Foto Referencial

¿Sabías que existe una ciencia capaz de pronosticar enfermedades? Su objetivo de estudio es el metabolismo a gran escala y para ello se evalúa el máximo número de metabolitos que son pequeñas moléculas como la glucosa, el colesterol, los aminoácidos y las vitaminas.

Esta ciencia tiene por nombre metabolómica y su estudio permite diagnosticar el riesgo de padecer una enfermedad a largo plazo como la obesidad o diabetes y en base a los resultados, diseñar dietas personalizadas.

Los metabolitos siempre han sido mejores marcadores para diagnosticar una enfermedad que los genes o las proteínas ya que los niveles de metabolitos están más cerca del fenotipo e indican mejor tu estado patológico.

Lea también: Lipoescultura láser elimina grasa localizada (+ video)

Canadá realiza diversos estudios

Otro estudio realizado por la Universidad de Alberta en Canadá también asegura que se puede pronosticar enfermedades con solo observar las manos, sobre todo el tamaño de los dedos.

En la investigación el Neurólogo Pitte Hork indicó que la longitud de dedos, índice y anular, revela datos sobre la agresividad y riesgo de que tiene un individuo de padecer una enfermedad.

El especialista explicó que durante la mitad del segundo trimestre de desarrollo fetal se registra un aumento de testosterona en los hombres lo cual puede influir en su salud y comportamiento de la etapa adulta.

Este tipo de desequilibrio hormonal prenatal se identifica en las personas que tienen un dedo anular más largo que el índice.

¿Qué son los metabolitos?

Los metabolitos son compuestos, generalmente orgánicos, que participan en las reacciones químicas que tienen lugar a nivel celular. El conjunto de estas reacciones bioquímicas, junto a los procesos físico-químicos intracelulares, constituye el metabolismo celular, la base molecular de la vida.

El metabolismo incluye la degradación de moléculas para la obtención de energía (catabolismo) y la síntesis de moléculas necesarias para el crecimiento, reproducción y reparación (anabolismo).

Foto Referencial

A la sucesión de reacciones metabólicas que transforman a una determinada sustancia inicial en otra se le conoce como ruta o vía metabólica. A la sustancia de partida se le conoce como sustrato o materia prima.

Por ejemplo, la glucosa es uno de los metabolitos principales en el metabolismo de los hidratos de carbono. Puede ser sustrato en la glucogenogénesis, la ruta anabólica que transforma la glucosa en glucógeno, o en la glucolísis, la ruta catabólica que degrada la glucosa y forma ATP y piruvato. El piruvato es a su vez el metabolito inicial en el ciclo de Krebs y puede ser sustrato en la gluconeogénesis (formación de glucosa desde sustancias que no son hidratos de carbono, aquí la glucosa sería el producto final).

Lea también: Virosis gripales pueden tener síntomas alérgicos (+ video)

Con información de www.curiosoando.com

Comenta y se parte de nuestra comunidad