Foto Referencial

Hablemos sobre la importancia de acudir regularmente al ginecólogo para la toma de citología.
Primero es importante conocer que el cáncer de cuello uterino ocupa una de las primeras causas de morbimortalidad por cáncer, específicamente en los países subdesarrollados donde los sistemas de salud se caracterizan por ser precarios. Según el Colegio Americano de Obstetricia y Ginecología (por sus siglas ACOG), el 50% de las pacientes diagnosticadas con esta patología refieren no haberse realizado nunca la citología.

¿Cómo se desarrolla el cáncer de cuello uterino?

El factor más importante como causa de este tipo de cáncer es la presencia del Virus de Papiloma humano, considerado el tipo de infección de transmisión sexual más frecuente. Se calcula que más del 80% de la población mundial puede tener contacto con estos virus; por eso es importante utilizar el preservativo durante la relación sexual.

Foto Referencial

Este virus es capaz de producir cambios en el epitelio de la mucosa cervical, la capa más externa de la superficie del cuello uterino, denominados lesiones intraepiteliales. Y estas se clasifican como: bajo grado, aquellas que tienen que representan bajo riesgo de progresión a cáncer de cuello uterino y que pueden incluso desaparecer espontáneamente (llamados LIE bajo grado); y aquellas lesiones de alto grado, consideradas premalignas, con alto riesgo de progresión a cáncer (llamadas LIE alto grado). En las mujeres, los VPH de alto riesgo pueden conducir al cáncer del cuello uterino, vulva, vagina y ano.

Lea también: Claves para mejorar tu salud ginecológica

También tenemos como factores de riesgo para el cáncer de cuello uterino tenemos:

– Inicio de actividad sexual a temprana edad: considerando que el inicio de la vida sexual antes de los 18 años es denominado precoz y que estadísticamente la edad de inicio de relaciones sexuales en nuestro país es alrededor de los 14 años, este factor representa uno de los más importantes.
– Múltiples parejas sexuales: Se considera que aquellas mujeres que tienen más de una pareja sexual al año tienen mayor riesgo para esta enfermedad; recordemos que cuando tenemos una pareja, tenemos contacto indirecto con todas las parejas que esta persona ha tenido.
– Desnutrición y enfermedades que comprometen el sistema inmunológico
Este tipo de factores permiten que la infección por virus de VPH se propague e impiden que el organismo se defienda contra este agente.

¿Cómo se previene esta enfermedad?

La primera medida: realizar la citología una vez al año, o antes si tu médico lo indica. El cáncer de cuello uterino es una enfermedad cien por ciento prevenible.

Se detecta con un simple examen médico como es la citología entre 2 y 5 años antes que progrese, en forma de lesión premaligna, con opciones de curación total incluso en consultorio.

Y como segunda herramienta establecer medidas de prevención cómo utilizar el preservativo hasta conocer la salud de nuestra pareja, evitar la promiscuidad, no fumar ni beber alcohol excesivamente porque disminuye la actuación de nuestro sistema inmunológico, y alimentarnos en forma saludable.

Se utiliza a nivel mundial la vacuna contra el VPH, que protege contra virus de alto riesgo para cáncer de cuello, con éxito desde hace más de diez años. Sin embargo en nuestro país aún no está incluida en el esquema de inmunización.

Foto Referencial

¿Cuando debe realizarse la citología?

– Al iniciar las relaciones sexuales, y luego en forma anual o antes si tu médico lo indica.
– Cuando no estés menstruando.
– No debes colocarte talcos ni cremas perfumadas en la zona genital el día previo a la toma de citología.
– No debes colocarte óvulos ni ningún tratamiento vaginal, ni duchas vaginales dos días antes de realizarlo.

Foto Referencial

– No debes tener relaciones sexuales dos días antes de hacerla.

Recuerda que ir al Ginecólogo y realizarte la citología es un regalo para tu salud.

Lea también: ¿Cuándo debes acudir a tu primera consulta ginecológica?

Por. Dra. Peggi Piñango

Comenta y se parte de nuestra comunidad