Foto Referencial

“La lipoescultura láser se utiliza con mayor frecuencia en el abdomen anterior, flancos, espalda, aquellos rollitos que se forman o la grasa localizada. También en esos pliegues que se forman en la parte posterior en la espalda en las mujeres, en el brasier que es bastante incómodo”, asegura el médico Cirujano Plástico, Gerardo Toro Parilli.

Explica que la lipoescultura láser es una técnica para moldear el cuerpo en zonas como los brazos, piernas y muslos, eliminando la grasa localizada que se hace a través de unas pequeñas cánulas de menos de 0,5 centímetros en el sitio de la incisión de la piel, produciendo tres efectos.

Lea también:

Cirugía evita que grasa se reproduzca

“El primero que es el más deseado, la eliminación de la grasa destruyéndola de manera que no se vuelva a reproducir”, resalta el doctor Toro Parilli.

Mientras que el segundo se hace a través de la retracción cutánea que permite que la piel se recoja y se adhiera al músculo.

“Otro de los efectos más importantes es la coagulación, el sangrado por debajo de la piel de tal manera que los morados son menores, favoreciendo la recuperación de modo que los pacientes puedan retornar a las actividades rutinarias y laborales”, detalla el médico Cirujano.

Lipoescultura láser está acompañada de plan nutricional

Luego de la lipoescultura láser, los pacientes ven consulta con un nutricionista que se encargará de recetar una dieta adecuada para la persona.

“Esto dependerá de cada persona, la alimentación estará basada en vitaminas, oligoelementos, proteínas que nos va ayudar a tener una mejor nutrición y cicatrización que es muy importante”, asegura el doctor Toro Parilli.

El especialista puntualiza que el paciente puede reincorporarse a las actividades físicas prontamente, inclusive con ejercicios cardiovasculares que permitirán tonificar un poco más el cuerpo luego de la lipoescultura láser.

Foto Referencial

Lipoescultura láser, nueva liposucción

La lipoescultura láser  es la nueva liposucción que permite esculpir la figura sin dejar rastro de cicatrices. Es una novedosa técnica de liposucción mínimamente invasiva. Utiliza la energía láser para tratar los depósitos de grasa y mejorar el contorno corporal.

La tecnología del láser se utiliza con el fin de que la grasa se pueda licuar antes de ser eliminada con lo cual, esta grasa se hace más suave permitiendo así que pueda ser eliminada de forma más natural por el cuerpo del paciente. Los tejidos del paciente sufren menos que con el procedimiento tradicional.

Con información de www.institutomedicoricart.com

Comenta y se parte de nuestra comunidad