Foto Referencial

Esta semana llegó a mí una técnica que me encantó y que es súper efectiva: “la dieta mental en 7 días” de Emmet Fox. Porque no sólo existen las dietas alimenticias, también podemos llevar a cabo diariamente dietas de pensamientos para nuestro bienestar mental. Que, para mí, son mucho más importantes, porque no hay salud física que valga, sin Salud Emocional.

Si consideramos que nuestros pensamientos crean nuestra realidad, con la dieta de pensamientos, debemos enfocarnos, durante 7 días, a alimentar nuestra cabeza sólo con pensamientos positivos. Pensarás que es algo muy fácil de lograr pero, aunque no lo crean, representa más trabajo del que podemos imaginar.

Aprender a comunicarnos positivamente con nosotros mismos y con los demás, es una tarea que requiere de mucho empeño. Requiere de total voluntad prestar atención a la forma que tienes de comunicarte. Las palabras no son sólo sonidos, constituyen una fuerza. Indefectiblemente son el poder para crear los acontecimientos de nuestra vida. Efectivamente, sólo TÚ y YO somos responsables de nuestra existencia.

Los pensamientos suelen ser repetitivos y crean hábitos, por tanto, moldean las creencias de todos. Considera los principios de la “ley de la atracción”. Atraemos aquello en lo que vibramos, por consiguiente, si pensamos en algo negativo atraeremos negatividad y si pensamos en positivo, sucederá todo lo contrario.

ser feliz
Foto Referencial

En conclusión: no existe la buena o la mala suerte, sólo la calidad de nuestros pensamientos.

Esta semana que está por comenzar, inicia esta tarea, prepárate hoy mismo y pon una fecha para empezar, sería ideal mañana o en este momento.

Prohibido pensar en negativo: críticas, envidias, fracaso, pesimismo, inferioridad, etc… Si alguien te habla mal, simplemente dite mentalmente: “no acepto esto” o “soy amor”. Aléjate de personas tóxicas y ponte a dieta de malas noticias (redes, televisión, internet, etc.). 

Si se te presenta un problema que no puedes eludir, no lo ignores, afróntalo y busca soluciones. Lo peor que existe es rumiar con las dificultades. Si a mitad de la semana caes en la tentación negativa, no pasa nada, comienza de nuevo. Te recomiendo que antes de iniciar el día, medites durante unos instantes y te preparares para lo bueno.

No es fácil, pero te aseguro que si se puede.

Lea también: Armas mortales que se venden como inocuas… El drama del vapeo…

Pensamientos y cuerpo son un todo…

“No debes permitirte, bajo ninguna excusa, que tu mente se detenga en algún pensamiento que no sea positivo, constructivo, optimista, amable.” Emmet Fox, este autor publicó en 1963 un artículo denominado “La Dieta Mental de los Siete días”, un pequeño escrito, que sigue vigente en la actualidad y que nos enseña una metodología sencilla y práctica para transformar nuestra vida en lo emocional o mental.

Seguramente, has realizado una dieta para bajar de peso, pero… ¿Has llevado a cabo una dieta emocional o mental para mejorar tu cotidianidad? Generalmente, dedicamos toda nuestra voluntad para mejorar nuestra salud física, comenzado por restringir nuestra alimentación, pero ¿Nuestra mente qué? Muchas veces, lamentablemente, nuestras actitudes y pensamientos son negativos o tóxicos. Se nos olvida que somos un todo, mente y cuerpo.

¿Por qué es imperante aprender a dominar nuestros pensamientos?

Porque simplemente los pensamientos rigen nuestras emociones, y a su vez éstos, generan todo tipo de acciones. En nuestra existencia lo vital es dominar la clase de pensamientos gracias a los cuales se vive. Los pensamientos constituyen el alimento de la mente y ésta es la que determina completamente el carácter de la vida. Los pensamientos que nos permitamos tener, son los que determinarán lo que somos. Tal y como sean nuestros pensamientos, así será nuestra vida.

pensamientos positivos
Foto referencial

Todo lo que hoy existe en nuestra cotidianidad: nuestra salud, estemos sanos o enfermos; nuestra economía, es decir, nuestra prosperidad o pobreza; nuestro hogar, en general las condiciones actuales de cada área de nuestra vida están absolutamente condicionadas por los pensamientos y sentimientos que tuvimos en el pasado, o lo que es lo mismo son el producto del tono habitual de tus pensamientos. Igualmente, las condiciones de tu vida mañana o el año próximo, serán producto de los pensamientos y sentimientos que usted decida abrigar de ahora en adelante.”

Tarea o aprendizaje paulatino…

Comienza, como propone el Sr. Fox, con un compromiso por 7 días. En esos días no te permitas albergar ni por un minuto pensamientos que no sean positivos, constructivos, optimistas o amables. Si tienes un desliz, no lo dejes pasar y reinicia por otros 7 días. Fox asegura que nosotros escogemos nuestra vida, cuando decidimos lo que pensamos o aquello que ocupa nuestra mente, porque él parte del hecho de que no podemos tener un tipo de mente y un tipo de ambiente diferente. La llave para que se transformen: tu trabajo, actividades, hogar, relaciones personales, etc.; es cambiar todo aquello que ocupa tu espíritu.

Trabajo que vale la pena…

Ve adoptando la costumbre de escoger el objeto de tus pensamientos, así como, el tono emocional o el ánimo que le dará color. Sin duda, es muy difícil ser sano física y mentalmente, o prospero en lo material, si estás indispuesto mentalmente.

Si te la pasas de malas pulgas, bravo, triste, deprimido, ansioso, nervioso, temeroso, envalentonado o si sientes que no vale la pena vivir; será complicado sentirte bien o realizado y mucho menos, alcanzar lo que anhelas en tu vida.

Entonces, enfócate y comienza a seleccionar y controlar tus pensamientos. Considera que un pensamiento negativo es cualquier pensamiento de crítica, rencor, despecho, celos, prejuicioso o de culpa, es decir, todo aquellos que no, nos de paz.

ser feliz
Foto Referencial

Además, no es solo cuidar o moderar lo que colocas en tu cabeza sino también, todo aquello que entregas a los demás. Rechaza los pensamientos negativos y en ese instante piensa en Dios o algo bonito que te haya sucedido. Cuando a tu alrededor se cuelen personas o situaciones negativas, escúchalas, pero no te enganches, no pienses mucho y aléjate lo más rápido que puedas.

Finalmente…

Si deseas ser feliz, debes comenzar a entrenarte en el hábito de seleccionar y controlar tus pensamientos. Al principio será difícil, pero intenta y vuelve a hacerlo cuantas veces sea necesario. Si se puede. Así, seguramente podrás, mirar cosas interesantes en ti mismo, corregir las no tan buenas, esas que te impiden crecer, para tener relaciones más prósperas y felices que permitan alcanzar tus metas.

Lea también: JM de Los Ríos, resistiéndose a morir… ¿Catástrofe u Hospital Infantil?

María Laura Garcia
Comenta y se parte de nuestra comunidad