tiene pérdida auditiva y eso hace que los padres tengan más tranquilidad, porque no es un trastorno como el Asperger». 

Foto Referencial

Lea también: Enfermedades cerebrovasculares son multifactoriales

«Aula paralela» mejora niveles auditivos

Dice la audiologa que a los pacientes se les brindan alternativas como aparatos auditivos, entrenamientos y atención psicopedagógica, denominada «aula paralela», con la asistencia de un psicopedagogo que dará atención personalizada al niño para nivelarlo con auxiliares auditivos

«Por desconocimiento los padres se desesperan y gastan fortunas llevando al niño al neurólogo buscando respuestas y lo que necesita el infante es la adaptación de prótesis», destaca la especialista en audiología Perla Moros.

Pruebas auditivas deben realizarse al recién nacido 

Asegura la audiologa que estas pruebas auditivas deben realizarse en recién nacidos por neonatòlogos, pediatras e inclusive el ginecobstetra, este último por ser quien atiende el paciente desde un principio (la madre) y es a quien más confía su bebé.

Puntualmente en Venezuela, algunos centros de salud cuentan con estándares internacionales para realizar estas pruebas auditivas que deben hacerse en el neonato y  repetirse a los ocho meses de edad del bebé.

«El recién nacido estará expuesto a vacunas, las cuales repercuten en reacciones normales como estados gripales. Muchas veces como el niño está en posición acostada esa flemita que es un moco blanco se va para el oído y crea una pérdida auditiva, después de esas vacunas los padres deben repetir la prueba», detalla la especialista en audiología.

Foto Referencial

Estudio auditivo es igual de importante como la prueba del talón

Compara la audiologa Moros, que en Estados Unidos las pruebas auditivas se realizan al tercer día de nacido el bebé, «a mí particularmente me gusta hacerlas a los cinco días porque el niño nace con una cremita similar a la mantequilla llamada vérnix, producto del líquido amniótico y hay que esperar que esa grasita salga del conducto auditivo para realizar un mejor estudio, para evitar lo que se denomina un falso positivo, entonces cuando se tiene ese conducto limpio se procede a hacer el screening auditivo para que salga lo más limpia posible la prueba».

Para la especialista en audiología estas pruebas deben ser exámenes de costumbre en los recién nacidos, como la prueba del talón. 

«No hay suficiente información sobre importancia de esta prueba. Por eso vemos casos de pérdidas auditivas, porque lamentablemente cuando se pasa un tiempo al hacer el diagnóstico es tardío», puntualiza la audiologa Moros.

La especialista en audiología clínica y directora del Centro de Integración Auditiva «Audikids», Perla Moros, coloca a la disposición su cuenta en Instagram @audikids.ca para ampliar detalles de este y otros temas de interés. 

Lea también: Falta de lubricación vaginal puede corregirse con láser

Comenta y se parte de nuestra comunidad