Foto Referencial

Con cierta frecuencia las mujeres acuden a la consulta ginecológica refiriendo molestias en la región genital como ardor, dolor, pesadez, inflamación e incluso pueden observarse varices en esta zona, con las implicaciones estéticas que esto representa, y las dificultades para procedimientos como depilación y rasurado.

¿Qué son las varices?

Las varices son dilataciones del sistema venoso, producidas por un defecto en la función de  las válvulas que se encuentran en el interior de las venas, generando problemas en la circulación sanguínea,  específicamente en el retorno venoso desde los miembros inferiores. .

Pueden presentarse en cualquier lugar del cuerpo que tenga venas, siendo más frecuente en los miembros inferiores o piernas, la región genital, y la zona anal incluso, llamados en estos casos hemorroides. También pueden presentarse en zonas como el esófago o el tórax y porción superior del abdomen en aquellos casos dónde algún problema obstruye el retorno venoso de esa zona, como es el caso de la patología hepática conocida como cirrosis.

Foto Referencial

Lea también: Claves para mejorar tu salud ginecológica

¿Qué factores contribuyen a la aparición de las varices?

Múltiples factores pueden contribuir a su aparición: el papel de la genética es importantísimo, especialmente si se presentan otras condiciones como  el sobrepeso u obesidad, sedentarismo o falta de ejercicio, exposición frecuente al calor o saunas, uso de anticonceptivas, ropa ajustada, y permanecer por largos periodos de pie o sentado.

Las varices vulvares se presentan con frecuencia durante el embarazo, debido al efecto de compresión que ejerce el útero de gran volumen en el último trimestre del embarazo sobre el sistema venoso.

Foto Referencial

¿Cuáles son las principales recomendaciones para evitarlas o mejorarlas?

Las principales recomendaciones son: practicar ejercicio regularmente, uso de medias comprensivas que favorecen la circulación, evitar zapatos de tacón alto, ropa ajustada y exceso de peso, y acudir al medico en caso de dolor para descartar obstrucción. En estos casos generalmente se solicitan estudios como el ultrasonido Doppler para evaluar la zona.

¿Qué complicaciones pueden presentarse?

Además del dolor y pesadez que causan en la región afectada, en general las varices pueden complicarse con flebitis o inflamación de la vena, ruptura venosa, úlceras, trombosis venosa, y complicaciones dermatológicas de la piel afectada como dermatitis.

Foto Referencial

¿Cuáles son las opciones de tratamiento disponibles?

En general para las varices en miembros inferiores, una vez que de ha descartado la obstrucción, se plantean alternativas como:

  1. En algunos pacientes se indicará tratamiento medico, es decir uso de medicamentos que mejorarán la circulación venosa.
  2. El tratamiento con láser puede mejorar la apariencia y sintomatología por varices vulvares y en las piernas, siempre previa evaluación médica y recordando que no es un alternativa en el embarazo por la contraindicación para el uso del láser en esta etapa.
  3. Otra opción válida es la escleroterapia o cierre del vaso afectado con sustancias que se utilizan para este fin.
  4.  Finalmente en ocasiones se debe extraer la vena afectada, conocido como safenectomia en el caso de los miembros inferiores.

La mejor recomendación es evitar su aparición; aunque se traten, la posibilidad que reaparezcan es alta por el factor genético que juega el papel más importante de esta entidad.

Lea también: Razones para comenzar el año con tu citología anual

Comenta y se parte de nuestra comunidad