Actualmente, es muy común sentirnos tensos, malhumorados, angustiados y no saber qué hacer para aliviar la carga emocional. Por lo tanto, con el fin de mantener la salud física, estamos obligados a encontrar las vías para lograr una estabilidad espiritual y, la forma ideal de drenar, sin duda, es el ejercicio.

La actividad física, en tiempos modernos cumple un doble propósito: acondicionar nuestro sistema musculo-esquelético más el organismo en general y en mi caso particular, es un arma de distracción para atenuar el estrés diario.

Lea también: RUTINA INTEGRAL = TRABAJANDO TODO EL CUERPO

SEMI-SENTADILLAS CON PESO

1.- Párate separando los pies al ancho de tus hombros y sujeta en cada mano una mancuerna cuyo peso sea manejable.

2.- Flexiona las rodillas hasta quedar semi-sentado(a) y mantente en esta posición aproximadamente por 3 segundos. Luego regresa a la posición inicial. Según Glen González, fisioterapeuta y asesor de A tu Salud, “este ejercicio fortalece y tonifica principalmente los glúteos, pero también las piernas y los abdominales”. Realiza de 3 a 4 series de 15 a 20 repeticiones cada una.

SEMI-SENTADILLAS Y PALANCA DE BRAZOS  CON PESO

1.- Párate separando los pies al ancho de tus hombros y sujeta en cada mano una mancuerna cuyo peso sea manejable.

2.- Haz una sentadilla hasta quedar semi-sentado(a) y al mismo tiempo flexiona los brazos en palanca de bíceps, sostén el movimiento por 3 segundos aproximadamente, para luego regresar a la posición inicial. “Este ejercicio tonifica principalmente glúteos y bíceps, pero también fortalece las piernas, antebrazos, hombros y abdominales”, acota González. Realiza de 3 a 4 series de 15 a 20 repeticiones cada una.

Lea también: EJERCICIOS FUNCIONALES PARA RESISTENCIA

María Laura Garcia
Comenta y se parte de nuestra comunidad