Ejercicios
Foto Referencial

Realizar regularmente ejercicios, durante el día, es una forma muy saludable de ayudarnos a conciliar un sueño verdaderamente reparador durante la noche.

Prácticas tan simples de ejercicio cardiovascular como caminar o andar en bicicleta, durante unos 10 minutos por día, como se los escribí recientemente en mi cuenta de Instagram, puede ayudarte a conciliar el sueño.

Los que se ejercitan con cierta frecuencia reducen su riesgo de desarrollar los trastornos que impiden dormir adecuadamente, como la apnea del sueño ligada al sobrepeso y el síndrome de las piernas inquietas. Además, el relax que genera o su efecto positivo sobre el estrés hacen que el cuerpo llegue con menos ansiedad al descanso nocturno y hace que este sea más eficiente.

Por otra parte, cuando hacemos ejercicio al aire libre, nos exponemos a la luz natural, lo cual ayuda también a promover el sueño.

memoria a corto plazo
Foto Referencial

Vida moderna = Trastornos del sueño

El insomnio es un trastorno del sueño cada vez más frecuente en los que forman parte de los suburbios más poblados del mundo. El ritmo acelerado de la vida actual, con prisas, con una gran cantidad de estrés, hace que cada vez existan más personas insomnes, por consiguiente, debemos estar claros que hacer ejercicio, esencialmente durante el día, es clave para dormir mejor.

Quienes hacen ejercicio, duermen mejor

De acuerdo a diversos estudios, solo una pequeña cantidad de ejercicio diario puede ser beneficioso para dormir, entonces agreguen al menos una caminata de 10 minutos al día ya que puede mejorar tu descanso nocturno.

Ahora bien, quienes realizan ejercicios vigorosos o de mediana intensidad, aumentan los beneficios de la actividad física en cuanto a la calidad del descanso por las noches. Una razón, más que válida, para darle intensidad a tu práctica deportiva. Si todavía no haces ejercicio vigoroso, puedes ir trabajando intensidades más altas, iniciando con una caminata diaria de 10 minutos y luego, gradualmente progresar hacia actividades más intensas como correr, saltar la cuerda o rodar bicicleta.

Foto Referencial

Los sedentarios viven con sueño, pero no duermen…

Análisis de, estudiosos del tema, han demostrado que aquellos que no realizan ejercicio eran más propensos a estar cansados  y tener sueño durante el día; y su riesgo de padecer apnea del sueño, es más elevado.

También es importante para mejorar el cómo duermes más tu salud en general, es limitar el tiempo que pasas sentado cada día. Intenta pararte varias veces en tu trabajo, para tomar unos pequeños descansos. Te propongo subir las escaleras en lugar de hacerlo por el ascensor o caminar al escritorio de un compañero para hablar en lugar mandarle un email.

el insomnio
Foto Referencial

Por último…

Es importante tomar en cuenta que hacer ejercicio horas antes de ir a dormir puede activarte mucho, si lo realizas con intensidad y quizás te cueste dormir. Sin embargo, eso no quiere decir que no puedes activarte vespertinamente, si deseas ejercitarte a final del día, no te extiendas mucho o no lo hagas muy vigorosamente para evitar ese efecto vigorizante.

María Laura Garcia
Comenta y se parte de nuestra comunidad