Foto Referencial

El VPH, o virus de Papiloma humano, es una de las infecciones de transmisión sexual más frecuente. Se calcula que más de 60-80% de la población sexualmente activa puede tener contacto con este virus.

En la mayoría de los casos, las infecciones por el VPH de todos los tipos desaparecen antes de que puedan causar problemas de salud. El sistema inmunológico se encarga de eliminar el virus. Sin embargo en algunas personas esto no ocurre y la infección por el virus se mantiene latente y puede desarrollar lesiones.

Existen más de 100 tipos de VPH. La mayoría son inofensivos, pero aproximadamente 30 tipos se asocian con un mayor riesgo de tener cáncer. Así es como se clasifican como: virus de bajo riesgo o de alto riesgo.  Los VPH de bajo riesgo pueden causan lesiones como verrugas genitales o lesiones planas (condilomas). Los virus de alto riesgo son en principal factor de riesgo para el desarrollo de lesiones premalignas y cáncer de cuello uterino, vulva, vagina, ano, boca, garganta y pene.

Los VPH de alto riesgo causan cerca de 5 % de todos los cánceres en el mundo, de los cuales se calcula que 570 000 mujeres y 60 000 hombres tienen un cáncer relacionado con el VPH cada año.

Foto Referencial

Lea también: ¿Son seguras las dietas veganas y vegetarianas durante el embarazo?

¿Cómo se transmite el VPH?

 La manera principal en que el VPH se transmite es a través de la actividad sexual, incluyendo el sexo vaginal, anal y oral. El VPH se puede transmitir incluso cuando una persona infectada no tiene signos o síntomas visibles. Se transmite de una persona a otra durante el contacto de piel a piel con una zona infectada del cuerpo. Lo único que se necesita es el contacto de piel a piel con una zona del cuerpo contagiada con VPH. Esto significa que el virus se puede transmitir sin sexo. Incluso es posible que una infección genital se transmita al tocar los genitales con las manos.

La infección por VPH es muy común. La mayoría de los hombres y las mujeres que han tenido sexo contraen al menos un tipo de VPH genital en algún momento de sus vidas. Cualquier persona que haya tenido sexo puede contraer el VPH, incluso si ocurrió sólo con una persona, aunque las infecciones son más probables en personas que han tenido muchas parejas sexuales.  Aun cuando una persona retrasa la actividad sexual hasta el matrimonio, o sólo tiene una pareja, sigue estando en riesgo de infección por el VPH si su pareja ha estado expuesta al virus.

No es posible contraer el VPH porusar  inodoros, abrazar o al tomarse de la mano, nadar en la alberca (piscina) o jacuzzi, compartir alimentos o utensilios, no tener cierto nivel de higiene.

Foto Referencial

¿Podemos prevenir la infección?

Limitar el número de parejas sexuales y evitar las relaciones sexuales con personas que han tenido muchas parejas sexuales podría disminuir su riesgo de  exponerse al VPH. Sin embargo  el VPH es muy común, por lo que incluso la actividad sexual con una persona puede ponerle en riesgo.  Una persona puede tener el VPH durante años y no presentar ningún síntoma. Una persona puede tener el virus y transmitirlo sin saberlo.

Se puede prevenir la infección por VPH no dejando que otras personas tengan contacto con su área genital o anal.

Los condones proveen cierta protección contra el VPH, pero no pueden prevenir completamente las infecciones.  Una de las razones por las que los condones no pueden ofrecer protección total es porque no pueden cubrir todas las áreas del cuerpo que pueden infectarse con VPH, tal Se debe usar un condón nuevo para cada acto sexual. El condón deberá colocarse antes de cualquier contacto con la zona genital, oral o anal y mantenerse hasta la finalización de la relación sexual como la piel del área genital o anal.

No fumar es otra forma importante de reducir el riesgo de precáncer y cáncer de cuello uterino.

Vacunarse

La vacuna recombinante aprobada por la Administración de Drogas y Alimentos de los Estados Unidos protege contra los tipos más frecuentes de VPH, como lo son el tipo 6 y 11 de bajo riesgo, responsables del 90 % de las verrugas genitales; y los tipos 16 y 18 de alto riesgo  para el cancer de cuello uterino, implicados en la aparición de la mayoría de los casos de cáncer de cuello uterino, vulva, vagina y ano.

Las vacunas están aprobadas para hombres y mujeres, y solo se pueden usar para prevenir la infección por VPH; no ayudan en el tratamiento de una infección ya adquirida. Para aumentar su eficacia, la vacuna se debe administrar al cumplir 11 o 12 años de edad o antes.

Foto Referencial

Recuerda: tener  VPH no implica tener cáncer. Además, las pruebas de detección, como la citología, examen colposcopico y la tipificacion viral, son capaces de prevenir el desarrollo de lesiones premalignas y evitar así el cáncer.

Lea también: ¿Cómo es el manejo de los miomas uterinos? ¿Siempre se operan?

Fuente: cancer.org

Por. Dra. Peggi Piñango
Comenta y se parte de nuestra comunidad