Foto Referencial

Los hongos no son animales ni plantas. Estos tienen la capacidad de adaptarse a casi cualquier superficie con facilidad y de producirse a través de esporas.

El medioambiente ayuda a esparcir esas esporas por doquier a cada segundo. Cuando se produce una infección por hongos esta debe ser tratada.

Puesto que la presencia de hongos en la naturaleza es normal, pero en el organismo humano puede ser significar infecciones o problemas mayores.

Ingredientes:


-200 mililitros de vinagre

-500 mililitros de sal

-20 gramos de rosas aromáticas

PREPARACIÓN:

Verter en un recipiente la sal, el vinagre y las flores aromáticas, remover hasta que esté bien diluido, luego agregar la mezcla en la zona afectada o frotar donde se encuentra el hongo, repetir el procedimiento 3 veces por semana.

Lea también: Consumo de chocolate para aliviar diversas enfermedades (+ video)

Síntomas de infección por hongos

Paciente con infección micótica:

Candidiasis orofaringea: Generalmente asintomática.

Intertrigo candidiásico: Las lesiones son en forma de placas eritematosas, con pústulas y/o vesículas y presentan descamación en las zonas que delimitan el eritema. El prurito es uno de los síntomas característicos.

Candidiasis genital: La vulvovaginitis cursa con prurito, secreción vaginal blanca y espesa y disuria.

 Onicomicosis: Aparece en las uñas de las manos y suele ir asociado a infección alrededor de la uña. 

Candidiasis mucocutánea crónica:Afecta a la piel y a las mucosas, formando pseudomembranas dolorosas con recaídas frecuentes. 
 
Candidiasis congénita: Afecta a la piel de los recién nacidos e hijos de madres con corioamnionitis por candida. Aparece a los seis meses de vida y se presenta con lesiones difusas en tronco, palmas de las manos y plantas de los pies. 
 
Dermatofitosis o tiña del cuerpo: Los síntomas aparecen en la piel, excepto en las palmas, plantas e ingles. Se presenta en forma de placas anulares o serpiginosas, discretamente pruriginosas, bien delimitadas y con un tamaño que puede variar desde 1 a 5 cm. El borde de las lesiones es activo y elevado eritematoso y descamativo con centro claro.
 
Dermatofitosis o tiña del cuero cabelludo: Da lugar a la caída del pelo en una o más zonas, puntos negros en el cuero cabelludo, zonas escamosas y con picazón y pelo que se rompe cerca de la zona de nacimiento. El pelo se desprende de forma indolora sin resistencia. Puede ser no inflamatorias, con escasa sintomatología, con prurito ocasional e inflamatorias. La forma más grave, con placas inflamadas, pústulas, forúnculos y costras dolorosas que pueden ocasionar alopecia cicatricial. 

Foto Referencial

Dermatofitosis: apraece en zonas pilosas de cara y cuello: las lesiones suelen ser pustulosas e inflamatorias, pústulas, forúnculos y costras dolorosos, que puede ocasionar alopecia cicatricial.

Prevención de hongos

Usar calzado en vestuarios, duchas y zonas comunes.

Ducharse antes y después del baño en la piscina.

Mantener secas las zonas de pliegues interdigitales, inguinales y submamarios con el uso de toallas o cambiando el bañador húmedo por uno seco.

Evitar cortar las cutículas durante la pedicura/manicura, siendo muy cuidadosos durante la realización de las mismas. 

Realizar una inspección periódica de las uñas, plantas del pie y pliegues. 

Una vez afectado, además del tratamiento tópico, hay que tratar las posibles fuentes de contaminación:

En el caso del calzado, tratar con polvos antifúngicos. 

Foto Referencial

Para los calcetines, en la medida de lo posible, deshacerse de los que se han usado mientras se tenía la infección, ya que los hongos pueden sobrevivir en los calcetines. 

Lea también: Disminuye el estrés y concilia el sueño con té de canela y banana (+ video)

Con información de www.cuidateplus.marca.com

Comenta y se parte de nuestra comunidad