Foto Referencial

Sin someterse a un bisturí la ciencia permite procesos no quirúrgicos, ni invasivos, respetando la fisiología de la nariz, para corregir cornetes obstruidos o tabiques desviados.

Así lo asegura la otorrinolaringólogo y médico estético, Vanessa Velásquez, quien dice que a través del uso de láser se pueden evaporar crestas menores “en el tabique la porción anterior que es cartilaginosa y una porción posterior que es ósea cuando hay crestas cartilaginosas obstruyendo el aire”.

Destaca la doctora Velásquez que los tratamientos no invasivos disminuyen el trauma en la mucosa respiratoria sin generar daño, haciéndose inclusive en una sola sesión ambulatoria. 

Foto Referencial

Lea también: 30% de la población mundial es hipertensa y no lo sabe por falta de chequeos médicos

Infecciones respiratorias afectan cornetes 

“Los cornetes son un tejido vascular que cuando se obstruyen disminuye esa vascularidad y su tamaño, es entonces cuando hay patologías agudas por inflamación o infecciones que recrecen y gracias a los tratamientos no quirúrgicos como gotas o lavados nasales se puede solucionar el problema”, precisa la doctora  Velásquez.

Pero cuando el proceso pasa a ser crónico producto de fuertes alergias, dice la otorrinolaringólogo se recetan inhaladores de esteroides tópicos para reducir el trauma de los cornetes en una sola sesión.

Afecciones en huesos nasales sí requieren cirugía 

Sin embargo, aclara la doctora Velásquez que cuando el hueso está involucrado amerita cirugía.

Para detallar cómo funciona los cornetes explica la especialista en otorrinolaringología que los cornetes son estructuras óseas ubicadas a cada lado de la nariz en las fosas nasales, las cuales están revestidas de mucosa.

“Esa mucosa tiene un alto contenido vascular que en condiciones normales y fisiológicas dependiendo de cantidad de sangre que llegue a esos cornetes, un cornete estará más grande que otro, es decir, siempre hay un ciclo nasal fisiológico donde se alternará y para eso funciona la respiración es característica se le atribuye a los cornetes para enlentecer el paso del aire que pasa a través de la nariz”, indica la doctora Velásquez.

Foto Referencial

La Nariz debe filtrar rápidamente el aire inhalado

Normalmente respiramos con un flujo de aire de hasta 6 litros por minuto, detalla la otorrinolaringólogo, quien indica que este aire que la función de la nariz es humedecerlo, filtrarlo y calentarlo.

Puntualiza la doctora Velásquez que existen tres cornetes medio, superior e inferior a lo largo de toda la nariz. 

“Estos miden 6 y 7 centímetros sobre todo el inferior, que está justo en el piso de la fosa nasal, desde la entrada de la nariz hasta el paladar por el cielo de la boca”, señala la otorrinolaringólogo.

Crecimiento de cornetes dificulta respiración 

Dice que cuando hay un aumento exagerado del tamaño de los cornetes, se presenta una obstrucción nasal, impidiendo que el paciente respire por la nariz, generando asfixia, ronquidos secreción nasal, moco acumulado, rinopatias, constantes gripes convertidas en sinusitis cuya enfermedad es crónica en momentos determinados por la inflamación.

“Se trata como un problema inmunológico tipo alérgico porque entra en contacto con el aire produciéndose una hipertrofia de cornetes que es alternante, algunas veces afecta a un lado luego a otro y en las noches empeora”, asegura la doctora Velásquez.

Foto Referencial

Evitar automedicación

Recomienda la otorrinolaringólogo evitar la automedicación y el uso de gotas nasales, porque pueden ser peligrosos tratamientos a niveles de afecciones cardiológicas.

“Si usted pasa 10 días con obstrucción nasal debe acudir a un especialista”, agrega la doctora Velásquez. 

La otorrinolaringólogo y médico estético, Vanessa Velásquez, coloca a la disposición su cuenta @dra.vanevelasquez para ampliar detalles de este y otros temas de interés.

Lea también: Cirugía bariátrica se puede perder por malos hábitos alimenticios

Comenta y se parte de nuestra comunidad