Foto Referencial

El té de menta con miel, limpia y purifica la garganta combatiendo el dolor, debido a que la miel posee propiedades antisépticas como calmante natural.

Mientras que la menta se le reconocen propiedades analgésicas.

INGREDIENTES:

  • 1 tallo de menta
  • 1 cucharadita de miel
  • 300 ml de agua
Foto Referencial

Lea también: Qué relación guarda la psicología con la pérdida de peso

PREPARACIÓN:

Agregar las hojas del tallo de menta en 300 mililitros de agua y calentar a fuego lento hasta que hierva. Seguidamente debe colar el té y agregarle la cucharada de miel, revuelva y listo.

Este té debe beberse tibio y puede ingerirse varias veces al día hasta que ceda el dolor.

En caso de que haya una infección le recomendamos acudir a un médico general para que observe la garganta e identifique el tratamiento adecuado.

¿Qué es la menta?

La menta (Mentha) es un género de plantas populares y conocidas como refrescantes bucales que se ha utilizado durante cientos de años por sus propiedades medicinales.

Menta para tratar el Asma

El uso regular de esta hierba es muy beneficioso para los pacientes con asma, ya que es un buen relajante y alivia la congestión. Pero no se debe abusar porque en abundancia la menta también puede irritar la nariz y la garganta.

Foto Referencial

Rinitis Alérgica

Las alergias estacionales y la fiebre del heno (también conocida como rinitis) afectan a millones de personas en todo el mundo. Se ha demostrado que los extractos de las hojas de menta inhiben la liberación de ciertos químicos, que agravan los síntomas nasales severos asociados con la fiebre del heno y las alergias estacionales.

Lea también: Conoce los extraordinarios beneficios de la Yerba Mate

Con información de www.ecocosas.com

Comenta y se parte de nuestra comunidad