Foto Referencial

La nariz y el área en la parte superior de la garganta tienen células especiales que dominan los receptores de los olores. Cuando estos receptores detectan olores, envían un mensaje al cerebro, y este lo identifica de manera específica.

Cualquier problema en este proceso, como puede ser: nariz congestionada, bloqueo, inflamación, daño a los nervios, o alguna afección del funcionamiento del cerebro, pueden afectar la capacidad para percibir olores normalmente.

¿Alguna vez sentiste pérdida de olfato, pero no sabías por qué? ¿O después de tantas alergias o resfriados dejaste de percibir lo olores?

La pérdida de olfato o la falta de sensibilización por lo olores lleva el nombre de anosmia.

Foto Referencial

Lea también: ¿Sufres de hemorragias en la nariz? Combátelas con estos remedios

¿Qué es la anosmia?

La anosmia es la pérdida del sentido del olfato, debido a este desgaste no se puede apreciar ni especificar los olores. Puede ser un problema o un síntoma a otra enfermedad, de la misma manera puede durar poco tiempo, como un resfriado o, ser permanente.

Esto se debe a que la falta de acceso del aire en la mucosa de la parte alta de la cavidad nasal, posteriormente siendo un problema nasal debido a que los nervios encargados de transmitir las sensaciones no lo hacen y este sea un proceso nervioso.

¿Cómo la anosmia influye dentro de la vida cotidiana?

El sentido del olfato se relaciona con el sentido del gusto, por lo que si en algún momento dejaste de percibir olores quizás sucedió lo mismo con tu sentido del gusto, y dejaste de degustar alimentos.

Por esta razón, puede que no comas lo suficiente o pierdas el apetito, así mismo el cuerpo no recibe los nutrientes necesarios.

Esta enfermedad podría cambiar tu estado de ánimo ya que te estarías perdiendo uno de los placeres de la vida.

Foto Referencial

Por otro lado, es peligrosos ya que no percibirías una fuga de gas o el olor del incendio.

¿Cuáles son las causas de la anosmia?

Es normal que con el tiempo las personas pierdan la agudez de los sentidos, esto se debe a la vejez, especialmente después de los 60 años. Sin embargo, una de las causas principales y más comunes que la mayoría de las personas ha experimentado, es un resfriado.

A partir del resfriado, derivan las alergias, la rinitis, sinusitis, entre otras, todas ellas causan inflación o lesión en la mucosa nasal y sinusal por lo que reprime la llegada de aire a la parte alta de la cavidad nasal donde se encuentran los receptores olfativos.

En algunos casos puede ser temporal como permanente.

¿Cómo se diagnostica la anosmia?

Se recomienda ir a un médico inmediatamente al sentir que no puedes percibir ningún tipo de olor. Este lo diagnostica de la siguiente manera:

  • Antecedentes familiares
  • Examen de nariz, cabeza y cuello

También se puede realizar lo siguiente:

  • Un análisis de sangre para detectar una deficiencia vitamínica.
  • Una resonancia magnética o una tomografía computarizada para detectar problemas en el cerebro.
Foto Referencial

¿Cómo tratar la anosmia?

Los tratamientos para tratar esta enfermedad dependen de su causa:

  • Si es causada por la edad, no se puede tratar.
  • Por alguna lesión, se puede realizar alguna cirugía.
  • Si es causada por un efecto secundario, es posible que no pueda oler nuevamente.

Lea también: Remedios caseros para la nariz tapada

Con información: healthline

Comenta y se parte de nuestra comunidad